Menu

Todo lo que tienes que saber sobre el catalizador

La catálisis es un proceso en el que se aumenta la velocidad de una reacción química. Para aumentar esta velocidad se usan unas sustancias denominadas catalizadores, y es de ahí de donde viene el nombre de la pieza que tenemos en nuestro coche. A diferencia de los reactivos, los catalizadores no se consumen cuando entran en juego en la reacción.

En los tiempos que corren el catalizador se ha convertido en un elemento muy importante en nuestro vehículo. Sin él, la contaminación atmosférica sería muchísimo mayor aún, además de que respiraríamos gases muy perjudiciales para nuestros pulmones. Mediante la técnica de la catálisis, el catalizador disminuye los elementos contaminantes contenidos en los gases de escape cuando estos entran en contacto con su superficie activa. En definitiva es un obstáculo por el que deben pasar los gases a través de su recorrido desde el motor al exterior por el sistema de escape.

catalizador esquema

www.mecanicaenaccion.com

El catalizador se monta inmediatamente después del colector de escape, ya que es ahí donde los gases circulan con una temperatura elevada constante. La temperatura vuelve a subir dentro del catalizador pudiendo llegar hasta los 700ºC, alcanzando así una energía calorífica óptima para realizar las transformaciones químicas.

Por fuera el catalizador no es más que un recipiente de acero inoxidable que suele estar recubierto con una carcasa metálica que aisla térmicamente al catalizador de sus alrededores. Por dentro, un soporte cerámico o de monolito, normalmente con forma cilíndrica u oval y provisto de una estructura de celdillas en panal de abeja, está impregnado en una resina. Esta resina contiene los elementos nobles metálicos (platino, paladio, rodio) que permiten la oxidación y facilitan la reducción. El monolito está formado por miles de minúsculos canales por donde pasan los gases de escape. El recorrido que forman las paredes de estos canales (material catalizador) tiene una distancia equivalente a tres campos de fútbol.

celdillas catalizador

La oxidación y la reducción son los dos procesos fundamentales que se dan dentro de nuestro catalizador. En la reducción catalítica se rompen las moléculas de óxido de nitrógeno y aparecen moléculas de nitrógeno y de oxígeno. Así, dos moléculas de óxido de nitrógeno darán lugar a una de nitrógeno y a otra de oxígeno. Por otro lado, en la oxidación, el catalizador hace de soporte para completar la combustión del, tan perjudicial, monóxido de carbono y de los hidrocarburos residuales. Para esta oxidación o “re-combustión” se necesita oxígeno. De calcular cuánto se encarga, como ya explicamos aquí, la Sonda Lambda. Esta sonda, además de calcular el porcentaje perfecto para una combustión óptima en el motor, hace mediciones constantes para que al catalizador llegue el oxígeno necesario para la oxidación catalítica.

Existen varios tipos de catalizador; el más común, complejo y caro es el catalizador de tres vías. Es el que más se monta en la actualidad aunque hay otros como el simple catalizador oxidante o el de catalizador de dos vías, que es el que suelen usar los coches de fabricación americana. El catalizador de bucle cerrado o de tres vías se llama así porque reduce los tres gases nocivos simultáneamente. Monóxido de carbono (CO), hidrocarburos (HC) y óxido de nitrógeno (NOx).

funcion_catalizador

www.ngk.de

¿Funciona bien mi catalizador?

Como cualquier otro componente de nuestro coche, el catalizador puede estropearse. Si bien es cierto que no es un elemento con funcionamiento mecánico puede dejar de hacer bien su función incurriendo incluso en mal comportamiento del sistema de escape para la salud del motor. Por ello, si tu catalizador no está trabajando bien lo mejor es que pases por el taller, sobretodo si tienes visita cercana a la ITV.

Si percibes un ruido metálico debajo del coche puede que sea debido a que el panel cerámico del interior del catalizador se ha fracturado y los diferentes trozos están moviéndose libremente en el interior, golpeando las paredes del catalizador.

catalizador roto

Otro indicativo de un fallo en el catalizador es la presencia de un humo denso y de olor extraño cerca de la salida de escape.

Dependiendo del coche y de sus especificaciones, el fallo en el catalizador dará lugar a problemas en el rendimiento del motor o no. Los fallos pueden darse tanto al ralentí como acelerando. Si el catalizador está obstruido el coche se calará estando al ralentí o notarás como no tiene tanta potencia como debería al acelerar.

Para alargar al máximo la vida útil del catalizador es recomendable revisarlo periódicamente, además de mantener en buen estado elementos como bujías, filtro de aceite o la Sonda Lambda.

“Me gustaría denunciar un robo señor agente, me han robado el catalizador”

Aunque parezca mentira, desde hace un lustro está de moda robar catalizadores. Para que los catalizadores puedan hacer su trabajo, tal y como os hemos descrito antes, están fabricados con platino, paladio y rodio. Estos tres metales se “cotizan” muy bien en el mercado negro. Los ladrones pueden llegar a obtener hasta 30 euros por un solo gramo de metal. 125348 (1)Según el catalizador que monte nuestro coche, el peso de cada uno de los tres metales varía de uno a dos gramos y como cada gramo de cualquiera de los tres metales se puede vender por unos 30 euros (a veces incluso más), si hacemos cuentas… Pero claro, cuando el ladrón de catalizadores sale a robar lo hace para llevarse un buen botín, y es que la policía calcula que con un par de herramientas y unas manos rápidas se pueden llegar a robar treinta catalizadores en una hora. Por lo tanto si sumamos y multiplicamos, una hora robando catalizadores puede suponer unos 2500 euros. Además los ladrones eligen este tipo de robo porque mientras lo realizan están escondidos debajo del coche en cuestión.

 

Como he dicho, el catalizador es muy importante en nuestro coche, pero no es del todo indispensable. En nada te cuento todo lo que tienes que saber sobre el supresor de catalizador.

Sobre el Autor

Rafa Rivera

A décimas de segundo de ser Ingeniero Aeroespacial. Nací en Córdoba y me crié entre un Escort y un Fiesta SuperSport. Enfadado con el mundo desde que en mi casa se compró un Ford Ka. Mi cabeza es una base de datos de coches, y solo coches, en constante actualización y estoy aquí para compartirla contigo.
Comments (3)
  • Alejanro cabral

    ¿La distancia entre un sendor y un catalizador debe conservarse exacta para que no indique falla del catalizador? En caso afirmativo ¿cual es la distancia para una express van 2004, 4.3, 1500, V6?

  • arribi

    el catalizador, que yo sepa, solo tiene una función “ecológica”. de hecho, “mecánicamente” lo único que hace es obstaculizar la salida de gases. yo tuve el problema que mencionas de que se oyera piezas metálicas “bailando” bajo el coche y era, efectivamente, que el catalizador estaba estropeado.

    en cuanto al supresor del catalizador (que será ilegal, imagino), aumentará la potencia del motor a costa de la “ecología”. otro método casero es el de vaciar el recipiente del catalizador, que no obstaculizará la salida de los gases y puede colar en la ITV si tu coche no se pasa de niveles.

    • Rafa Rivera

      En efecto, el catalizador no tiene partes móviles ni nada por el estilo. Son los gases los que circulan dentro de él y a través de sus galerías.
      Sobre el supresor publicaremos un artículo muy pronto, ahí hablaremos de lo que tú nombras; puede instalarse un supresor o también existe la opción de vaciar el catalizador. Además, los pros, contras y lo que pasa con el tema de la ITV.

      Un saludo y nos leemos 😉

Deja un comentario