Menu

¿Mercedes AMG GT-R o Porsche 911 Turbo? Los Safety Cars definitivos en 2018

safety cars 2018

Los Safety Cars son una parte fundamental del automovilismo. Cumpliendo con la normativa de la FIA que regula todas las disciplinas de deporte de motor, son los vehículos encargados de contener a los pilotos tras un incidente serio que ha dejado una situación de inseguridad en la pista para permitir la labor de limpieza por parte de los Comisarios. Mercedes ha copado durante más de dos décadas esta exclusiva posición que refrescaba con la salida de uno de sus nuevos deportivos, y este año no ha sido menos. Hace unas semanas, se oficializaba que el fabricante alemán continuará colaborando con la Fórmula 1 para velar por la seguridad con su última máquina, el AMG GT-R, la última evolución del biplaza de la marca de la estrella. Sin embargo, un duro rival ha surgido para ocupar su mismo puesto en el Mundial de Resistencia: el Porsche 911 Turbo. Te contamos a continuación de qué son capaces cada uno.

Mercedes AMG GT-R F1 Safety Car, la última evolución de AMG

safety cars 2018

Lo más de lo más. El Mercedes (de calle) más rápido del momento. La evolución más radical del AMG GT, el coupé por excelencia, que ha sido desarrollada expresamente en el Nürburgring con el fin de estar a la altura de cualquier situación y circuito. Bajo su capó, el V8 ahora ofrece casi 30 CV más que el GT-C, su antecesor, elevando la cifra de potencia hasta los 585 CV con una entrega de 700 Nm de par motor entre sólo 1.900 y 5.500 vueltas. Cifras de infarto que se traducen en un 0-100 en 3’6 segundos y una punta de 318 km/h.

Pero sus capacidades en línea recta no son lo más importante a tener en cuenta cuando 20 Fórmulas 1 te persiguen ferozmente intentando evitar un enfriamiento excesivo de frenos y neumáticos. Para garantizar pasos por curva dignos de un vehículo de competición, el AMG GT-R se guarda bajo la manga ciertas novedades tecnológicas. Elementos de aerodinámica activa situados en la zona frontal del suelo canalizan el flujo de aire con el fin de crear el efecto Venturi, pegando así el tren delantero al asfalto. Monta también un eje trasero direccional que favorece a la maniobrabilidad en general y más aún al trazado en virajes a alta velocidad. El control de tracción ajustable también resulta ser un añadido interesante, ya que a pesar de la experiencia que Bernd Maylander certifica, el AMG GT-R tiende a sacar la zaga a pasear más de la cuenta.

AMG GT-R, prestaciones dignas de un bólido de carreras para velar por la seguridad

safety cars 2018

Pero esto no es todo. Tal y como es apreciable en las imágenes, el “pace car” de la categoría reina del automovilismo está ligeramente modificado para acometer debidamente con su función. Coronando sobre el punto más alto del vehículo encontramos el puente de luces, fabricado en fibra de carbono. Dicho elemento ha sido desarrollado en un túnel de viento con el fin de no estropear demasiado la aerodinámica del AMG GT-R, y gracias a los esfuerzos de los ingenieros alemanes, ofrece muy poca resistencia aerodinámica y consigue redirigir parte del flujo del aire hacia el gigantesco alerón trasero. Porque, sí, esto no deja de ser la Fórmula 1, y aunque sea un coche de calle reconvertido, todo cuenta.

De igual manera, los faros convencionales también producen destellos acompasados con los del puente de luces, también así el portamatrículas trasero, que recuerda al primer piloto de la parrilla a qué vehículo está siguiendo. Todo el juego lumínico se controla desde dentro en una de las dos tabletas que encontramos. Finalmente, el vinilado, que ya luce con los logos actualizados por Liberty Media que tantas críticas recibieron, ha sido fijado sobre una pintura gris metalizada bastante más discreta que el habitual AMG Green Hell Magno mate.

Porsche 911 Turbo, competencia directa desde Alemania

safety cars 2018

Puede que el fabricante de Stuttgart haya acabado con su programa de desarrollo en la categoría LMP1 híbrida, pero su presencia en el Mundial de Resistencia se sigue haciendo notar en otras categorías, y más aún después de saber que desde 2018 hasta 2020 el Porsche 911 Turbo será el coche de seguridad oficial. Serán 16 las unidades que los alemanes destinen para todo tipo de usos , tanto para labores de seguridad en pista como para la vigilancia de los entornos.

Partiendo de lo que ya sabemos sobre esta generación del 911 Turbo, simplemente arrojaremos algunos datos para que podáis comprobar por vosotros mismos las diferencias entre ambos. Su motor bóxer biturbo de 3.8 litros ofrece 540 CV de potencia que se transmiten al asfalto a través de las 4 ruedas. Es por eso que el tiempo que este 911 Turbo tarda en acelerar desde parado hasta alcanzar los 100 km/h es seis décimas de segundo menor (3.0 s) que en el caso del Mercedes, y su punta, gracias al Sport Chrono pack, se fija en 320 km/h.

El Porsche 911 Turbo es sobre el papel el Safety Car más rápido

De estas 16 unidades que Porsche ha preparado, 2 viajarán de contínuo con la caravana del WEC y 3 de ellas se encontrarán permanentemente en el Circuito de Le Mans, las cuales podréis identificar fácilmente debido a los logos especiales que lucen. Curiosamente (o no), la decoración exterior en negro mate con líneas rojas recuerda mucho a los colores de competición de la propia marca, y en el parachoques trasero otro logotipo nos recuerda el 70 aniversario de historia de Porsche. Al igual que ocurre con el coche de seguridad de la F1, los 911 también están adaptados para poder cumplir con sus funciones. Una radio conecta a piloto y copiloto con dirección de carrera y, ¿habéis visto su puente de luces? Reiros ahora del túnel de viento de Mercedes…

Dicho esto, esperamos que durante esta temporada, las actuaciones de los Safety Cars no sean excesivas por lo obvio, pero no cabe duda de que disfrutaremos si la carrera se ve retenida por vehículos así. ¿A cuál te gustaría seguir en caravana en circuito? ¡Compártelo con nosotros!

En Planeta del Motor: Así funcionan, al menos hasta 2021, los motores V6 de la Fórmula 1 | ¡Confirmado! Fernando Alonso competirá en el WEC y las 24 Horas de Le Mans con Toyota

Sobre el Autor

Miguel Benito

Estudiante de ingeniería del automóvil. Convirtiendo los sueños en realidades. Desde pequeño trasteando con todo tipo de cosas que tenían ruedas. Ahora, tengo la oportunidad de hablar sobre un tipo concreto de máquinas apasionantes: los coches, claramente. De la capital.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario