Menu

Probamos DriveHub: cualquier volante (o gran parte) para cualquier consola

DriveHub

Lleva poco tiempo en el mercado y ya está abriéndose paso. El eterno dilema de tener que elegir un volante para disfrutar de una experiencia de conducción realista en base a la consola que tengamos (por supuesto el PC está por encima de ésto) ha terminado. DriveHub es un adaptador que convierte la señal de la mayoría de volantes de gama media y alta en una compatible -nativamente- con Playstation 4 y Xbox One.

Hace tiempo os hablamos de este genial invento cuando era un total desconocido. Ahora lo hemos probado con un volante veterano y os traemos nuestras impresiones.

Nota: en el momento en el que escribo ésto, Collective Minds ha confirmado la compatibilidad de DriveHub con PS3 y Windows en su último firmware

DriveHub pone fin a tener que cambiar de volante al cambiar de consola, ahorrándonos mucho dinero y pudiendo utilizar el mismo periférico en todas las plataformas.

La odisea de tener que elegir un volante en base a la compatibilidad de la consola a la que vamos a conectarlo lleva vigente en especial desde la anterior generación de consolas; Playstation se quedó con Logitech en la era PS3 y Microsoft contratacó primeramente con un volante propio hasta llegar incluso a Fanatec -que llegaban a ser más caros que la propia consola por motivos obvios-. Curiosamente al ser los Logitech eran los que ofrecían la mejor relación calidad-precio se decía que “una consola tenía los volantes y la otra juegos de coches”, haciendo referencia al enorme retraso que sufrieron los Gran Turismo de la generación PS3.

DriveHub

En la generación actual la cosa pintaba peor: menos opciones y mayor coste. El salto, por ejemplo en Xbox One, era descorazonador: el volante compatible más económico rondaba los 100 € y ni siquiera contaba con force feedback (fuerza de retorno, necesaria para transmitir las reacciones del coche y de la pista con precisión) y el próximo de gama media ya supera ampliamente los 200 €. Si a ésto le sumamos que mucha gente todavía conserva un volante para la anterior generación que funciona perfectamente, la indignación era perfectamente justificada.

No tardaron en llegar adaptadores que prometían eliminar el problema de la compatibilidad utilizando el PC a modo de “puente”, permitiendo programar los controles para adaptarlos a la consola o de cualquier otra forma. Eran engorrosos, no siempre funcionaban y lo que mucha gente ignora: son reconocidos como un mando en lugar de como un volante, perdiendo muchísima precisión, generando lag (retardo) y limitando las opciones de juego.

Compatibilidad nativa, sencillez y vídeo probándolo

Echemos un vistazo al aparato y a sus complementos. En mi canal Gustingorriz hice un unboxing a fondo, y en este primer vídeo además mostré cómo se actualizaba, cómo se conecta a la consola y por supuesto lo probamos. Antes de entrar en materia os dejamos la actual lista de volantes compatibles con DriveHub y nuestros más sinceros deseos de que en ella se encuentre el vuestro:

DriveHub

¿Ha habido suerte? Entonces os dejo la videoreview para verlo en acción con todo detalle a través de una Xbox One:

IMPORTANTE: Si continuáis hacia abajo encontraréis el segundo vídeo donde lo probamos con una Playstation 4.

Primeras impresiones

  • DriveHub viene muy bien presentado y empaquetado e incluye, tal y como se ve en el vídeo, el adaptador con un cable USB a microUSB trenzado y una pequeña tira de velcro para poder acoplar DriveHub al volante. Cierto es que no trae manual físico y tampoco disco de instalación, pero el manual digital que recomiendo tener a mano está disponible en la página de Collective Minds

DriveHub

  • En la parte superior encontramos el logotipo de Collective Minds y dos botones (P1 y P2): el derecho sirve para poner el adaptador en modo Setup, necesario para actualizar su firmware con un PC y el izquierdo sirve para alternar entre los modos Play y Race (en un futuro, DriveHub podrá convertir la señal de otros periféricos que no sean necesariamente volantes). Dichos tienen distintas funciones según el volante y vienen especificadas en el manual.
  • Justo debajo, junto con los botones P1 y P2 encontramos un indicador digital y un LED: el primero es informativo para mostrar cómo funciona el aparato y para confirmar si reconoce el volante cuando lo conectemos, y el indicador LED es una función exclusiva para PS4: un indicador luminoso de las RPM del coche, un detalle genial ideado para colocar el DriveHub con el propio volante.
  • Por detrás tenemos tres tomas USB llamadas Controller, Wheel/Controller y Accessory, siendo esta última una toma auxiliar de alimentación. La toma micro USB llamada Console de la izquierda la explicaré más adelante junto a las demás.

