Menu
Banner Colombes

Renault Clio R.S.16: 275 CV para un utilitario, sí

Gracias Renault por este Clio R.S.16, Gracias

Gracias por negarte a dejar que desaparezca una de las facetas por las que muchos te tienen un enorme aprecio, por ser ejemplo de que el automóvil francés tiene una personalidad única e incomparable y como remate, gracias por ser fiel a esa bonita tradición tuya de meter un motor completamente desorbitado en tu utilitario más famoso. Desde el primer Clio hasta la actual generación, siempre hemos contado con una versión “extrema” -y sin meternos a hablar del anterior Renault 5-. Ahora, continuando con este linaje, Renault nos ha descubierto durante el Gran Prix de Mónaco al brutal Clio R.S.16.

renault-clio-rs-16-275-cv-02

“Clio, ¿Quién si no?”

El eslógan que tiempo atrás se usó para el Clio Williams nos viene de perlas para hablar de lo que Renault ha decidido regalarse por el 40 aniversario de su división Renault Sport; algo “alocado” según palabras del director general de Renault, Patrice Ratti, a la revista evo. La idea era algo como el glorioso Renault Clio V6, pero más rápido y mejor.

renault-clio-rs-16-concept-mascoche_05-1024x682

¿Cómo se logra ésto? Cogiendo el motor del Renault Megane Trophy-R y acoplándoselo al noble y ligero Clio. Con ello se logra una relación potencia/peso de 224 CV por tonelada. La mejor cifra hasta la fecha en un Renault Sport, y probablemente la mejor dentro de los Hot-Hatchs: objetivo cumplido.

Es más, cuando el equipo de Renault Sport comenzó a concebir el nuevo modelo en Octubre del pasado año incluso pensaron en hacer un verdadero homenaje al Clio V6 situando el motor y el tren motriz del Clio R.S.16 en la zona trasera del vehículo. Nos hubiese encantado ver algo así, pero el gran aumento de peso que hubiera supuesto fue determinante para desestimar la idea. “Se nos dan mejor los vehículos con motor delantero y tracción delantera”, dice el director de Renault.

Con partes de la Renault Kangoo

Mecánicamente nos encontramos con un motor de 2 litros turbo con 275 CV del Megane Trophy-R, su caja de cambios manual de 6 velocidades, todo ello con su mismo sistema de refrigeración y el mismo diferencial de deslizamiento limitado. Por supuesto no todo ha sido tan sencillo cuenta Ratti; el Clio R.S.16 además ha tenido que ser reforzado en la totalidad de su chasis y muchas de sus zonas han debido adaptarse para recibir al nuevo conjunto mecánico notablemente más grande y con un par motor más agresivo.

Todo el proceso de adaptación os lo relataremos con más detalle si seguís leyendo, pero si queréis os lo puede contar el propio Patrice Ratti en este vídeo dedicado al diseño y desarrollo del Clio R.S.16:

Renault Sport conocía la dificultad añadida, pero no obstante lo veía posible. Con la ilusión de cumplir los 40 se han tenido que rediseñar varias zonas del subchasis delantero, usando soportes más grandes y para la zona trasera directamente se ha adaptado el subchasis de la Renault Kangoo (para ganar robustez nada mejor que una furgoneta, ¿verdad?) Con el motor aumentó el peso notablemente, pero como contrapunto la caja manual es más ligera que la caja DCT del Clio estándar, por lo que todo el conjunto motriz conserva el mismo peso aproximado. La guinda del conjunto es el escape de Akrapovic que dará al Clio R.S.16 un sonido espectacular, afirman.

renault-clio-rs-16-275-cv-06

La suspensión PerfoHub proviene del Clio III R.S., la cual calculan que podrá aguantar el par del nuevo motor con los brazos de suspensión adaptados a su vez para poder albergar el nuevo bloque y unos frenos de mayor rendimiento. El travesaño trasero ha sido reforzado con el mismo que utiliza el Clio R3T de Rally para que el coche amplíe sus límites de rigidez e inclinación de las ruedas. El ancho de vía se ha aumentado un total de 60 mm para que puedan acoplarse los mismos amortiguadores ajustables Ohlins que monta el Megane Trophy-R. El contacto con el suelo queda asegurado por unos Michelin Pilot Sport Cup 2, montados sobre llantas Speedline Turini.

¿Software del Dacia Sandero? Como lo oyes…

Tiempo atrás en Renault, acoplar un motor de carreras en un chasis de utilitario hubiese sido cuestión en ensanchar, acoplar y poner una pegatina “TURBO” bien grande para alertar del peligro. Hoy día la tecnología ha avanzado en busca de la precisión y el control, por ello los “trasplantes” de mecánica han aumentado en complejidad. Éste es el caso que se ha dado al adaptar el conjunto motriz del Megane Trophy-R al Clio R.S.16 y donde encontramos otro dato anecdótico: Para que la electrónica proveniente del Trophy-R interpretase a la del chasis del Clio (ABS y ESP) han utilizado el software del Dacia Sandero como intermediario, ya que éste puede leer ambas. Gente con recursos es lo que vemos aquí…

renault-clio-rs-16-275-cv-01

Lo queremos ver en producción, y Renault también

Lo que vemos por fuera es un Clio de aspecto imponente y que deja claro que no es en absoluto “normal”. El vistoso alerón trasero prestado del Clio Cup logra ofrecer una carga aerodinámica cercana a los 40 Kg a altas velocidades. Otros componentes propios de competición son los asientos heredados de Trophy-R (Está bien pensar en el piloto de vez en cuando…), la pintura Liquid Yellow propia de los Renault Sport y los faldones y guardabarros ensanchados para esconder todos los elementos del tren motriz mencionados anteriormente. Por supuesto no tiene aire acondicionado para no pasar así de los 1200 Kg.

renault-clio-rs-16-275-cv-03

Terminando con los apuntes que Renault dio a evo, si el Clio R.S.16 sale a producción -motivo por el que Renault ha mimado tanto plataforma y chasis- se contemplan unas 250 unidades rondando los 44600 €. La presentación oficial del modelo en UK llegará en el festival de Goodwood los días 24 y 26 de Junio.

Sobre el Autor

Agustín Martínez

Mecánico de camino a ser Ingeniero Mecánico. Amante de los coches desde la infancia; todo comenzó con un Citroën ZX y en algún momento seguirá con un Porsche 911. Otra gran afición que tengo son los videojuegos de conducción, por lo que también podéis verme escribiendo sobre ellos aquí o jugándolos como Gustingorriz
Comments (2)
  • Ander Arribillaga

    Ole ole y ole, por fin Renault vuelve al camino que nunca debió de abandonar. Ojalá salga a producción y de paso el Clio RS normal recupere la radicalidad que ha perdido en esta generación.

Deja un comentario