Menu

Soy Hamilton y quiero tu Mustang, Ken Block

La misma semana en la que nos enteramos de que se subasta al mítico y monstruoso Optimus Prime, nos llega información de Auto Motor und Sport sobre el intento de compra del también monstruoso y espectacular Hoonicorn RTR de Ken Block. Al parecer, el interesado en adquirir este Mustang dopado fue el mismísimo Lewis Hamilton. El inglés, que se está haciendo un garaje de ensueño paso a paso, buscó añadir esta pieza a su colección. Sospecho que su nueva actitud de chico malo ha hecho que se vaya tras esta unidad.

ken_block

Según la fuente alemana, Block ha confesado que el piloto tricampeón del mundo de Fórmula 1 quiso comprarle su salvaje Mustang del 65. Recordemos que estamos ante una bestia de nada más y nada menos que 845 caballos condensados en un bloque V8 y con una transmisión a las cuatro ruedas instalada por RTR y ASD Motorsport. Todo montado sobre un chasis fabricado desde cero, que doblega a 976 Nm de par, y recubierto con una carrocería de un 65′ ensanchada hasta límites descabellados y con un paquete aerodinámico digno de mención.

mustang_4x4

Era noviembre de 2014 cuando Ken Block estrenaba la séptima de sus famosas Gymkhanas y nos sorprendía a todos con esta bestia, muy diferente al habitual Fiesta o al Impreza que usó en las primeras apariciones.

Como os anticipaba al principio, todo se ha quedado en un intento de compra. Ken Block enamorado de su Hoonicorn puso, al parecer, un precio tan desorbitado que Hamilton perdió el interés por el Mustang antes de iniciar negociaciones. El piloto y showman (en este caso hablamos de Block) no quiere desprenderse del coche y fue por eso por lo que fijó un precio tan alto. Lo siento, Lewis, este Mustang de miedo se queda en casa.

Y ahora, de regalo, una espectacular galería de la mano de Speedhunters.  El Hoonicorn durante el rodaje de la Gymkhana en las calles de Los Angeles. Una pena que con las fotos no venga el olor a goma quemada.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sobre el Autor

Rafa Rivera

A décimas de segundo de ser Ingeniero Aeroespacial. Nací en Córdoba y me crié entre un Escort y un Fiesta SuperSport. Enfadado con el mundo desde que en mi casa se compró un Ford Ka. Mi cabeza es una base de datos de coches, y solo coches, en constante actualización y estoy aquí para compartirla contigo.
Comment 1
  • Exóticamente brutal: GYMKHANA 8 - Planeta del Motor

    […] de sus famosas Gymkhanas. De nuevo repite peripecias con su preciado Fiesta RX43 de 660 CV. No, no le vendió su Mustang a Hamilton, pero quizá este Fiesta era el más indicado para batirse en duelo con cuatro de los mejores […]

Deja un comentario