Menu
Banner Colombes

Prueba Bentley Continental GTC, el Bentley concebido para disfrutar al volante

prueba bentey continental gtc 2018

Nunca pensé que podría empezar una prueba afirmado que el modelo en cuestión es el más potente que ha pasado por la portada de Planeta del Motor, y que a la vez (y es aquí donde parece que no acaba de encajar el asunto) es el más refinado que he conducido nunca. Se trata del Bentley Continental GTC. La unidad de prensa que hemos podido probar del descapotable de lujo británico, cuenta con un W12 de 6.0 litros del que se extraen 590 cv.

Con el Continental GTC dejamos atrás el concepto del Bentley en el que conduce es el chófer, está hecho para disfrutar conduciendo bajo toda circunstancia amparados por una comodidad total

Es el segundo Bentley que hemos probado, y como curiosidad el único modelo alimentado por gasolina, ya que el primero fue el Bentley Bentayga Diesel. Podrás pensar que un Bentley con un motor diesel es un sacrilegio, pero lejos de darte la razón, en un coche con el enfoque del Bentayga tener un motor diesel que aumenta la autonomía total de manera sustancial es totalmente lógico, además, es el diésel más refinado del mercado.

Prueba Bentley Bentayga Diesel

Con toda la lógica del mundo

Gracias a C. de Salamanca, no pudimos dejar pasar la oportunidad de probar un modelo que afronta sus últimos pasos comerciales, pendiente de que Bentley revele la versión convertible del nuevo Continental, que ya hemos conocido y da un paso adelante en todos los sentidos. Pero una vez hemos probado este Continental GTC en diferentes escenarios, nos preguntamos que en un coche de este tipo y tan bien conseguido, ¿de verdad es posible dar un salto adelante en todos  y cada uno de los apartados?

prueba bentey continental gtc 2018

A pesar de estar a la venta desde 2003 no ha recibido más que dos restylings hasta el lanzamiento este año pasado del nuevo modelo. Renovando sólo partes y piezas clave que han mantenido fresco y al día la imagen del Continental.

Llamatividad y elegancia nunca hicieron tan buena pareja

La unidad de prensa a la que hemos hecho algunos kilómetros estaba acabada en un llamativo y precioso celeste metalizado que Bentley llama Kingfisher, y que sin duda es lo que más llama la atención de todo el coche. No es el típico color sobrio o pastel con el que la mayoría de los compradores de estos coches configuran su Continental, pero hace que el coche gane puntos y lo aleje del concepto tan clásico que siempre ha rodeado a la firma de Crewe, y de la que cada vez se encuentra más lejos gracias a modelos como el Continental Speed o GT3-R.

Este Bentley Continental GTC, al igual que cualquier otro Bentley, rezuma presencia en la carretera, no podremos sacarlo de casa sin arrebatar miradas a nuestro paso

Como dijimos en los stories publicados en nuestra cuenta de Instagram, si bien es cierto que ningún modelo de Bentley pasa desapercibido por su arrolladora presencia, esta unidad acabada en Kingfisher no era precisamente discreta. Pocos tonos de pintura podrán presumir de ser tan llamativos y a la vez elegantes como el Kingfisher.

prueba bentey continental gtc 2018

Para complementar a la pintura, esta unidad del Continental GTC contaba con llantas de 21 pulgadas en acabado pulido, más elegantes y sutiles que las de doble tono.

Abrir la pesada puerta nos adelanta estar a punto de adentrarnos en un trabajado interior. Al igual que el Bentayga, la calidad de ajustes, acabados y materiales es intachable. No veremos una puntada fuera de lugar en las esmeradas costuras entre piezas de cuero, ni tocando y apretando piezas del salpicadero, puertas o la consola central encontraremos algún crujido, ni tampoco surgirá ningún tedioso grillo cuando rodemos por carreteras en mal estado. Los ajustes de Bentley son de los mejores del mercado, y como dijimos en la prueba del Bentayga, sólo Rolls-Royce o Porsche podrían decir algo en cuanto a calidad de construcción.

prueba bentey continental gtc 2018

El principal color en el que está acabado el interior es uno de los tonos negros entre los que podremos elegir al configurar nuestro Bentley y se llama Beluga, un clásico en la paleta de colores de Bentley, y para ir a juego con el exterior las costuras están acabadas en el mismo color de la carrocería, haciendo contraste con el negro del resto del habitáculo. También nos encontramos con la ‘B’ alada del logo de Bentley bordada en los reposacabezas de los asientos delanteros, acabad en el mismo color de contraste.

El acabado que luce el salpicadero que tiene esta unidad de prensa, lejos de la típica madera de cualquier Bentley, es de fibra de carbono, anecdótico en un coche que supera con creces las dos toneladas, pero que no deja de dar ese toque deportivo al habitáculo que nos vuelve a recordar que es un Bentley que ha sido pensado por y para disfrutar conduciendo.

El habitáculo es espacioso y cómodo, aquí reluce su faceta de GT (o grand touring), e incluso las plazas traseras, que este caso se ven mermadas por el espacio extra que demanda el techo de lona a la hora de ser guardado, sacan a relucir espacio para personas de estatura de no más de 1,8 metros. Eso sí, habrá que desplazar ligeramente los asientos delanteros para dejar algo más de espacio para las piernas.

Si quieres asegurarte de conducir descapotado todo el año, puedes optar por la calefacción y ventilación de los asientos delanteros, que además cuentan con la ‘bufanda de aire’. Es un aireador colocado en los reposacabezas de los asientos delanteros que nos proporciona aire caliente a la cabeza y cuello. Esto unido al sistema de masaje de dichos asientos hace que los viajes por autopista sean en primera clase.

Confort, suavidad y potencia, todo ventajas de W12

El W12 que late bajo el capó es el summun en cuanto a refinamiento de uso. En semáforos, si no es porque la aguja del tacómetro delata que el motor se encuentra al ralentí, bien podríamos pensar que está apagado. Es el motor más suave que he probado de todos los coches que he tenido la oportunidad de conducir, a la vez que el más potente, nunca pensé que podría decir ambas cosas de un mismo coche.

Este Continental GTC, a pesar de su W12 de 590 CV no es el más potente de la gama, por encima quedan los Speed y Supersports

Hace un año el grupo Volkswagen lanzó este W12 de 6 litros de cubicaje y tecnología TSI para equiparlo en los modelos tope de gama del grupo VAG, y lo diseñó con la firma británica en mente, para tener cabida en el vano motor de todos los modelos de la gama.

La entrega de par y potencia es un deleite. Desde, y ojo a esto, sólo 1.800 rpm tenemos los 720 Nm disponibles, y hasta las 6.000 rpm, que es donde se encuentran los 590 CV de potencia, todo se resume en quedarte atrapado en los cómodos asientos, sintiendo el par motor aplastarte sin piedad contra ellos mientras luchas porque tu cuello no se rinda en el intento de seguir erguido.

La suavidad hace acto de prensencia incluso cuando exigimos el 100% al acelerador del Continental GTC, pero no deja de ser contundente

No nos equivocamos demasiado afirmando que el Continental GTC tiene alma rutera, es un devorador de kilómetros. No hace ascos a ninguna carretera y gracias al confort de marcha que ofrece podremos estar conduciendo durante horas sin mostrar más signos de fatiga que el del propio cansancio, y sólo tendremos que parar para repostar el tanque de gasolina.

prueba bentey continental gtc 2018

Los cruceros en autopistas a altas velocidades serán un paseo, es por y para lo que está diseñado, y una vez salgamos de ella y nos adentremos en una carretera más ‘trabajosa’ en la que poner en apuros al chasis, no tendremos problema ninguno al lidiar con las 2,5 toneladas de peso.

En seco, el peso del Continental lleva la aguja de la báscula hasta los 2.495 kilos, no estamos hablando de un peso pluma, precisamente. Pero es ahí donde reside una de las bazas de este tipo de vehículos, y es que el confort de marcha que te brinda un coche tan pesado no se puede comparar con una berlina de lujo ‘al uso, por la sensación de apisonar la carretera allá por donde vas. Es anecdótico, gracias al buen aislamiento de la carrocería, oír las arquetas y piedras crujir mientras sufren los más de 2.500 kilos en orden de marcha, y mientras al habitáculo apenas te llegarán imperceptibles vibraciones y ruidos minúsculos.

Hablando de aislamiento, en autovía a velocidades altas la capota da fe de su buena construcción y materiales, ya que para tratarse de un cabrio, el ruido del viento que llega al habitáculo es irrisorio, he conducido berlinas premium con un aislamiento sustancialmente peor. En el Bentayga, por las formas de su carrocería y el poco respeto a la aerodinámica que ello suponía, el ruido aerodámico también era más apreciable.

Si el equipo de frenos no trabaja a una temperatura óptima tendremos que hundir más de la cuenta el pie para frenar al Continental GTC, pero al final acabará frenando… ¡Y de qué manera!

