Menu
Banner Colombes

Toro Rosso “evoluciona” con su nuevo STR12

Toro Rosso STR12

Uno de los grandes cambios de lo que llevamos de pretemporada ha llegado con la presentación del nuevo Toro Rosso que se renueva tras años utilizando una imagen similar a la de su hermano mayor, Red Bull. El STR12, que así es como se llama se muestra azulgrana chillón, con una estética revolucionaria y un tándem de pilotos que lo conducirán en 2017 que espera, un año más, dar la campanada. ¿Conseguirá nuestro compatriota Carlos Sainz llevarlo a las primeras posiciones?

Rompedor es el adjetivo que define el STR12

Quizás nadie se esperaba verlo tan diferente a su antecesor, y no solo en cuestiones de pintura. El STR12 se muestra actualizado y con una mezcla de agresividad y moderación. Recordemos que es un monoplaza con una carga aerodinámica muy superior a su antecesor debido al nuevo reglamento y que recogerá una nueva evolución de su unidad estrenada de potencia Renault Sport.

El morro nos recuerda al Mercedes, con una nariz redondeada que incluye un S Duct, una solución similar a la que durante la mañana de domingo presentaban en Red Bull. Pontones revisados y de una apertura notable respecto a equipos como Ferrari o McLaren. También incluyen una aleta de tiburón que se está poniendo ya a la orden del día.

STR12 Toro Rosso 2

Mañana podremos verlo en pista de nuevo durante la primera jornada de test de pretemporada, una cita de la que os daremos todos los detalles desde aquí mismo, en Planeta del Motor.

Artículos relacionados: Red Bull presenta su RB13 enfrentándose a las supersticiones | Ferrari presenta el SF70-H, su nuevo monoplaza para 2017

Sobre el Autor

Pablo Izcue

Si me perdiera y tuvieran que encontrarme, me encontrarían lejos de Zaragoza, mi ciudad natal. Tendrían que buscarme en alguna de las curvas de Monza, esperando a que pasara algún V8 italiano que hiciera latir mi apasionado corazón. Me encanta transmitir los momentos y para ello utilizo la palabra, la imagen, ¡e incluso hasta la música!

Sorry no comment yet.

Deja un comentario