Menu
Banner Colombes

París prohibirá los coches de más de 10 años de antigüedad

La contaminación es un problema de primer orden hoy en día, y en los grandes núcleos urbanos con alta densidad de tráfico, mucho más. Reducir la contaminación es uno de los grandes retos medioambientales a los que nos enfrentamos actualmente y, en este sentido, París ha dado el primer paso firme.

Aproximadamente el 10% del parque automovilístico de París se verá afectado por la prohibición

El alcalde de París y el Grupo de Autoridades del Transporte (GART) han llegado a un acuerdo con la ministra de Medio Ambiente, Ségolène Royal, donde han resuelto establecer seis licencias sobre la calidad del aire y un sistema de identificación donde los vehículos tendrán que llevar fichas de color en el parabrisas, dando cuenta de su fecha de fabricación y nivel de contaminación. Los eléctricos y los coches de hidrógeno serán los que pertenezcan a la primera categoría, la más ecológica. 

De entre las distintas categorías, París prohibirá los coches más contaminantes a partir del próximo 1 de julio, esto es, los coches anteriores a 1997.

Después de autobuses, autocares y demás vehículos de gran tonelaje, prohibidos desde el 1 de julio de 2015, es el turno ahora para los coches privados, tanto gasolina como diésel. Todos los coches fabricados antes de 1997 y motos que daten de antes del 1 de junio de 1999 tendrán prohibida la circulación en el núcleo urbano de la capital francesa durante la semana, de lunes a viernes. Aproximadamente el 10% de los vehículos del parque de París se verán afectados.

Las motos anteriores a 1999 y los coches fabricados antes de 1997 tendrá prohibido circular en el centro de la ciudad de la luz

¿Y qué pasa si nos saltamos la normativa? Multa de 35 euros la primera vez que te pillen y 68 euros las sucesivas (135€ en el caso de los camiones).

A partir de 2020 la prohibición será aún más estricta, pues sólo permitirán circular en el núcleo urbano a los coches fabricados después del año 2011.

¿Y qué hay de los clásicos? Pues no habrá excusas para nuestros mayores… Sólo podrán pasear por el centro de la ciudad de la luz durante los fines de semana, cuando la densidad de tráfico es menor. Aquí no se tiene en cuenta que este tipo de coches, por su condición de colección en muchos casos, apenas recorre kilómetros al cabo del año; si bien es cierto que carecen de cualquier tipo de catalizadores, filtro de partículas o dispositivos similares, el cómputo global de emisiones es, a buen seguro, menor que un compacto del nuevo milenio que recorre miles de kilómetros al año. Pero ese es otro tema…

Fuente: Le Monde vía Motor1

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario