Menu

Prueba Peugeot 508 GT Line 2019: un león en busca de su corona

Peugeot 508

Probamos el nuevo Peugeot 508, una berlina totalmente renovada que rehuye de lo tradicional y obedece a un planteamiento deportivo y emocional para convencer al público más jóven y dinámico. Estamos ante un modelo con una dotación tecnológica de última generación, un diseño mucho más atractivo que su antecesor y un comportamiento dinámico realmente bueno.

Un diseño atractivo, tecnológica de ultima generación, buenos acabados y una dinámica realmente buena son algunas de las claves del nuevo Peugeot 508

Como de costumbre tengo que volver a sacar el tema de los SUV. En esta ocasión se trata de un tema de espacio de carga y habitabilidad. El hecho de que el público busque estas dos premisas al comprar un todocamino permite que los fabricantes se tomen «ciertas licencias» a la hora de trabajar sobre el diseño de una berlina. Y en este punto es donde Peugeot se ha servido de extensa tradición en la comercialización de vehículos del segmento D para tratar de relanzar las ventas de un formato de carrocería que ha experimentado una pronunciada caída de ventas en los últimos años.

Peugeot 508

El nuevo Peugeot 508 es un coche con un enorme ejercicio de diseño a sus espaldas gracias a lo cual es capaz de acaparar todas las miradas (hemos dado buena cuenta de ello durante la semana de prueba). Un trabajo realmente bueno por parte de Peugeot que ha sabido adaptar muy bien el nuevo lenguaje de diseño que conocimos en los Peugeot 3008 y el 5008. Se trata de un producto que, podemos decir, toma como referencia lo mejor de una berlina y un gran turismo.

La firma del león ha sabido adaptar muy bien a su berlina el nuevo lenguaje de diseño que ya conocimos en los Peugeot 3008 y 5008

El nuevo Peugeot 508 se presentó en el Salón de Ginebra 2018 para luchar de tú a tú con rivales como el Opel Insignia, el Volkswagen Arteon, el Kia Stinger, el Audi A4 o el BMW Serie 3. La oferta mecánica se compone de cinco opciones distintas: dos versiones gasolina y tres diésel. Además existen cinco niveles acabados distintos: Active, Business Line, Allure, GT Line y GT.

Peugeot 508

En esta ocasión probamos el Peugeot 508 con motor 1.5 BlueHDi de 130 CV y cambio manual de seis velocidades, en esta unidad de prensa que además cuenta con el acabado GT Line. Nuestra configuración tiene un precio de partida de 40.970 euros incluyendo transporte, IVA e impuesto de matriculación. Nos ponemos en marcha para analizar todos los detalles del modelo francés.

Diseño exterior rompedor y cambio de proporciones

El nuevo Peugeot 508 luce una imagen muy llamativa, con líneas marcadas y una estética rompedora que poco o nada tiene que ver con su antecesor. Lo mires por donde lo mires, es un coche muy atractivo de los que entra por los ojos nada más verlo.

Peugeot 508

En un mercado copado por la moda SUV, nos alegra comprobar que la firma del león continúa apostando por las berlinas de corte deportivo como en su día hiciera con modelos tan icónicos como el Peugeot 504 Coupé o el Peugeot 406 Coupé Pininfarina.

Si nos fijamos en la silueta de la berlina francesa y la comparamos con su antecesor, apreciamos un importante cambio en sus cotas. El nuevo Peugeot 508 mide 4,75 metros de largo, 1,85 metros de ancho y 1,40 metros de alto. Ahora es 8 centímetros más corto, 3 centímetros más ancho y 6 centímetros más bajo. La distancia entre ejes se acorta ligeramente hasta los 2,79 metros, mientras que la aerodinámica mejora y ofrece un coeficiente de 0,26 Cx.

Peugeot ha dado un giro radical al diseño exterior del nuevo 508 que ahora presenta un aspecto más deportivo, moderno y atractivo

Peugeot 508

El frontal refleja una mirada agresiva con unos faros que presentan una firma lumínica en forma de colmillo. Estos trazos felinos que aportan fuerza y llegan hasta la parte baja del paragolpes se han hecho extensivos a otros modelos de la firma, como el nuevo Peugeot 208. En la parte delantera encontramos un guiño al pasado con la inserción de la denominación 508 sobre el capó al igual que en su tiempo lucía el Peugeot 504. 

