Menu
Banner Colombes

Nuevos Audi A4 Avant y A5 Sportback g-tron, alimentados por gas natural: ¿alternativa al diésel?

Audi nos acaba de presentar los nuevos A4 Avant y A5 Sportback g-tron, las versiones impulsadas por gas natural comprimido que pretenden ser una alternativa real al diésel gracias a su autonomía y su bajo coste por cada kilómetro recorrido. Pero ¿son realmente una alternativa? ¿Cuál es su autonomía? ¿Y su precio? ¡Vamos a descubrir sus detalles!

Audi A4 Avant y A5 Sportback g-tron: gas natural como fuente de energía

Cuando un Audi lleva en su apellido las letras ‘tron’ significa que hay algo de especial en su fuente de alimentación. Bien puedan ser electrones (e-tron) o, como en este caso, gas natural. Realmente, estos nuevos A4 Avant y A5 Sportback g-tron no se alimentan únicamente de gas natural: su motor 2.0 TFSI es bivalente, lo que significa que puede funcionar tanto con gas natural como con gasolina.

En cualquier caso, la potencia del 2.0 TFSI es de 170 CV y el par máximo es de 270 Nm, disponibles entre 1650 y 4400 rpm. Valores que le sirven para hacer el 0 a 100 km/h en 8,4 segundos con el cambio S tronic (una décima más con el cambio manual). Con esta caja automática, la velocidad máxima es de 221 km/h en el A4 Avant g-tron y de 224 km/h en el A5 Sportback g-tron (223 y 226 km/h, respectivamente, con cambio manual).

El 2.0 TFSI de 170 CV, que funciona con gasolina y GNC, tiene pistones y las válvulas diferentes en los g-tron respecto al gasolina convencional para poder trabajar con una mayor relación de compresión

Respecto al 2.0 TFSI convencional hay algunos cambios para poder operar con el gas natural comprimido: pistones y válvulas son específicos de esta versión, y están adaptados para trabajar con una mayor relación de compresión. Así mismo, un sistema electrónico de control reduce la presión del gas procedente de los depósitos (donde se almacena a una presión de alrededor de 200 bar) hasta una cifra de servicio de entre 5 y 10 bar en el motor. Esta diferencia de presión depende de los requerimientos del conductor sobre el acelerador: a bajo régimen se trabaja con menor presión, y se incrementa cuando se acelera a fondo.

Consumo, autonomía y precio de los A4 Avant y A5 Sportback g-tron

El empleo del gas natural comprimido permite a estas versiones ser hasta un 40% más ahorradoras, según Audi, que sus homólogos de combustión de gasolina. Aunque teniendo en cuenta el coste por kilómetro y la autonomía, los A4 Avant y A5 Sportback g-tron se podrían comparar más a los diésel.

El consumo medio en las versiones con cambio S tronic es de 3,8 kg/100 km según ciclo NEDC, equivalente a unas emisiones de 102 g/km de CO2. Con el cambio manual, el A4 Avant g-tron consume 4,4 kg/100 km, dos décimas más que el A5 Sportback. Con los precios actuales del GNC (en torno a 0,95 €/kg) supone un coste para el cliente de menos de 4 euros por cada 100 km. En modo gasolina, que se activa automáticamente cuando el gas natural está próximo a su fin, el consumo medio es de 5,5 litros/100 km en el A4 Avant g-tron, y de 5,6 en el A5 Sportback g-tron en las versiones con cambio S tronic de siete velocidades (6,5 y 6,3, respectivamente, con el cambio manual).

Tanto el A4 Avant g-tron como el A5 Sportback g-tron homologan un consumo (con cambio S tronic) de 3,8 kg de GNC cada 100 km, lo que supone poco más de 3,6€/100 km

El gas natural se almacena en cuatro depósitos bajo la estructura de la parte trasera del vehículo, fabricados en polímeros reforzados con fibra de carbono y fibra de vidrio, que tienen una capacidad de 19 kilogramos de GNC y permiten una autonomía con gas natural de hasta 500 km. El depósito de gasolina es más pequeño que de costumbre, con 25 litros de capacidad, otorgando hasta 450 km extra de autonomía y sumando hasta 950 km entre las dos modalidades.

El Audi A4 Avant g-tron arranca en 43.010 euros, y en el caso del A5 Sportback g-tron el precio comienza en 46.000 euros. ¿Son los g-tron realmente una alternativa al diésel? La respuesta dependerá dependiendo de dónde vivas. Y es que mientras que la autonomía y el coste por kilómetro recorrido es similar al de las versiones de gasóleo, y el precio de adquisición es también parecido (un A4 Avant 2.0 TDI de 190 CV cuesta 42.910 €), el principal escollo es la red de repostaje de GNC en nuestro país, mucho más escasa que las de los combustibles fósiles más tradicionales. Por último, has de saber también que con estas versiones g-tron la DGT otorga la etiqueta de contaminación ECO, con las ventajas que ello conlleva.

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario