Menu
Banner Colombes

Porsche ya ha fabricado un millón de 911s y lo celebra con una unidad muy especial

Han pasado más de cinco décadas desde que Porsche presentase en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt el modelo que reemplazaría al 356. En aquella edición del salón, en 1963, el nuevo prototipo de Porsche aún se llamaba 901. No fue hasta unos meses después, cuando se lanzó al mercado ya en 1964, cuando adquirió el nombre con el que pasaría a la historia: Porsche 911.

Aquel primer 911 tenía tras su eje trasero un motor bóxer de seis cilindros, de 2,0 litros de cilindrada y 130 CV de potencia. Desde entonces, los números se han multiplicado hasta alcanzar los 580 CV del 911 Turbo S actual (o los 620 CV del 997 GT2 RS), pero hay algo que ha perdurado todos estos años: la admiración y el deseo que despierta el 911 en los aficionados al automóvil. Y es que, tras 53 años en el mercado a lo largo de siete generaciones, es ya todo un mito que ha visto su leyenda engrandecida: saludad al Porsche 911 número 1 millón.

53 años después, sale de la fábrica el Porsche 911 nº 1.000.000

Aunque cada día que pasa se fabrica a un ritmo más frenético en las factorías de todo el mundo, y los números de producción no dejan de incrementarse, alcanzar el millón de unidades en un modelo sigue siendo un hito. Si tenemos en cuenta que dicho modelo es un deportivo auténtico y no es precisamente asequible, tal hito adquiere una dimensión aún mayor.

Como todos y cada uno de los 911 fabricados, el número 1 millón ha sido ensamblado en los cuarteles generales de Porsche en Zuffenhausen. Un coche único y muy exclusivo, un one-off del cual se ha encargado de añadir todos los detalles el departamento Porsche Exclusive, y que reúne detalles que rememoran al 911 original. ¡Veámoslos en detalle!

Mucha mano de Porsche Exclusive para un 911 millonario: ¿cuáles son los detalles exclusivos de esta unidad?

Ferry Porsche tenía un color favorito por encima del resto: el verde. De ese color era su 911 de primera generación (chasis 300.003) del año 1964. Al año siguiente, la tonalidad Irish Green se añadió a la paleta disponible en el catálogo de Porsche; y ese es el nombre de la pintura que viste el Porsche 911 número 1 millón. Una pintura muy exclusiva que hoy en día está disponible sólo bajo encargo.

En el interior se suceden las reminiscencias a épocas pasadas. Los asientos están forrados en piel pero la parte central es tela cuyo patrón reproduce el del 911 original, pero no es la única alusión al pasado. En el cuadro de instrumentos se puede ver la inscripción “1,000,000 911”, y los números y la iluminación parecen brillar en verde.

En el interior hay madera de caoba, en homenaje al modelo original de 1964, y todo lo que puede ser de cuero, es de cuero

Los relojes circulares están rodeados de un marco plateado, igual que en el 911 original de 1964; una decoración que también adquiere el dial del Sport Chrono situado en la parte central del salpicadero. Otro acabado único es el volante deportivo acabado en piel y madera de caoba, un material este último que también rinde homenaje al primer Porsche 911 y que se encuentra en el pomo de la palanca de cambios y en las molduras decorativas del interior -un interior en el que se equipan en cuero todas las opciones disponibles del catálogo-.

La atención por el detalle es bestial: por ejemplo, la insignia de Porsche del capó y el volante tiene el dibujo original de 1964

La atención por el detalle llega hasta lo más recóndito. Prueba de ello es que la chapa del capó con la insignia de Porsche reproduce el mismo dibujo de 1964, y no el mismo que lucen los Porsche actualmente. Una insignia clásica que se reproduce de forma idéntica también en el volante. Así mismo, la designación ‘Porsche 911’ en la parte trasera tiene acabado dorado, y para dar fe de lo especial de este modelo, hay inscripciones de “1,000,000” en el pilar B (en el exterior) y en el salpicadero.

Siguiendo con el plano estético, la cubierta exterior de los espejos retrovisores Sport Design, así como los tiradores de las puertas exteriores y las barras de la parrilla de entrada de aire en la tapa trasera, están acabadas en plateado Galvano Silver.

¿Qué mecánica lleva el Porsche 911 número 1 millón? Spoiler: ¡también es especial!

Este 911 millonario es mecánicamente un 911.2 Carrera S. De serie montan un motor bóxer de 3 litros de cilindrada que, con el restyling de esta generación, adquirió sobrealimentación y alcanza de serie los 420 CV. Este 911  nº 1.000.000, sin embargo, cuenta con el kit Performance con lo que el propulsor rinde 450 CV.

A la habitual carga tecnológica de Porsche se le añade el kit Performance para el motor, con lo que alcanza 450 CV

Este aumento de potencia se consigue gracias a unos turbocompresores más grandes, pero los cambios a nivel mecánico van más allá: también hay anclajes dinámicos del motor, un sistema de enfriamiento de frenos modificado y un sistema de escape deportivo con dos colas de escape centrales de diseño único. Al propulsor se acopla una caja de cambios manual de siete velocidades; con todo, este 911 Carrera S acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 312 km/h.

A lo anterior se une la habitual carga tecnológica de Porsche, con el chasis PASM (rebajado diez milímetros), sistema de infoentretenimiento PCM, sistemas de conectividad Porsche Connect Plus, etc.

¿Y a qué garaje va a ir destinado este modelo tan especial? Como no podía ser de otra forma, al del Porsche Museum. Antes, eso sí, esta unidad recorrerá el mundo en un tour que le llevará por Estados Unidos, China, los Highlands escoceses y, por supuesto, a Nürburgring.

Fuente: Porsche

En Planeta del Motor: Porsche 911 GTS 2017: también con turbo desde 143.535€ en formato Coupé, Cabrio y Targa¡Este es el Porsche 911 R de Horacio Pagani! Y no es su único Porsche…

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario