Menu
Banner Colombes

Subastado el primer Acura NSX 2017 de producción

La unidad #001 del nuevo Acura NSX ha conseguido alcanzar la elevada cifra de 1.2 millones de dólares en una subasta de Barret-Jackson hace unos días.

BJ-Acura-NSX-1024x666

A pesar de lo exagerado que pueda parecer para un coche que en condiciones normales costaría alrededor de 156.000 dólares, todo el dinero que se pagó por este modelo irá destinado a fundaciones como la Fundación Pediátrica de Tumores Cerebrales de Estados Unidos, entre otras.

Al igual que este NSX 2017, uno de sus antecesores más famosos y anteriormente en propiedad del gran Ayrton Senna, el NSX rojo del 92 fue subastado hace dos años por 91.000 euros. Si queréis saber algo más de él podéis hacerlo leyendo nuestro artículo sobre el Garaje de Senna

546b36611b1b6_-_nsx_6-lg

El NSX que nos compete ahora fue comprado por Rick Hendricks, dueño de Hendrick Motorsports, equipo de competición de la NASCAR. El mismo Hendricks compraría anteriormente otras primeras unidades de producción como el Chevrolet Corvette Z06 Coupe de 2015 por 1 millón de dólares, el primer 2012 Camaro ZL1 por 250.000 y el último BMW M5 “30 Jahre” por 700.000 dólares.

2017-acura-nsx-001

Con una potencia combinada de 573 CV, este híbrido de Acura consigue alcanzar los 96 km/h (60 mph) en 3 segundos y es capaz de llegar hasta los 307 km/h.

El NSX más caro que podrías comprar se sitúa en torno a los 205.700 dólares con todos los extras añadidos. Por esta suma de dinero obtendrías, entre otros lujos,  frenos carbocerámicos, el techo de fibra de carbono y el pack deportivo interior también en fibra de carbono.

Para despedirnos con buen sabor de boca os dejamos un corto vídeo de Acura que nos enseña imágenes  tanto del nuevo como del viejo pero atemporal NSX,  ¡disfrutad!

Fuente: Worldcarfans

Sobre el Autor

Manuel Heras

Estudiante de Biología aficionado a los coches y su evolución desde que tengo memoria. Enamorado del panorama americano y sus muscle & pony cars. ¿Mi debilidad? Ford.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario