Menu
Banner Colombes

Planeta del Motor se sube a un Clio Grupo N muy especial

Son las 9 de la mañana de un día de invierno. Nublado, hace bastante frío. Después de varios intentos, por fin hoy voy a conocer el Clio de mi amigo Ismael. El mundo de la competición es así, tienes todo listo para una fecha y ese mismo día brota una avería, necesitas algo… Pero hoy sí. Hoy es el día. Ya estamos por fin en Karting Sevilla, que de nuevo nos ha abierto amablemente sus puertas, para realizar el bautismo de fuego de un coche muy especial para Planeta del Motor. Y aún, sin haber visto el coche en directo, algo me dice que va a ser un día divertido.

Pasados unos minutos de las 9 de la mañana llega el Clio sobre el remolque. Reluce con su nueva pintura gris plomo metalizada y el vinilo que Ismael y su hermano Paco han escogido. Y ahí está, conformando la visera, las letras que dan nombre a esta web.

En realidad lo de hoy no es un bautismo como tal. Este coche no es nuevo, ni tampoco es la primera vez que sale a pista y mucho menos que se le pone al límite. Este Clio perteneció a Martínez Conde, subcampeón de la Copa Clio España de Rallyes en el año 2003. No es un coche montado a partir de un Clio Sport, no es un coche de andar por casa. Es un Clio Sport Ragnotti con el sello oficial de Renault, un coche salido de fabrica listo y preparado para correr.

El Renault Clio Sport Ragnotti es un coche oficial preparado por Renault para competir

Este coche es muy especial para Ismael, cuyo sueño ha sido siempre competir en rallyes. Después del paso fugaz de un Clio RS 197 por su garaje y alguna que otra tanda con él, se aventuró a dar el salto. A base de perseguir un sueño, con el sacrificio y esfuerzo que eso supone, Ismael y su hermano pudieron hacerse con un coche de rallyes de manual con el que poder, por fin, cumplir su ambición.

Renault_Clio_GrN_52

El Clio de Ismael y Paco también es especial para nosotros, los chicos de Planeta del Motor. Es todo un orgullo poder estar en un lugar tan privilegiado de un coche de competición. Hace unos meses nuestro amigo y lector Ismael nos escribía para pedirnos nuestro logo. No tardó en decirme que lo pegaría en su nuevo Clio, lo que no sabíamos es que ¡estaríamos en la visera! Por esto y por mucho más que veréis en las siguientes líneas de este artículo, he venido hasta aquí con los fotógrafos para inmortalizar lo máximo de este día.

Me monto en el asiento del copiloto, el del terror como algunos lo llaman. Antes de abrocharme los cinturones me acuerdo de cerrar la puerta. Encajo bien mi trasero y comienzo el ritual que me mantendrá atado al OMP TRS de este Clio del Grupo N. Se escuchan los cuatro clicks que cierran el arnés y tenso las cintas mientras Ismael inicia el otro ritual, el de arranque. Segundos después, el sonido del escape, de factura Renault Sport, y el del motor se cuelan en el habitaculo, en el cual la insonorización es un tema que nunca tuvo cabida.