Peugeot 508

Visto de perfil, la carrocería tipo fastback presenta una caída del techo bastante pronunciada hasta el pilar C realzando su línea coupé. La ausencia de marcos en las puertas también conjuga con esta filosofía. Esta vista se complementa con unas enormes llantas Hirone Bitono de 18 pulgadas que vienen montadas sobre un juego de neumáticos Michelin Pilot Sport 4 de medida 235/40 ZR.

Peugeot 508

En la zaga encontramos unos grupos ópticos oscurecidos con tecnología Full LED tridimensional unidos por un aplique negro con el logotipo del león en el centro. Uno de los detalles estéticos más llamativos de la trasera tiene que ver con la ligera protuberancia aerodinámica del portón que pretende ser alerón. En este acabado GT Line el paragolpes trasero monta un difusor negro brillante con dos salidas de escape simuladas en forma trapezoidal. Una solución que desafortunadamente tan solo es funcional en el acabado GT, el más alto de la gama.

Una de las claves estéticas que más personalidad otorgan a la nueva berlina de la firma del león es la pronunciada caída del techo hasta el pilar C

El nuevo Peugeot 508 se asienta sobre la plataforma EMP2 del Grupo PSA, la misma que encontramos en modelos como el Peugeot 308, el Peugeot Rifter o el Citroën C4 Space Tourer. Nuestra unidad de pruebas luce un bonito color Rojo Ultimate que tiene un coste de 790 euros. En total, tenemos a nuestra disposición una paleta formada por nueve tonalidades distintas con las que personalizar a nuestro gusto el sedán francés. 

Tecnología y diseño de vanguardia

Si el exterior ha recibido una completa renovación, de puertas para adentro el cambio es aún más notable. El interior del Peugeot 508 está lleno de detalles profundamente estudiados por parte del Peugeot Design Lab. Los franceses han dado un enorme salto de calidad en este apartado.

Peugeot 508

Una vez sentados en el puesto de conducción se respira una atmósfera sobresaliente propia de modelos de marcas premium. Esto es gracias a un diseño vanguardista que combina buenos ajustes con una acertada selección de los materiales empleados (salvo algunas molduras acabadas en Piano Black). El color negro predomina sobre la mayor parte de los elementos del interior. Esto aporta un toque elegante a la par que moderno.

De puertas para adentro se respira una atmósfera sobresaliente con materiales ya acabados de muy alta calidad

Peugeot ha diseñado el habitáculo tomando como base el polémico puesto de conducción i-Cockpit. Y digo polémico porque después de una semana al volante y cerca de 1.200 kilómetros recorridos no termino de sentirme a gusto. Los asientos son muy cómodos y recogen bien, pero es realmente complicado llegar a encontrar una postura de conducción definitiva. Y esto se debe a que me resulta imposible regular volante y asientos de tal forma que yo vaya a gusto y a la vez pueda ver bien el cuadro de instrumentos. 

Peugeot 508

Su volante multifunción, de sólo dos radios, tiene un tamaño bastante más pequeño de lo que estamos acostumbrados a ver en una berlina. Está forrado en cuero y ofrece un buen tacto, pero el hecho de que el aro esté achatado tanto en la parte superior como en la inferior sinceramente resulta desconcertante. No obstante permite una buena maniobrabilidad. Esta disposición requiere cierto tiempo para acostumbrarse.

Si unimos la sensación envolvente que produce el mueble del salpicadero y la rebajada postura de conducción tienes la sensación de ir sentado a bordo de un coche deportivo

El salpicadero presenta un diseño horizontal basado en del Peugeot Exalt, un concept que fue presentado en el Salón de Pekín de 2014. El mueble produce una sensación envolvente y, en cierto modo, deportiva. Parece que vas sentado en un coche de carreras. De hecho, la visibilidad trasera es anecdótica. Suerte que equipa una cámara de visión trasera, que puede ser, opcionalmente, de tipo 360º.

Peugeot 508

Justo por detrás del volante encontramos una instrumentación completamente digital con una pantalla de 12,3 pulgadas que presenta la tercera generación del i-Cockpit. Este sistema cuenta con diferentes apariencias que podemos personalizar a nuestro gusto. Desde el cuentakilómetros “analógico”, hasta la navegación a pantalla completa, un estilo más minimalista y la cámara de visión nocturna capaz de detectar peatones a más de 200 metros.

Peugeot 508

Nuestra unidad de prensa, con acabado GT Line, cuenta con regulación eléctrica de las plazas delanteras, banqueta calefactada y función de masaje regulable en diferentes intensidades desde la pantalla central. Una serie de extras que ponen de manifiesto la voluntad de Peugeot de que pases mucho tiempo a bordo de su berlina.

Peugeot 508

La pantalla central, de 10 pulgadas, se encuentra ubicada en una posición algo más baja en comparación al resto de modelos de la gama Peugeot, pero ligeramente orientada hacia el conductor. Bajo esta, unas teclas tipo piano de acceso directo para controlar la climatización, el sistema de audio, la navegación, el teléfono o la lista de aplicaciones, entre otros parámetros. El aspecto menos positivo de este apartado es que el sistema de climatización tan solo se puede controlar desde la pantalla táctil y esto obliga a distraer la atención de la carretera en exceso. Algo que no ocurriría si se hubiese optado por una solución más sencilla como las clásicas ruletas. Aún hay opción de controlar el clima mediante comandos de voz. El sistema de infoentretenimiento es compatible con Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink.

En el acabado GT Line, las plazas delanteras cuentan con regulación eléctrica, diferentes memorias, función de masaje y banqueta calefactada

La consola central tiene un tamaño considerable e incorpora la palanca del cambio, el botón start&stop, el selector del modos de conducción (Eco, Comfort, Normal y Sport), el freno de mano eléctrico y dos portaobjetos, uno destinado para bebidas y otro para la toma de 12V. 

Peugeot 508

La caída del techo condiciona el acceso a las plazas traseras. Una vez superado este escollo, el espacio interior es suficiente y pueden viajar relativamente cómodos dos adultos de hasta 1,85 metros de altura. A partir de ahí, el techo queda bastante cerca de cualquier cabeza. Además, dado que esta nueva generación el 508 es más corto que el anterior, las plazas traseras disfrutan de algo menos de espacio para las piernas. La banqueta trasera cuenta con anclajes Isofix con Toptheter para asegurar las sillitas infantiles.

Peugeot 508

La unidad probada, con techo solar panorámico (1.247 euros) aporta luminosidad al interior, y no perjudica en exceso la altura al techo. El túnel de transmisión es poco intrusivo, y aunque el respaldo de la plaza central puede utilizarse como apoyabrazos y es bastante rígido, el nivel de confort es bueno. Destacar que tenemos dos salidas de aire, dos tomas USB y bolsas en los asientos delanteros para guardar objetos.

Aunque el espacio trasero es más que suficiente para que viajen tres pasajeros, la acusada caída del techo penaliza el acceso

En relación al espacio de almacenamiento, encontramos huecos portaobjetos sobre las puertas delanteras y traseras, la guantera tradicional y un profundo cofre bajo el reposabrazos que en nuestra unidad alberga el punto de carga inalámbrica para dispositivos móviles. Como punto a mejorar me gustaría hablar de la insonorización del habitáculo. Se percibe alguna que otra vibración que proviene del motor más el ruido de rodadura fruto de la ausencia de marcos en las puertas.

Peugeot 508

El Peugeot 508 cuenta con un maletero de 487 litros de capacidad. No es de los más grandes de su segmento pero resulta muy práctico gracias a un portón con apertura eléctrica y sistema manos libres que nos permite cargar objetos de manera cómoda. Todo un acierto. Además, si abatimos la banca trasera en posición 60:40 esta medida aumenta hasta los 1.537 litros. Bajo el piso encontramos una rueda de repuesto de emergencia.