DriveHubÚnico paso previo: actualizar DriveHub con un PC

En manual de DriveHub se pide al usuario en primer lugar actualizar el adaptador: de esta forma nuestro aparato funcionará con las últimas novedades y correcciones que hayan sido implementadas por su desarrolladora (igual que actualizar un juego…o el navegador del coche)

El proceso dista de ser difícil o complejo: Debemos bajar la herramienta de actualización desde este enlace directo, la web o el propio manual. No necesita ni instalación; solo descargar 1,7 Mb y ejecutar (nosotros hemos probado la versión de Windows, para iOS tenéis aquí el enlace). El siguiente paso será conectar el adaptador al PC por medio del cable USB incluído (al puerto Console). Es importante presionar el botón derecho P2 (Setup) a la vez que introducimos el cable para que la herramienta lo reconozca.

DriveHub

Herramienta de actualización de Collective Minds (Windows)

Luego el programa automáticamente nos indicará cual es la versión del software más reciente y nos propondrá implementarla eliminando la anterior. Cuando haya finalizado el proceso desconectamos y a jugar. También podemos apagar el PC porque ya no nos hará falta más y solo lo volveremos a utilizar cuando queramos volver a actualizarlo.

Ritual Procedimiento para conectar un volante con DriveHub a la consola

Lo que queda es muy simple, pero para que funcione correctamente se debe hacer al pie de la letra. Si falla el proceso, apaga todo normalmente y vuelve a comenzar:

  1. Conecta tu volante a DriveHub mediante USB por el puerto Wheel/Controller (por supuesto con el volante ya conectado a la red eléctrica)
  2. Conecta el mando apagado de tu consola a DriveHub por el puerto Controller. Estos 2 primeros pasos se pueden alternar, dado que simplemente se trata de conectar los periféricos.
  3. Dirígete a tu consola y enciéndela. NO ENCIENDAS TODAVÍA EL MANDO; parece un detalle menor, pero la costumbre que todos tenemos suele ser encender la consola desde el propio mando.
  4. Con mando y volante ya conectados a DriveHub, acopla el cable que venía incluído a la toma micro USB de DriveHub (Console) y el otro extremo será el que vaya al puerto USB de la consola.
  5. Aquí llega la magia: conecta dicho cable a la consola y si todo ha salido bien el conjunto cobrará vida. El mando se encenderá, el volante hará el “check” -como cuando lo conectamos al PC- y DriveHub reconocerá el volante mostrando en el indicador superior el modelo dígito a dígito (G-2-5 en nuestro caso, al usar un Logitech G25). Finalmente en el indicador quedará el número 0 y estaremos listos. Con el propio volante podremos controlar toda la consola: los menús, las opciones y por supuesto, los juegos. El mando no funcionará de nuevo hasta que apaguemos el conjunto.

¿Confuso? En absoluto, pero en cualquier caso en el anterior vídeo se explica todo ésto con DriveHub en mano, paso a paso. ¡No hay posibilidad de hacerlo mal si se sigue el orden!

DriveHubRecordaros que la prueba la hicimos con un Logitech G25 (y fue un completo éxito). Con los volantes Thrustmaster el proceso es el mismo. Con los volantes Fanatec hay que hacer unos ajustes específicos en DriveHub; de nuevo os remito al manual donde se pormenorizan los pasos adicionales.

¿Qué tal funciona a la hora de jugar?

Para empezar no olvidéis que DriveHub convierte la señal del volante a través del mando oficial: el mando no funcionará mientras estemos con DriveHub, por lo que utilizaremos el volante para todas las funciones de la consola.

La asignación de botones no puede ajustarse fuera del juego (dentro del mismo sí) aunque está ideada para imitar lo mejor posible la disposición de un volante nativo; para los menús y demás opciones no tendréis problema (los botones guía en Xbox y PS en PS4 se activan presionando 2 botones a la vez en nuestro G25, y dichos “comandos” vienen aclarados en el manual). Dentro de un juego, el eje del volante, pedales y cambio de marchas serán detectados y funcionarán sin problemas.