El sonido es fuerte, con tintes estridentes. Con ese chirrido típico que resuena en los mejores tramos de montaña. El que nos dice que esto es un coche de rallyes.
Lo poco que hay que forrar en este coche va en alcántara o cubierto con fibra de carbono. Un habitaculo donde las barras de la jaula rompen a la armonía con la que lo diseñaron los franceses. Pero nosotros no queremos armonía, nosotros queremos correr.
Renault_Clio_GrN_107
Las vibraciones de la suspensión seca y dura me impiden ver con claridad el veloz movimiento de los dígitos del display LCD. Display donde piloto y copiloto pueden leer a tiempo real los parámetros del vehiculo; desde las rpm a la presión del aceite. Una suspensión TECNOSHOCK tarada para los tramos y que no se hará de rogar a la hora de que este Clio levante la patita en cualquier rally. Se siente compacto, por sus reducidas cotas y por la dureza con la que trata al asfalto. Poco a poco Ismael aprieta el ritmo mientras yo hago mis funciones de copiloto novato. Ya he rodado aquí y conozco los puntos críticos y en los que puedes dar rienda suelta al acelerador. ¿Verdad, Opel ADAM S? Es un circuito menudo pero perfecto para conocer por primera vez el comportamiento del coche y tomar nota para hacer los ajustes convenientes.
Renault_Clio_GrN_21
La velocidad de cambio y el tirón que produce la caja que lleva este Clio es soberbio. Una SADEV EVO 1 de dientes rectos con la que no es preciso usar el embrague para engranar la siguiente marcha. Este tipo de cajas son las que se usan en la competición y se caracterizan por el uso de un engranaje distinto al que se puede encontrar en las cajas convencionales. Una de las ventajas del uso de este tipo de cajas de cambios es la sencillez con la que se puede modificar la relación de transmisión, algo esencial a la hora de reglar un coche. El hecho de equipar engranajes con dientes rectos en vez de helicoidales, como en las de andar por casa, supone que por geometría los dientes se encuentran más espaciados. Con este espaciado de dientes, el giro es más lento por lo que el engranado de marchas es más sencillo. Eso sí, al prescindir de sincronizadores, debemos ser hábiles acompasando las revoluciones del motor. 
Pasamos por meta una y otra vez. Ismael está disfrutando por primera vez de su coche, en cada curva nuestra sonrisa es más grande. No estamos rodando al 100%, ni mucho menos, pero hay tarea porque algunas curvas son enrevesadas. Tras este rodaje y prueba a manos de Ismael y Paco comprobarán que todo está correcto y apuntarán lo que no para hacer los deberes antes del inicio de temporada.
Renault_Clio_GrN_18
Ismael ha venido con todo salvo con su mono, no es que le haga falta pero en estos tiempos en los que impera el postureo una foto con él hubiese quedado fantástica, ¿verdad? Está esperando a tener el de su talla, le enviaron a casa uno más grande. Pero ahora que lo pienso: Ismael, debiste quedarte con ese. Vas a necesitar centímetros de más cuando salgas engrandecido de ese Clio Ragnotti después de adelantar a la aguja de los segundos, a las milésimas de las pantallas de cristal líquido.
Renault_Clio_GrN_3
Durante el día, surgen algunos problemillas típicos en cualquier coche de competición. Coches que tienden a ser un tanto quejicas. El mundo de la competición es así y cualquier modificación, avería o problema te hacen conocer mejor a tu coche con el que vas a compartir carreras. Tienes que ser el doctor perfecto, aunque Paco ya lo es, y saber de qué se queja tu coche y qué necesita.
Ahora solo quedan algunos retoques más para encarar, si todo va bien, la primera prueba de montaña de este año: la Subida a Algar. Entre ellos, la decoración cambiará un poco a falta de las pegatinas de los patrocinadores. Patrocinadores que, por cierto, tanto Paco e Ismael como Planeta del Motor estamos buscando.
Desde Planeta del Motor os damos las gracias, Ismael y Paco. Gracias por tener el detalle de llevarnos con vosotros a los tramos. Os seguiremos desde las cunetas y deseamos estar con vosotros en lo alto del cajón. Ya sabes: If in doubt, flat out!

Agradecimientos
Fotografía: Antonio Crespo Fotografía | Rubén Algeciras Herrera
Altami Motor | Karting Sevilla 
Sobre el Autor

Rafa Rivera

A décimas de segundo de ser Ingeniero Aeroespacial. Nací en Córdoba y me crié entre un Escort y un Fiesta SuperSport. Enfadado con el mundo desde que en mi casa se compró un Ford Ka. Mi cabeza es una base de datos de coches, y solo coches, en constante actualización y estoy aquí para compartirla contigo.
Comment 1

Deja un comentario