Si echamos un vistazo a algunos de sus rivales encontramos el Opel Insignia con 490 litros de capacidad, el Volkswagen Arteon con 563 litros de capacidad o el Skoda Superb con 625 litros de capacidad. Por debajo, modelos como el Kia Stinger con 406 litros de capacidad o el BMW Serie 4 Gran Coupé con 480 litros.

Peugeot 508

Pero no solo eso. El Peugeot 508 también es un vehículo muy seguro gracias a un completo paquete de asistencias a la conducción que incluye sensor de luces, lluvia y aparcamiento, control de crucero adaptativo, aviso de ángulo muerto, detector de fatiga, alerta de pérdida de carril, aviso de pre colisión con frenada de emergencia y sistema de detección de tráfico trasero e incluso visión nocturna. 

Si echamos un ojo al mercado y buscamos algún rival con un nivel equipamiento y potencia similares a los de nuestra unidad encontramos las siguientes opciones:

  • Skoda Superb 2.0 TDI 190 CV DSG7 con acabado Ambition desde los 31.960 euros.
  • Opel Insignia 1.6 CDTi S&S 136 CV con acabado Innovation desde los 41.845 euros.
  • Kia Stinger 2.2 CRDi 200 CV AT con acabado GT Line desde los 44.495 euros.
  • Audi A4 30 TDI 136 CV S tronic con acabado Advanced desde los 45.135 euros.
  • Volkswagen Arteon 2.0 TDI 190 CV DSG7 con acabado Elegance desde los 52.545 euros.

¿Es lo suficientemente potente el 1.5 BlueHDi de 130 CV?

Para nuestra primera toma de contacto, Peugeot nos ha facilitado el motor de acceso, el 1.5 BlueHDi de cuatro cilindros y 130 CV asociado a un cambio manual de seis relaciones.

Peugeot 508

Se trata de un motor que ofrece sus mejores notas a medio y bajo régimen con una entrega óptima para circular con comodidad en cualquier tipo de vía. El bloque ofrece un par máximo de 300 Nm a 1.750 vueltas y mueve con soltura los 1.415 kg de peso del conjunto. Muestra una buena capacidad para adelantar en carreteras secundarias y tiene potencia suficiente para mantener buena velocidad de crucero en autopistas. Sobre el papel, la firma francesa anuncia una velocidad máxima de de 210 km/h y un 0 a 100 km/h en 10 segundos exactos.

Peugeot 508

Teniendo en cuenta el look coupé que luce el acabado GT Line de la unidad que probamos podríamos caer en el error de pensar que detrás del volante estamos ante un coche capaz de ofrecer sensaciones deportivas. Esta configuración mecánica no tiene esas pretensiones sino que está pensada para brindar una conducción tranquila, eficiente y confortable. Se trata, por tanto, de una opción muy lógica y recomendable para el día a día.

El bloque 1.5 BlueHDi de 130 CV está pensado para realizar una conducción cómoda y eficiente y ofrece sus mejores notas a medio y bajo régimen

Durante los siete días de prueba el recorrido estuvo cerca de los 1.200 kilómetros de distancia incluyendo trayectos en autovía, carretera de montaña y ciudad. Hemos extraído un consumo mixto de 5,1 l/100 km. No muy lejos del consumo medio homologado en el ciclo WLTP de 4,7 l/100 km que declara la marca. El 508 1.5 BlueHDi obtiene la etiqueta medioambiental C de la DGT.

Peugeot 508

La gama de gasolina está disponible con el motor 1.6 Puretech en versiones de 180 y 225 CV. Por su parte la familia diésel, además del motor que probamos, también tiene disponible un bloque 2.0 BlueHDi con versiones de 160 y 180 CV. Todos ellos van de la mano de la caja de cambios automática EAT8, a excepción de la opción que probamos que se puede adquirir con cambio manual. Por otro lado, Peugeot ha confirmado que en unos meses se incorporará una versión híbrida enchufable a la gama

Ágil, comfortable y dinámico

Los faros traseros me reciben con un giro de luz muy similar al de KITT en El Coche Fantástico. Buen guiño por parte de Peugeot a los 80 que seguro agradará a todos los que, como es mi caso, siguieron la serie. Una vez acomodado en mi puesto no pierdo demasiado tiempo en hacer los reglajes oportunos. Golpe de botón y arranco para ver qué sensaciones me brinda este nuevo Peugeot 508.

