Menu

¡Ésto es actitud! Ayrton Senna anima a los atletas brasileños de Rio 2016

El Instituto Ayrton Senna en colaboración con el estudio Le Cube ha creado un corto animado en el que se dan forma a los instantes más difíciles del piloto en el Gran Premio de Brasil de 1991…y cómo su fuerza de voluntad pudo con ellos.

Si con ésto los atletas brasileños no consiguen tantas medallas como quieran, no las conseguirán de ninguna forma. Nada menos que con una fantástica animación que da vida al relato del propio Senna en el que cuenta una de sus victorias más famosas (de tantas y tantas). Con este bonito corto se nos demuestra cómo antepuso su voluntad de ganar a los colosales problemas mecánicos de su McLaren. En otras palabras, cómo pudo sacar fuerzas de donde no las había para dominar a su monoplaza y a su propio cuerpo; su deseo de ganar en su propia tierra pudo con cualquier dificultad. Justo lo que se espera de su equipo paisano.

Ésto es sencillamente otro ejemplo más de por qué Senna fue único.

El mensaje del piloto brasileño no podía venir mejor para inspirar confianza y fuerza en estas olimpiadas de Río 2016. Lo más curioso de este emotivo vídeo es que ya fue enviado meses atrás a los atletas brasileños. Para ello se les entregó una pulsera con un código para verlo mediante una aplicación de realidad aumentada:

Valentía, valor, fuerza y un objetivo claro.

Os dejamos la traducción de los subtítulos. Así no os perderéis ni un ápice la energía que transmite el vídeo:

“Tuve una carrera difícil. Empezando con problemas en los neumáticos y seguidos de con problemas en el cambio. Perdí la quinta marcha y luego la tercera, y nada funcionaba.

Parecía ser el final para mí.

En rectas iba bien, pero en curvas lentas el coche era casi imposible de llevar. El esfuerzo que tuve que poner para conducir y para controlar el coche con el volante fue más difícil todavía, sujetándolo literalmente con los brazos. Tuve espasmos musculares en los hombros y en el cuello…

No pensé que fuera a ganar.

Pero cuando quedaban 3, 2 vueltas dije que si lo hacía, sería con sangre, sudor y lágrimas. Y pensé:

Vamos. He peleado mucho por ésto durante muchos años. Va a funcionar.

Los gritos que se oyen por radio y la euforia desatada de Senna dejan bien claro que, efectivamente, funcionó.

No podemos terminar sin traeros como guinda el vídeo con aquella última vuelta en la que Senna se convirtió en “profeta en su propia tierra”. Sigue siendo espeluznante oírle gritar a pleno pulmón por radio:

No sabemos todavía si la experiencia de Ayrton servirá como apoyo a los atletas de Brasil. Pero no cabe duda de que su palabras calan hondo. Al igual que le calaron a él mismo cuando más lo necesitó:

“Es un día que estoy seguro recordaré toda mi vida.”

 

Sobre el Autor

Agustín Martínez

Mecánico de camino a ser Ingeniero Mecánico. Amante de los coches desde la infancia; todo comenzó con un Citroën ZX y en algún momento seguirá con un Porsche 911. Otra gran afición que tengo son los videojuegos de conducción, por lo que también podéis verme escribiendo sobre ellos aquí o jugándolos como Gustingorriz

Sorry no comment yet.

Deja un comentario