Menu

(Vídeo) Bendita hemeroteca: no te pierdas esta vuelta en el Jarama a bordo de un Ford Escort RS de 1971

Una vez más, como bien nos gusta hacer con cierta frecuencia, abrimos el baúl de los recuerdos con el fin de recuperar contenido que, creemos, nunca debió haberse olvidado. En esta ocasión, nos remontamos hasta 1971, durante aquellos gloriosos años en los que los que la carrocería de los bólidos de competición eran puras y sencillas, sin apenas elementos aerodinámicos, donde solamente la destreza del piloto determinaría el porvenir del equipo.

El Jarama, un Ford Escort RS de 1971 y muchas manos: así se corría hace más de 40 años

El escenario en el que transcurre la acción es el veterano circuito del Jarama, en Madrid, con más de medio siglo de historia. Por aquel entonces, el diseño del trazado aún era el original, previo a la modificación que daría lugar a una chicanne rápida en la zona alta del circuito, la conocida como “La Hípica”. Y el protagonista no es otro que John Fitzpatrick, ganador de las 24 horas de Le Mans hasta en 3 ocasiones distintas en años posteriores al vídeo, a los mandos de un Ford Escort RS 1600 Mk1, una de las más laureadas máquinas de la era del automovilismo moderno.

Como suele ocurrir en estos casos, la calidad del vídeo no hace justicia al contenido que alberga, pero hay que reconocer que tiene su encanto. Durante la vuelta, Fitzpatrick va comentando los puntos clave para afrontar el trazado de manera exitosa, mientras de fondo se puede oir a la perfección el rugido del 1.6 litros atmosférico que daba vida a esta primera generación del Escort de carreras. Permaneced atentos, porque como podréis comprobar, las salidas de las curvas son todo un espectáculo.

Fuente: Road and Track

En Planeta del Motor: Viajamos en el tiempo: así ha cambiado Le Mans, la meca del automovilismo, tras más de 60 años de carreras(Vídeo) Una magnífica demostración de cómo pilotar un Ford GT 40 en Laguna Seca

Sobre el Autor

Miguel Benito

De la capital. Estudiante de ingeniería del automóvil. Convirtiendo los sueños en realidades. Desde pequeño trasteando con todo tipo de cosas que tenían ruedas. Ahora, tengo la oportunidad de hablar sobre un tipo concreto de máquinas apasionantes: los coches.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario