Menu
Banner Colombes

Un Citroën C4 Grand Picasso autónomo completa el primer trayecto sin ayuda del conductor en España

Ayer, un C4 Grand Picasso partía de la factoría que el grupo PSA Peugeot-Citroën tiene en Vigo en dirección a la otra fábrica del grupo en España, esta última en Villaverde, Madrid. Hasta aquí, nada reseñable, si no fuese porque este Grand Picasso es un tanto especial: es completamente autónomo. Y sí, el trayecto lo hizo de forma autónoma.

    Citroën C4 Grand Picasso autónomo - Madrid-Vigo_2Hace solo unos días, la DGT aprobaba la normativa que permite la circulación de coches autónomos por nuestras carreteras, dando así un gran paso adelante en pro de la movilidad del futuro. Y apenas unos días después, tras recibir PSA el permiso para realizar una prueba así, un coche autónomo del grupo francés se ha convertido en el primero que completa un trayecto de forma autónoma en carreteras abiertas del territorio español.

Citroën C4 Grand Picasso autónomo - Madrid-Vigo_3

Los 600 Km que separan ambos puntos fueron completados en varias etapas, ya que eran muchos los que querían subirse en el coche, entre periodistas y, cómo no, políticos de turno. Entre estos últimos, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo y la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáez de Santamaría, que mostraron su apoyo a esta tecnología.

Desde la marca esperan que en la década de 2020 sus coches equipen tecnología que los haga totalmente autónomos

Esta unidad es una de las cuatro que PSA tiene como prototipos de esta tecnología. Tras el trayecto Vigo-Madrid, este C4 Grand Picasso autónomo pondrá rumbo a Barcelona, y desde la capital condal a Marsella y de ahí a París.

Citroën C4 Grand Picasso autónomo - Madrid-Vigo_6

José Antonio León Capitán, director de comunicación y relaciones externas de PSA Peugeot-Citroën en la península ibérica, declaró: “El grupo PSA Peugeot-Citroën tiene previsto equipar algunos de sus vehículos de serie con sistemas de conducción autónoma a partir del año 2018” poniéndose en el horizonte la década de 2020 como la fecha para incorporar coches “lo más autónomos posible”, esto es: un segundo nivel de automatización, en el que podremos olvidarnos completamente también de manejar el volante. Unas fechas, sin duda, optimistas.

 

¿Qué tecnología incorpora este C4 Grand Picasso?

Para ser capaz de circular de forma autónoma, este coche incorpora multitud de sistemas electrónicos entre los que se cuentan un sistema de navegación GPS; radares delanteros y traseros, además de escáneres láser, para recabar los datos de distancia y velocidad de los vehículos que circulan delante y detrás; cámaras por todo el perímetro del vehículo, para saber dónde se encuentran los coches que nos rodean; centralita de guiado, que viene a ser el cerebro de todo el sistema y la que se encarga de gestionar los datos respecto a la dirección, aceleración y frenado del vehículo.

Citroën C4 Grand Picasso autónomo - Madrid-Vigo_7

Los radares, cámaras y escáneres incorporados no sólo detectan vehículos sino también peatones y obstáculos estáticos, como guardarraíles. Y, por supuesto, los sistemas que ya conocemos como el reconocimiento de señales o el guiado por el carril entre las líneas de la carretera, sistemas ambos, eso sí, mejorados.

Este coche permite una velocidad de entre 0 y 120 Km/h en conducción autónoma, si bien se puede desconectar esta función para tomar el conductor los mandos del vehículo.

 

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene esta tecnología?

La conducción autónoma supondrá, sin duda, un mejor aprovechamiento del tiempo (si sabemos emplearlo), donde podremos ir trabajando (depende de la profesión, vale…), leyendo un libro o los artículos de Planeta del Motor mientras vamos camino de nuestro destino.

Además, anula el factor del error humano, principal factor de los accidentes en carretera. Esto vendría seguido, lógicamente, de un aumento en la seguridad. En un futuro algo más lejano, todos los coches podrían ir conectados entre sí para llevar aún más lejos la prevención de accidentes y disminuir al mínimo la probabilidad de tener un accidente.

Y, como al fin y al cabo, se trata de eficiencia, también habría una mejora en los consumos energéticos, ya que la optimización de la conducción se vería reflejada también en este apartado.

Entre las contras se encuentran, por un lado la legislación y por otro, el completo desarrollo de la tecnología. En esto último, será cuestión de tiempo que los sistemas sean prácticamente infalibles, pero aún queda para ello.

La legislación a todos los niveles y el dilema moral en caso de elegir el mal menor son los dos grandes escollos a superar 

Respecto a la legislación, sí: la DGT ya ha aprobado que los coches autónomos circulen por la carretera pero, ¿qué hay de las aseguradoras? ¿Quién sería responsable entre el (improbable pero posible) accidente de dos coches autónomos? ¿Y entre el choque entre un coche autónomo y uno ‘de toda la vida’? ¿Qué consecuencias legales cabría tener en cuenta en caso de atropello?

He aquí un gran dilema en los coches autónomos: el dilema moral. Cómo habrían de programarse estos vehículos en caso de tener que elegir el mal menor: ¿estrello a mi conductor o esquivo la trayectoria que me hará atropellar a dos peatones?

Y ante esta situación, algunos esperamos que con el tiempo no acaben prohibiendo la conducción manual, “la de toda la vida”, la que disfrutamos girando el volante y pisando los pedales…

Aún queda camino, pero ya se están dando importantes pasos. Y como dijo Machado: “…se hace camino al andar“.

 

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.
Comments (5)
  • Citroën, Picasso y el DS que pintó - Planeta del Motor

    […] para envejecer sin muchos cambios, era sustituido en 2006 por su relevo conceptual, el C4 Picasso (ya hay hasta uno autónomo que ha recorrido España). Aún con la llegada del C4 Picasso, el Xsara Picasso se continuó vendiendo hasta 2010, aunque ya […]

  • arribi

    los quemados debemos asumirlo, los días de conducir por puro placer por carretera abierta están contados.

    en cuanto a la noticia en sí, me parece una iniciativa positiva que España se convierta en laboratorio de estos coches. ya que se van a desarrollar sí o sí, qué mejor que cederles nuestras carreteras a los fabricantes y que dejen su dinero aquí y así, de paso, nos vamos acostumbrando a un futuro muy (demasiado para mi gusto) cercano.

    PD: la fecha de 2020 no es demasiado optimista en mi opinión. creo sinceramente que en 5 años veremos coches autónomos por las calles. serán minoría, sí, pero pronto se convertirán en habituales.

    • Fernando Poveda

      El gran problema de los coches autónomos es el tema legislativo. ¿De quién/qué es la culpa en caso de accidente? La tecnología no creo que sea un gran problema.

      • arribi

        es obvio que será el mayor escollo que tendrán que sortear las marcas, aseguradoras y las instituciones. Volvo, por ejemplo, ha dicho que, en caso de accidente de uno de sus coches autónomos, será responsabilidad suya.

Deja un comentario