Menu
Banner Colombes

Ojito a los coches de Donald Trump

La polémica que se ha creado alrededor de la elección del nuevo presidente de los Estados Unidos no es menor por estar al otro lado del charco. Así que vamos a aprovechar que este señor está en todas las portadas y su creciente viralidad, para hacer un repaso a su garaje, que es lo que a nosotros nos interesa.

Antes de ser presidente del Estado más potente del mundo, Donald Trump ha sido, y es, uno de los 160 hombres más ricos del mundo, y eso se nota… En su garaje. El mejunje de coches que tiene este señor es bueno y apto para todos los gustos.  Y como ya existe suficiente intriga con el nuevo futuro de Estados Unidos en manos de este señor no voy a añadir más a este artículo. Estos son los coches que se reúnen en el garaje del neoyorquino:

Lamborghini Diablo VT Roadster

El nuevo presidente, además de ser millonario, es fanático del lujo y la vanidad. Así pues qué mejor que un exótico y exclusivo Lamborghini Diablo VT Roadster en azul Le Mans para él. Deportivo que adquirió en 1997 pero que lanzó a subasta durante la pasada campaña electoral. El Diablo no fue muy bien aceptado en dicha subasta y las pujas no llegaron al precio que se pedía. Parece que nadie quiere un ex-Lamborghini de Trump, porque por su falta de exclusividad no será; solo 200 unidades fabricadas.  

donald-trumps-old-lamborghini-is-up-for-sale-on-ebay

Rolls-Royce Silver Cloud

En el garaje de alguien como este señor no podía faltar El Espíritu del Éxtasis. Uno de los primero coches de Trump fue este precioso Silver Cloud de 1956. Uno de los coches más elegantes nunca fabricados que incluía todos los avances de la época y que era impulsado por un motor de 4,9 litros y 155 CV de potencia. Posee dirección asistida y aire acondicionado, ¡casi nada para la época de los 50! Sin duda Trump gozaría de unos buenos años de su mujeriega juventud con este Rolls-Royce.

rolls-royce_silver_cloud_donald-trump-1024x527

Rolls-Royce Phantom

Y los años pasaron, el playboy envejeció y ¿por qué no otro Rolls-Royce? Una de las últimas adquisiciones de Donald Trump fue un Phantom para pasear cual ricachón. Mirad que posturita:

coches_donald_trump

Mercedes-Benz SLR McLaren

Una cosa está clara; y es que a Trump le gustan mucho los coches europeos, así que en 2003 añadió a su garaje un Mercedes-Benz SLR McLaren. Por supuesto, el multimillonario se desentendió de trámites y transportes, pagó y se le entregó el flamante Mercedes-Benz con un lazo en la mismísima puerta del espectacular Trump Tower.

slr_mclaren

Bentley Continental GT Speed

Un europeo más, ideal para un setentón como Trump. Un Bentley Continental GT Speed que, por cierto, luce muy bien en esta configuración. Por unos 250.000 euros te puedes hacer con este deportivo inglés que monta un W12 de 625 CV, potencia muy necesaria para mover sus atronadores 2395 kilogramos de peso.

Parece que a Trump no le importa darle la espalda a la mega industria automovilística norteamericana con sus adquisiciones, aunque se haya declarado en varias ocasiones claro defensor. De hecho durante la campaña electoral llegó incluso a cargar contra Ford por el traslado de la producción del Focus y el C-Max a México.

bentley-continental-gt-donald-trump

Acura NSX

¡¿Un japonés?! Trump le regaló a una de sus ex mujeres un flamante Honda NSX negro en 1991. Un coche que se concibió como un deportivo cómodo y funcional. Marla Maples lo vendió en 2005 por su precio original y luego fue subastado por el comprador por unos cuantos miles de dólares más. Esta vez sí que funcionó su pedigrí.

0821-acura-nsx-ebay-4

 

Chevrolet Camaro Indianapolis 500 Pace Car

Por fin un coche americano, eso sí, coche que entró en el garaje de Trump metido en una burbuja de polémica. En 2011 Donald Trump fue el elegido para pilotar el Pace Car de las famosas 500 millas de Indianápolis y nadie estaba de acuerdo con que fuese él en vez de un piloto, que suele ser lo habitual. Al final Donald Trump no llegó a acudir a la cita y fue sustituido por el sí piloto, y de los mejores de norteamérica, A.J. Foyt.

Aún así, a Trump se le obsequió con el coche y aquí lo tenéis, posando con él.

camaro

Cadillac XLR-V

¿Demasiados coches europeos? Donald Trump lo solucionó siendo el primer dueño de un Cadillac XLR-V. 

donald_trump_previews_the_2006_cadillac_xlr-v_8619546909

Y hablando de Cadillac… Estos son sus coches, pero durante al menos 4 años permanecerán aparcados. Será difícil ver durante su etapa presidencial a Trump en uno de sus coches, ya que ahora, por motivos de seguridad, se moverá y viajará en la parte trasera del Cadillac Presidential Limousine blindado, alias ‘La Bestia’, en el que ya vimos a Barack Obama.

2009-cadillac-presidential-limousine-2

También se ha visto al playboy multimillonario en alguna ocasión en un Mercedes-Benz S600 Guard, en un Cadillac Allanté de 1993, en un Escalade e incluso en el pequeño Tesla Roadster. Y, ¿Sabías que Donald Trump fue la primera persona en probar el Audi R8 al otro lado del charco allá por 2007?

Artículos relacionados: ¿Qué tenía Ayrton Senna en su garaje? | ¿Cuál sería tu garaje ideal de 3 coches? ¡El equipo de PdM expone el suyo!

Sobre el Autor

Rafa Rivera

A décimas de segundo de ser Ingeniero Aeroespacial. Nací en Córdoba y me crié entre un Escort y un Fiesta SuperSport. Enfadado con el mundo desde que en mi casa se compró un Ford Ka. Mi cabeza es una base de datos de coches, y solo coches, en constante actualización y estoy aquí para compartirla contigo.
Comments (2)

Deja un comentario