Afrontando curvas no sentiremos que estamos llevando al Continental GTC fuera de su zona de confort, siempre y cuando no vayamos al ataque no lo haremos sentir fuera de lugar. Se puede disfrutar de una carretera de curvas en el Continental GTC sintiendo el par motor aprisionarte contra los asientos en la salida de cada curva, y aplastando el pedal de freno antes de llegar a la siguiente, sacando a relucir la potencia de su equipo de frenos cerámicos. Una vez nos metemos en la curva vira plano y sin apenas balancear la carrocería, aunque en curvas de doble radio o en las que precisemos cambiar de apoyo notaremos el peso total del coche. Se siente pesado, pero está lejos de ser torpe.

prueba bentey continental gtc 2018

Durante los días de prueba, afortunadamente, pude rodar con el Continental GTC también sobre mojado en carreteras de montaña, comprobando una teoría que previamente mi cabeza había formulado sin probar siquiera el coche; al pisar a fondo en mojado no verás un ápice de pérdida de tracción. La tracción total hace su trabajo a la perfección e incluso en las peores situaciones de adherencia nos transmite la sensación de que todo está bajo control.

El equipo de frenado luce una potencia descomunal una vez que trabajan a temperatura apropiada, si por el contrario necesitamos frenar fuerte de primeras, tal vez tengamos que hundir el pie más de la cuenta para frenar al GTC, pero tranquilos que al final acaba frenando¡Y de qué manera!

prueba bentey continental gtc 2018

El único handycap, aparte del propio peso en cambios de apoyo, será la anchura total del coche ya que tratamos con una anchura total de 1,94 metros, lo que hace que en ocasiones tengamos que rezar cuando se aproxima otro coche de frente o que, si lo unimos a los 4,80 metros de largo, al adentrarnos en calles estrechas debamos tener muchísimo cuidado con las llantas.

Medias de 20 litros a los cien kilómetros será la tónica habitual en el ordenador de abordo del Continental GTC, pero gracias a los 90 litros de tanque la autonomía rondará los 400/500 kilómetros totales

La frugalidad del W12 tal vez sea el aspecto al que menos importancia va a dar el futuro comprador de un Bentley siempre y cuando el consumo no comprometa en exceso la autonomía total, pero por ello cuenta con un tanque de gasolina con una capacidad total de 90 litros.

En las mejores condiciones puede arrojar números de entre 10 y 11 litros a los cien kilómetros, manteniendo velocidades de crucero de entre 80 y 100 km/h en carreteras nacionales. Si abordamos autopistas y vías rápidas los 15 litros serán lo más típico en el cuadro de instrumentos.

prueba bentey continental gtc 2018

Pues bien, todo lo que sea sacar al Continental GTC de esas circunstancias supone doblar e incluso triplicar dicho consumo. Probando sus cualidades dinámicas en nuestro tramo más cercano a casa nos veíamos cerca de los 30 litros a los 100 y si callejeamos no nos bajaremos de los 25. Después de todo es un W12 de seis litros de cilindrada…

 ¿Es el momento de comprar un Continental GTC?

Es una pregunta que me hice varias veces mientras conducía el deportivo de Crewe en los alrededores de Marbella. Sí es verdad que el nuevo Continental ya está presentado y se están empezando a ver unidades rodar por las calles, pero la lista de espera para hacerte con un Continental de nueva factura se va más allá de los seis meses y además no podrás tener un GTC hasta dentro de dos años, y es que el tiempo es de las pocas cosas que no puede comprar el dinero. En estos momentos hacerte con una unidad del Continental GTC es todavía posible, pero lo mejor es optar por las unidades de stock que la red de concesionarios oficiales Bentley tiene entre en exposición.

El nuevo Continental da un salto en materia de diseño y conectividad a bordo, pero el resto del coche sigue gozando de la misma calidad de construcción que tiene la generación que hemos puesto a prueba para este artículo. Sí es cierto que nos perdemos la experiencia de configurar nuestro futuro Bentley desde cero, pero nos ahorramos una larga lista de espera para sólo tener que esperar a que los trámites burocráticos fluyan, y todo ello con el mismo exquisito trato que el personal de Bentley da a sus clientes.

Yo, por tanto, sí compraría una unidad fabricada del Continental GTC antes que una unidad de la nueva generación, pero mi dilema se centraría más en qué versión y motor de la actual generación… El Continental GTC ‘estándar’ que hemos probado goza del W12 y sus 590 cv. Ssi se quedara corto podríamos dar el salto al Continental GTC Speed, de 635 cv o irnos al más radical de todos, el Superports de 710 cv. Por debajo de estos está el V8 de 4 litros y 507 cv, con una versión V8 S más ligera y con una puesta a punto más deportiva y 529 cv.

Agradecimientos:

A David Román por la fotografía

A C. de Salamanca por facilitarnos la cesión de esta unidad de prensa

 En Planeta del Motor: Prueba Bentley Bentayga Diesel, con toda la lógica del mundo | ¿Un Bentley Bentayga Coupé? Aspirando a copar el mercado

Sobre el Autor

Álex González

Ya de chico todo el mundo sabía que de regalarme algo, tenía que ser relacionado con coches. Y unos veinte años más tarde la cosa no ha cambiado. Siempre a la última en actualidad del motor y las nuevas tecnologías que lo rodean.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario