Menu
Banner Colombes

Recordamos el (aún) asombroso Richard Burns Rally

Cada vez que un nuevo videojuego aparece “a escena” y obtiene buenas o malas críticas, es una acertada costumbre echar un vistazo a su pasado para conocer los orígenes del mismo; un ejemplo sería volver a jugar a la primera entrega de un juego tras haber probado la quinta y notar, además del evidente salto gráfico y técnico, si consigue mantener sus rasgos, su estilo o si consigue transmitirnos las mismas sensaciones tras tanto tiempo.

Muchas desarrolladoras se han dado cuenta de que sus seguidores tienen memoria y que van a medir sus juegos por su innovación, pero partiendo de la base de lo “ya conocido” y que se sabe que gustó; los casos más sonados han sido DiRT Rally, que evoca a los tiempos de Colin McRae Rally del 1998 en la primera Playstation pero con la potencia gráfica del 2016 o la saga Need for Speed, que ha regresado en el 2015 a la cultura callejera del tuning propia de principios del 2000 que a tantos enamoró y a otros…no.

Pero existe en los juegos de carreras uno en concreto dentro del subgénero de Rally, que permanece inalterable en su estátus de “impecable”. Un juego que fue creado por una empresa que entró en bancarrota años después, pero que hoy se sigue jugando y comparando con los últimos y más potentes juegos de su género. Un juego que es el cánon con el que se han medido (y miden) todos los lanzamientos de después. Ese juego se llama Richard Burns Rally.

Sorprendentemente este juego no está dentro de la lista de entregas de Colin McRae (o DiRT más tarde), sino que fue un juego que se lanzó aprovechando el triunfo del piloto inglés Richard Burns en el Campeonato del Mundo de Rally del año 2001. Los dos juegos rivalizaron al mismo tiempo que los pilotos que les dieron sus nombres, pero Richard Burns Rally (o RBR) era en completo desconocido mientras que Colin McRae ya tenía sus dos primeras entregas de enorme éxito allá por el 2002.

Su desarrolladora, Warthog Studios, no tenía tanto presupuesto como la poderosa Codemasters (dato curioso es que todos los coches usan el mismo sonido, pero con distinto tono, un truco muchas veces usado en el sonido de videojuegos), pero supo hacer un juego que cautivó por un motor físico extremadamente avanzado en comparación con cualquier otro juego del tipo realista de su momento. RBR estaba planteado para jugarlo únicamente con volante y pedales porque más tarde te aclara que estás ante un simulador, justo en el momento en el que puedes elegir transmisión automática o manual para jugar; como si se fuera a reír de tí si eligieras automática…

Richard-Burns-Rally-Accent

Hyundai Accent en una subida de EEUU – Foto: Gustingorriz

Sensaciones como la transferencia de peso, la suspensión, el agarre y el par motor son los puntos más fuertes de Richard Burns Rally. Son tan realistas que incluso puedes aprender con él técnicas reales que usan los pilotos de competición, como la llamada “sacudida escandinava”. Una conducción tan precisa exige poder ajustar el coche con un menú de parámetros del vehículo más propio de nuestra sección Técnica que de un videojuego, pudiendo ajustar valores que asombran por el nivel de exactitud: Geometría de suspensión, convergencia, mapas diferenciales, reparto del torque… Puntos comunes de los mejores simuladores.

El ajuste de los valores de rendimiento del coche tiene una precisión raramente vista en otros juegos de Rally

El ajuste de los valores de rendimiento del coche tiene una precisión raramente vista en otros juegos de Rally – Foto: Gustingorriz

Es tanta la devoción que su comunidad de jugadores tiene por él que han desarrollado (y se sigue desarrollando hoy día) una enorme comunidad de modding que permite desde actualizar sus gráficos hasta competir online a un juego que sólo tenía multijugador local. Muchas webs de todo el mundo (incluyendo algunas españolas como SIM-CONTROL o FACHM) organizan campeonatos cronometrados donde se publican tiempos y sirven como “organizadores” de los eventos virtuales. Se deciden los coches, los tramos y las condiciones del mismo para que todos compitan en igualdad. Las mayores comunidades son Rallyesim.com (francesa) y rbr.onlineracing.cz (Checa)

Éste es un ejemplo de los cuadros de tiempos para campeonatos de RBR - Foto: rbrextremadura.blogspot.com

Éste es un ejemplo de los cuadros de tiempos para campeonatos de RBR – Foto: rbrextremadura.blogspot.com

Richard Burns Rally es el juego “con el que medirse”, tanto si juegas a juegos de Rally, como si quieres desarrollar un videojuego de Rally. El género estaba eclipsado de juegos más casuales e inevitablemente enfocados al estilo Arcade donde hasta nos han obligado a hacer Gymkanas para avanzar en el mismo…. Solo con DiRT Rally parece que ha surgido un rival a la altura de RBR…14 años más tarde. Os animo a que lo probéis y si sois jugadores asiduos a él nos contéis vuestras impresiones.

Richard-Burns-Rally-Impreza

Subaru Impreza deslizándose con estilo en un Japón lluvioso – Foto: Gustingorriz

 

Sobre el Autor

Agustín Martínez

Mecánico de camino a ser Ingeniero Mecánico. Amante de los coches desde la infancia; todo comenzó con un Citroën ZX y en algún momento seguirá con un Porsche 911. Otra gran afición que tengo son los videojuegos de conducción, por lo que también podéis verme escribiendo sobre ellos aquí o jugándolos como Gustingorriz

Sorry no comment yet.

Deja un comentario