Peugeot 508

Ya en marcha lo primero que me llama la atención es la excelente calidad de rodadura que proporciona la famosa plataforma EMP2. El coche es muy cómodo y ofrece reacciones nobles. El esquema de suspensión es capaz de filtrar muy bien las irregularidades del firme, pero además no permite grandes inclinaciones de la carrocería a la hora de enlazar curvas cerradas. Y eso que nuestra unidad no cuenta con el chasis adaptativo.

Peugeot 508

La dirección es directa y precisa lo que hace que el coche se sienta muy ágil. Peugeot ha mejorado el radio de giro, algo que agradeceremos mucho en núcleos urbanos. Como ya he señalado antes, contamos con cuatro modos de conducción. La diferencia más significativa entre uno y otro la encontraremos en la respuesta del acelerador, el peso de la dirección y el tarado de la suspensión.

El nuevo Peugeot 508 se siente muy ágil; sus nuevas cotas y buen ángulo de giro generan la sensación de estar a bordo de un coche más pequeño

El cambio tiene unos desarrollos bien ajustados y unos recorridos lo suficientemente cortos como para que se sienta muy preciso en el manejo diario. Si, por el contrario, se prefiere optar por la transmisión automática EAT8, el precio incrementa en 2.200 euros más. 

Peugeot 508

Los frenos actúan rápido y detienen el coche sin mostrar síntomas de fatiga. Esto, unido a los neumáticos Michelin Pilot Sport 4 que proporcionan un agarre excelente, aporta confianza y una buena sensación de seguridad al volante.

¿Merece la pena el nuevo Peugeot 508?

Con el nuevo Peugeot 508, la firma francesa ha creado un producto original e innovador que reinventa el tradicional concepto de berlina. Su estética coupé ofrece un diseño muy atractivo y diferente a lo que nos encontramos en el mercado actual. Es una excelente noticia saber que en los tiempos que corren Peugeot aún apuesta por el segmento D sin olvidar por supuesto que los SUV son la referencia.

Peugeot 508

El salto de calidad en el interior también merece ser destacado. No todo es diseño sino que la tecnología también juega un papel fundamental de puertas para adentro. Tecnología que se pone al servicio de la seguridad y el entretenimiento y la vida a bordo del sedán.

El Peugeot 508 es un producto original e innovador capaz de plantar cara a las berlinas germanas que hasta el momento han copado la cima del segmento

La plataforma EMP2 hace que el coche se comporte muy bien a nivel dinámico, incluso más de lo que cabría esperar en un modelo de este planteamiento; sobre todo en términos de agilidad. Con todo ello, el nuevo 508 está dispuesto a competir sin ningún tipo de complejos con las berlinas germanas que hasta el momento han estado en la cima del segmento.

Peugeot 508

Es cierto que aún quedan ciertos detalles por pulir como el aislamiento, la visibilidad, el espacio en las plazas traseras y la ergonomía del puesto de conducción. Pero el salto respecto a la generación anterior es abismal. El precio de compra del nuevo Peugeot 508 parte de los 27.250 euros con el motor 1.5 BlueHDi, cambio manual y el acabado Active. Un precio muy competitivo que además incluye una buena lista de equipamiento. 

Peugeot 508

Sin embargo, los casi 41.000 euros que cuesta nuestra unidad de pruebas harán que se nos pase por la cabeza pensar en alguna alternativa de acceso de marcas premium como el BMW Serie 3 o el Audi A4. Hay que tener presente que la unidad que probamos presenta el acabado GT Line, el segundo acabado más alto del catálogo y además cuenta con un equipamiento opcional bastante generoso. Esto nos deja con un Peugeot 508 relativamente caro sí, pero también con un Peugeot 508 hasta arriba de equipamiento. 

En Planeta del Motor: Presentado el nuevo Peugeot 2008: diseño rompedor y versión 100% eléctrica | Prueba Peugeot 308 GTI by Peugeot Sport: Chapeau, Peugeot!


Sobre el Autor

Javier Jiménez

Sorry no comment yet.

Deja un comentario