Menu
Banner Colombes

Un test del Delta S4 para recordar lo que molaba Lancia

Se trata de la grabación de una sesión de pruebas del espeluznante Lancia Delta S4 (038), cuando todavía estaba gestándose uno de los más exitosos y carismáticos “monstruos” del Grupo B

Incluso con grano y en calidad VHS, el Lancia Delta S4 sigue asustando y causando esa mezcla de respeto y admiración que muchos sentimos por cualquiera de los protagonistas de aquella sobrecogedora época del Rally… y por lo que podría haber pasado después. Os traemos un videorreportaje en el que Lancia prueba y prepara para la competición al que sería el sucesor del Lancia 037 e inspiraría en el futuro al Delta Integrale. Hay incluso quienes afirman que el rodaje se produjo entre el 1983 y 1984, en la provincia italiana de Torino.

Este vídeo, a pesar de su calidad digamos… vintage, podría presidir nuestra “videoteca” porque no le falta detalle: Tenemos un sonido tan intenso que corta la respiración, una cámara que logra unos ángulos donde se muestra un paso por curva al límite, ensayos de taller y por último, al equipo Lancia-Martini que trabaja con una artesanía y un cuidado que le valió a la marca su récord de 10 victorias en el Campeonato de Constructores del WRC y que, a día de hoy, no ha sido superado.

6 minutos de Lancia en estado puro:

Para rematar este espectacular cortometraje y para que os sumerjáis todavía más en aquella mañana nublada en la montaña, os quiero mostrar algunos detalles que podemos ver durante el vídeo y en qué momento aparecen:

  • A los 12 segundos, en el camión de recambios, podemos ver el trasero desmontado de un Lancia 037 e incluso varios monos de carreras.
  • A los 50 segundos comienza el primer test: Ese sonido agudo proviene del compresor del Delta S4 que, junto con un turbocompresor (sí, tambien), otorgaba a su motor de 1759 cm³ unos 456 CV trabajando a 2,5 bares de presión.
  • Minuto 1:14: Comenzamos a ver el montaje del Delta S4 en fábrica, justo después de ver su corazón en el banco de pruebas. El chasis que se está soldando es tubular de acero, con paneles de carbono ligero y kevlar
  • Minuto 1:25:  Los dos operarios montan su enorme intercooler en la parte superior para que el aire entrase lo más frío posible; una de las mayores prioridades de su hipervitaminado motor .
  • Minuto 1:46: Fin del test preliminar. Se revisa el estado del vehículo en caliente y es cuando el equipo comienza a subir la intensidad con el Delta…
  • Minuto 2:35: Delta S4 en estado puro. 960 Kg y tracción integral rodando al límite; los “latigazos” que se oyen son la válvula de descarga de turbo.
  • Minuto 3:05: Fin del test. El piloto comenta con su equipo qué ha notado tras pilotarlo y comienzan los ajustes en base a la experiencia: Método de prueba y error. Me atrevería a añadir que parecen hablar  de algo relacionado con el sobreviraje del coche y de la regulación del encendido (¿…Alguien que sepa italiano en la sala?)
  • A partir del minuto 4 comienza otro test más prolongado en el que se nos regalan más escenas a fondo y más sonido, en aceleración con el compresor y al reducir con la válvula de descarga y llamaradas producto de que alguna de sus 16 válvulas no cerrase a tiempo.
  • Para terminar en el minuto 6 vemos al Delta S4 ya “afinado” y con la decoración de Martini. Nos quedamos con las sacudidas que produce cuando el piloto le pisa a fondo y con el logo de Abarth en la aleta, prueba de que fueron quienes ayudaron a Lancia con la puesta a punto de su motor.

Cuando el control de encendido se regulaba con una mano experimentada y una llave acodada, así se sentía y vivía la competición. La ingeniería convivía en perfecta armonía con la mecánica, en lugar de mostrarse como dos disciplinas frías y lejanas que sólo coinciden a través de la informática. Imposible no ponerse nostálgico con vídeos como éste; eran otros tiempos… y era otra Lancia bien distinta a la de hoy día, que experimentaba, competía y ganaba.

Foto: Pinterest

Foto: Pinterest

Sobre el Autor

Agustín Martínez

Mecánico de camino a ser Ingeniero Mecánico. Amante de los coches desde la infancia; todo comenzó con un Citroën ZX y en algún momento seguirá con un Porsche 911. Otra gran afición que tengo son los videojuegos de conducción, por lo que también podéis verme escribiendo sobre ellos aquí o jugándolos como Gustingorriz
Comments (2)
  • Jose

    Hola Agustín, estaba viendo las teorías de la muerte de Toivonen y Sergio Cresto y el enlace del test me llevó hasta aquí. Muy interesante la información, simplemente comentar que el Delta S4 no montaba el motor Triflux, (flujos por dos colectores de escape con sus correspondientes turbos de alta y baja para disminuir el lag y un colector de admision) éste lo montaba el prototipo ECV y ECV II, sucesores del S4.

    • Agustín Martínez

      Toda la razón. el ECV1 se refiere a “EXPERIMENTAL COMPOSITE VEHICLE”, cuyo chasis evoluciona del Delta S4 pero su motor, con el sistema “triflux”, fue la novedad de este modelo incorporando 2 turbocompresores junto con el compresor volumétrico (tres flujos en total). El prototipo del S4 del vídeo es la primera versión de pruebas del que luego sería el S4 de rally solo lleva un turbo.

      Te agradezco la apreciación y paso a corregir el artículo. ¡Un saludo!

Deja un comentario