DriveHub

Sí, estáis viendo bien: estamos jugando a Gran Turismo Sport de PS4 con un Logitech G25.

¿Force Feedback (FFB)? Por supuesto y aquí viene el punto más fuerte de DriveHub; al tratarse de emular la señal de un volante original para la consola logramos 2 enormes avances: el primero es que podremos ajustar sus valores desde el propio juego si éste lo permite y el segundo es la ausencia de input lag (retraso de respuesta). Otros convertidores tenían un retardo considerable al utilizar de bypass un mando, más o menos tolerable. Personalmente con DriveHub no he notado nada y como muestra de ello tenéis este segundo vídeo donde lo probamos con una PS4:

¿Compatibilidad actual…y futura?

Como ya sabemos DriveHub funciona en PS4 y Xbox One. Por ello, muchos suscriptores me han preguntado si funcionará con sus versiones “tope de gama” PS4 Pro y Xbox One X y la respuesta es debido a que las consolas reconocen un periférico original. Su compatibilidad está asegurada en cualquiera de los modelos y sobre este mismo tema otra pregunta delicada: ¿Es posible que salga un “parche” o update por parte de Sony o Microsoft que anule a DriveHub?

No os quiero asegurar nada más allá de lo que conozco, pero usando la fría lógica entendemos que la consola reconoce únicamente un volante original: nada de dispositivos desconocidos o trampas dentro de propia consola, por lo que a nivel teórico, DriveHub es indetectable.

Su precio (en perspectiva)

El precio es de aproximadamente 75 € más el envío (90$ al cambio) y podéis obtenerlo en la página de CronusMax (que pertenece a Collective Minds). Seguidamente me veo en la obligación de comunicaros que por 75 € es imposible encontrar un volante nativo lo suficientemente bueno para jugar (sin contar promociones, ofertas o cambios); existen, sí, pero adolecen de elementos esenciales para disfrutar de una buena simulación por lo que el precio de DriveHub debería tomarse como una inversión en el caso de que ya tengamos un volante aceptable; podremos jugar en consola, no necesitaremos “jubilar” algo que todavía funciona y será el menor de los desembolsos. Hay gente que gastó 400 € en un espectacular volante Fanatec para jugarlo en Xbox 360 pero que ahora no es compatible con Xbox One… éste sería un caso donde DriveHub es decisivo.

Si actualmente no dispones de un volante la cosa cambia. Aquí lo más lógico sería ir a por uno nativo y listo. En todo caso DriveHub podría interesarte si tienes tanto PS4 como Xbox One y quieres usar en ambas un único volante -que es lo más cómodo- o incluso si prefieres buscar un volante de alta gama en el mercado de segunda mano aunque no sea compatible y luego emularlo a través de DriveHub.

Conclusiones

DriveHubEs sencillo de instalar, de actualizar y funciona realmente bien. Sus únicas pegas podrían ser que no asegura la compatibilidad del 100% de los botones del volante (aunque sí un 90%) y quizás el hecho de tener que andar con varios cables y el mando para hacer el bypass, pero todo lo demás son puntos positivos. Nuestra balanza se inclina ampliamente a favor.

Los juegos de conducción, si tienen una mínima base real (desde un arcade hasta el mejor de los simuladores), siempre ofrecerán una experiencia más rica con un volante y mientras más realista sea el juego, más necesitará del periférico. Honestamente, ya era hora de un dispositivo fiable que permita ampliar enormemente las opciones a la hora de decidir y no obligarnos a “pasar por el aro” por derechos de marca y estrategias de venta.

Porque en Planeta del Motor hemos jugado a Gran Turismo Sport con el mismo volante con el que se pudo jugar a Gran Turismo 4 hace 13 años, y lo hemos disfrutado igual.

En Planeta del Motor: Thrustmaster presenta su volante T-GT: el compañero perfecto para Gran Turismo SportFA Racing G2: así se llama el nuevo equipo de Fernando Alonso de eSports | Una necesaria tendencia: las rutas por Assetto Corsa

Sobre el Autor

Agustín Martínez

Mecánico de camino a ser Ingeniero Mecánico. Amante de los coches desde la infancia; todo comenzó con un Citroën ZX y en algún momento seguirá con un Porsche 911. Otra gran afición que tengo son los videojuegos de conducción, por lo que también podéis verme escribiendo sobre ellos aquí o jugándolos como Gustingorriz

Sorry no comment yet.

Deja un comentario