Menu
Banner Colombes

Una necesaria tendencia: las rutas por Assetto Corsa

Siempre he dicho que Assetto Corsa me produce una sensación de amor y odio; amor porque no cabe duda de que Assetto es uno de los mejores simuladores del momento, gracias a sus coches detallados al milímetro, los circuitos escaneados a láser y un motor físico que las marcas reales utilizan para hacer simulaciones telemétricas.

Y es que cuando en Assetto conduces un coche, éste responde tal y como el modelo real le ha dicho al software que respondería…y el resultado es fascinante.

¿Y odio? Sí, también. Porque Assetto Corsa, aparte del impecable apartado gráfico, sonoro y físico poco más ofrece, honestamente. No hay sensación ninguna de progresión dentro del juego, no existe la inmersividad propia de los títulos de conducción simcade más famosos que “te invite a seguir jugando”. Sencillamente es un motor físico y gráfico con menús para que lo puedas entender.

La falta de progresión del juego ha hecho que la comunidad online se divierta  conduciendo sin competir o incluso haciendo tandas o rutas por Assetto Corsa

Assetto Corsa es un juego para que conduzcas, sin más. Por supuesto tiene una IA (Inteligencia Artificial) desafiante que ofrece carreras divertidas y exigentes y siempre tenemos el modo online, donde cualquier jugador puede crear salas donde elegir circuito, coches admitidos y las establecer reglas para competir en línea, con más o menos éxito…

Pero resulta que una gran parte de la comunidad no ve -vemos- a Assetto como un simulador de competición propiamente dicho, sino como un simulador con el que entrenar, divertirte o lo más interesante: probar coches.

Las físicas tan perfeccionadas de Assetto Corsa nos sirven para profundizar en las características de cada modelo

Precisamente ésta es una de las actividades que más me gusta hacer en el simulador desarrolado por Kunos Simulazioni. Assetto empezó muy fuerte con la inclusión de Ferrari y Pagani a su listado de marcas; más tarde llegó Lamborghini y por último Porsche hizo su debut en el juego tras la ruptura del pacto de exclusividad con EA Games.

Son solo 3 ejemplos de las decenas de marcas disponibles en Assetto como Alfa Romeo, Mercedes, BMW, Audi, Nissan, Toyota…y lo mejor es que todas ellas cuentan con sus propios datos telemétricos.

Para que os hagáis una idea de las sensaciones tan reales que puede darnos hacer rutas por Assetto Corsa, os dejo mi último gameplay en el que probamos uno de los Porsches más carismáticos del juego -y de la marca-: el 911 R.

Como ya os contamos en el momento de su presentación, el Porsche 911 R es un homenaje a los puristas de la marca, ofreciendo la conducción de antaño con las prestaciones de hoy. Estamos hablando de un Porsche 911 GT3 RS sin alerón, más “adecentado” para la calle pero con el mismo motor de 4,0 litros y 500 CV pegado detrás. El matiz llega cuando el motor se comunica con el piloto a través una caja de cambios manual de 6 velocidades. Ahí el porqué de su enorme cotización, añadiendo además el hecho de que esta edición quedó limitada a 991 unidades, las cuales fueron vendidas incluso antes del inicio de la producción

Debido a esto, creo que lo más cerca que podré estar de pilotar un Porsche 911 R será a base de rutas por Assetto Corsa…

Los mods hacen todo lo demás

Debo concluír diciendo que crear un ambiente tan sumamente edénico necesita de los geniales mods de la comunidad; Assetto Corsa -hablando de su versión de PC, por supuesto- tiene infinitas posibilidades a la hora de añadir circuitos, escenarios y vehículos como contenido extra; si piensas en un coche con el más mínimo renombre en el mundo del motor, probablemente podrá ser añadido como contenido no oficial a Assetto Corsa.

Y sobre los circuitos ocurre lo mismo, solo que además existe la tendencia de crear circuitos con carreteras abiertas sinuosas, muy técnicas y gráficamente espectaculares -casi al mismo nivel de detalle que el del propio juego-. Bien sea para usarlas como etapas de rally o sencillamente para utilizarlas en servidores online para caravanas de jugadores, batallas estilo touge o divertirte con el coche. Ahí es cuando las rutas por Assetto Corsa cobran todo su sentido y su esplendor

Si todavía os cuesta entender qué diversión puede irse de rutas por Assetto Corsa, sin carreras ni tiempos a batir, os dejo otro gameplay que hice tiempo atrás donde creo que queda perfectamente representado, y tanto el circuito como el coche son mods de la comunidad:

Volante y horas muertas

Siempre que algún conocido me ha preguntado si debería comprarse o no Assetto Corsa, le he hecho dos preguntas: si dispone de un volante con force feedback -totalmente imprescindible para exprimirlo al máximo- y si le gustan los coches.

¡Pero no le estoy preguntando si le gustan “las carreras”, que es algo muy general! Le estoy preguntando si le gusta el mundo del automóvil: si conoce marcas, modelos, historias y si es capaz de meterse en Nürburgring sencillamente para disfrutar del coche que esté pilotando en ese momento (cosa a la que se dedican varios servidores online de Assetto de temática trackday, por cierto).

Porque, en mi humilde opinión, si alguien quiere Assetto Corsa para competir, le servirá durante un tiempo, pero luego lo encontrará muy limitado, carente de disciplina y de orden. Pero si piensa en Assetto Corsa como un simulador de conducción, en el completo sentido de la palabra y aplicado a las posibilidades que ofrece si no piensas constantemente en la bandera a cuadros, se va a encontrar un diamante en bruto al que pulir añadiéndole tus modelos favoritos y tus pistas favoritas, convirtiéndolo de este modo en tu propio simulador.

“Your racing simulator” reza su eslógan.

Artículos relacionados: Un minuto de Porsche 911 GT3, un minuto de sonido visceral a 9.000 rpm¡Nuestra propia Holy Trinity en Assetto Corsa! (Gameplay)¡Este es el Porsche 911 R de Horacio Pagani! Y no es su único Porsche…

Sobre el Autor

Agustín Martínez

Mecánico de camino a ser Ingeniero Mecánico. Amante de los coches desde la infancia; todo comenzó con un Citroën ZX y en algún momento seguirá con un Porsche 911. Otra gran afición que tengo son los videojuegos de conducción, por lo que también podéis verme escribiendo sobre ellos aquí o jugándolos como Gustingorriz

Sorry no comment yet.

Deja un comentario