Menu
Banner Colombes

Porsche 911 Carrera T: así es el 911 moderno para puristas, más ligero y enfocado a las sensaciones

Por mucho que las marcas lo intenten, la conexión entre el coche, el conductor y la carretera no es ahora lo mismo que antes. La multitud de sistemas que equipa un coche moderno para hacer nuestra conducción más cómoda y segura hace que mucha información proveniente del coche y de la carretera se filtre antes de llegar al volante o al asiento, al conductor en definitiva. Aún así, cualquier intento de hacer coches enfocados para disfrutar conduciendo es digno de ser plausible. Y si hay un fabricante que se dedica a hacer coches con esa filosofía, ese es Porsche, que ahora lanza un 911 más ligero, con el equipamiento y la potencia justos y con un nombre que se remonta a los orígenes: dadle una calurosa bienvenida al Porsche 911 Carrera T.

Porsche 911 Carrera T: más ligero, biplaza y con menos aislamiento acústico para escuchar la sinfonía de sus 370 CV

La denominación 911 T se remonta a prácticamente los orígenes del modelo, pocos años después de que se lanzara. Entonces apenas contaba con 110 CV y reemplazaba al Porsche 912, una versión del 911 más económica y menos potente que se ofrecía como la alternativa intermedia entre los 356 y los Nueve once. Ahora Porsche recupera la denominación y, en cierta parte, aquella filosofía.

El nuevo 911 Carrera T es el Nueve once moderno para los puristas: más ligero y con todo lo necesario para exprimir las sensaciones de conducción

El nuevo Porsche 911 Carrera T es el Nueve once moderno para los puristas, y en este sentido un aspecto fundamental es ahorrar peso. Para ello, han eliminado el sistema de infoentretenimiento PCM y los asientos traseros (ambos se pueden elegir como opción sin sobrecoste), y se ha quitado también buena parte del aislamiento acústico. Los cristales de la luneta trasera y las ventanillas laterales traseras son más delgados, y los tiradores de las puertas son de tela. Paradójicamente, los asientos tienen regulación eléctrica. Al final, el peso del 911 Carrera T se queda en 1425 kilos; a igualdad de equipamiento, pesa 20 menos que un 911 Carrera básico.

Este motor es el mismo biturbo de 3 litros que emplea el 911 Carrera básico. Esto significa que el 911 Carrera T tiene 370 CV de potencia y un par máximo de 450 Nm entre 1.750 rpm y 5.000 rpm, pero gracias a unas relaciones de cambio más cortas el 911 Carrera T acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, una décima más rápido que el 911 Carrera Coupé. Si optamos por el cambio automático PDK opcional, el 0-100 km/h se hace en 4.2 segundos, ¿pero dónde quedaría entonces la filosofía purista de esta versión? En ambos casos la velocidad máxima alcanza los 290 km/h.

Un objetivo prioritario: las sensaciones de conducción…

El 911 Carrera T pesa sólo 1425 kilos. Por eso, aunque tiene “sólo” 370 CV, mejora la relación peso/potencia respecto al 911 Carrera

Para conseguirlo, Porsche ha dotado al 911 Carrera T de lo necesario para unas sensaciones lo más puristas posibles. Cambio manual de siete velocidades, menos aislamiento acústico, diferencial trasero mecánico… Pero también una pequeña dosis de última tecnología: eje trasero direccional (opcional), chasis PASM con altura rebajada 20 mm (de serie), un escape deportivo con doble salida en la parte central (de serie) o el paquete Sport Chrono.

El 911 Carrera T tiene diferencial trasero mecánico y cambio manual, pero también suspensión de dureza variable y puede equipar eje trasero direccional. Sensaciones sí, pero… ¿Hasta qué punto puristas?

Todos sabemos que cuando de verdad nos gusta nuestro coche, antes y después de subirnos para conducirlo no dejaremos de mirarlo y admirarlo. En el apartado estético, el 911 Carrera T cuenta con un labio optimizado aerodinámicamente en el parachoques delantero, y los espejos exteriores Sport Design están pintados en Agate Gray metalizado. Las llantas son las ‘Carrera S’ de 20 pulgadas pintadas en Titan Gray, aunque lo más diferenciable del lateral son las pegatinas “911 Carrera T” visibles en la parte inferior de las puertas.

…y que incumben también al interior

En el interior encontramos un ambiente austero. No hay pantalla del módulo PCM (a no ser que la encarguemos opcionalmente), tampoco hay volante multifuncional (aunque sí tiene el dial para elegir el modo de conducción) y las puertas se abren con un tirador de tela. Pero tampoco hay que colarse, y por eso Porsche ha dejado el climatizador y los asientos eléctricos.

El pomo del cambio manual es exclusivo del 911 Carrera T: es más corto y tiene el patrón del cambio pintado en rojo. Los asientos, en una sutil evocación al modelo original, están parcialmente tapizados en tela Sport-Tex y opcionalmente pueden elegirse de tipo bucket. El interior puede contar con un paquete estético exclusivo de esta versión que cuenta con acentos en contraste en tres colores (Racing Yellow, Guards Red o GT Silver).

¿Cuánto cuesta el Porsche 911 Carrera T?

Porsche ya acepta pedidos del 911 Carrera T y las primeras entregas comenzarán en enero de 2018. El precio en Alemania será de 107.553 euros, unos diez mil euros más que el 911 Carrera y 4.500 menos que el Carrera S de 420 CV.

ACTUALIZACIÓN: Ya hay precio confirmado para España, con una tarifa de partida de 124.259 euros.

En Planeta del Motor: Porsche 911 Turbo S Exclusive Series: así es el Nueveonce Turbo más potente de la historiaPorsche ya ha fabricado un millón de 911s y lo celebra con una unidad muy especial | ¡Este es el Porsche 911 R de Horacio Pagani! Y no es su único Porsche…

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario