Menu
Banner Colombes

Ya está aquí el nuevo Renault Megane RS, más potencia y prestaciones para plantar cara en Nürburgring

Renault ha presentado en el Salón Internacional de Frankfurt la tercera generación del Megane RS. Después de varios meses de espera en los que hemos podido ver algunos adelantos, por fin podemos decir que la nueva versión del deportivo compacto francés está entre nosotros. En su puesta de largo hemos conocido varios detalles interesantes como que montará el mismo propulsor que el nuevo Alpine A110. Renault Sport también nos han hecho saber que a finales de 2018 llegará una versión aún más salvaje del Megane, el ‘Trophy’ de 300 CV.

Renault Sport aún no se ha pronunciado sobre la velocidad máxima del Megane RS, lo que sí sabemos es que montará el mismo motor 1.8 turbo del Alpine con 280 CV

A primera vista destacamos una imagen basada en la cara exterior del Megane GT. Las novedades tienen que ver con un kit de carrocería que dota al Megane RS de un perfil mucho más agresivo. Podemos distinguir fácilmente al nuevo modelo por sus proporciones. En el lateral, encontramos unos pasos de rueda delanteros 60 milímetros más anchos que los del GT y en la trasera 45 milímetros más. El paragolpes delantero cuenta con unas tomas de aire situadas en ambos extremos. En el frontal, también encontramos una calandra de nido de abeja con el logotipo de la marca en la parte central bajo el que vemos las siglas RS al igual que en la versión más radical del Clio. También hereda de su hermano pequeño los antinieblas en forma de bandera a cuadros. La denominada tecnología RS Vision Lighting resulta muy interesante puesto que ofrece una experiencia de conducción dinámica y segura incluso en las condiciones de iluminación más complicadas.

En la trasera, Renault ha optado de nuevo por una salida de escape central. Junto a ella, un enorme difusor encargado de anclar el Megane al suelo. Nos llama mucho la atención el llamativo color Tonic Orange de su carrocería. De esta manera Renault Sport deja atrás el hasta ahora característico color Amarillo Sirius del equipo oficial de Fórmula 1.

El diseño del habitáculo, como no podía ser de otra manera, tampoco descuida ningún detalle. Unos asientos semi-bacquets tapizados en Alcántara y con las iniciales R.S. bordadas en color rojo sobre el reposacabezas nos harán sentir a bordo de un coche de carreras. Sobre ellos, tendremos visión directa del RS Monitor que nos proporcionará toda la información relacionada con la telemetría del coche además de permitirnos medir tiempos por vuelta o apreciar en directo la fuerzas G a la que se somete el piloto. El volante asimétrico y con microperforaciones viene forrado en cuero y con las iniciales RS incrustadas en el inferior sobre un fondo rojo. El rojo es también el color protagonista en gran parte de los detalles, la instrumentación digital y las costuras interiores. Los pedales son de aluminio.

En el apartado mecánico, el Megane R.S. monta un bloque de cuatro cilindros 1.8 TCe (1.798 cc) que encierra 280 CV de potencia a 6.000 rpm con un par máximo de 390 Nm. El motor, que entrega toda su fuerza al tren delantero, es el mismo que montará el nuevo Alpine A110. Si hablamos de la transmisión, por primera vez Renault Sport nos brinda la posibilidad de elegir entre dos opciones: una caja manual de seis relaciones o una transmisión automática de doble embrague EDC de seis velocidades con levas en el volante.

Por otro lado también existirá la posibilidad de escoger entre dos tipos de chasis: Sport o Cup. El primero, se sirve de la electrónica para hacernos sentir la presencia de un autoblocante mientras que el segundo monta un autoblocante sobre el eje delantero. Si optamos por la opción Sport tendremos unas llantas de 18 pulgadas asociadas a unos neumáticos de 235. Por su parte, el chasis Cup cuenta con unas llantas de 19 pulgadas y neumáticos de 245. 

La versión con el chasis Cup y la caja de cambios manual de seis velocidades se presenta como a más deseada

Al igual que el Megane GT, la versión R.S. cuenta con el sistema 4Control. Esta función se encarga de gestionar el control del eje de dirección trasero capaz de virar hasta 2,7 grados. De esta forma se consigue una mayor agilidad y estabilidad al tomar curvas a alta velocidad. Parece que cada detalle ha sido minuciosamente estudiado para plantar cara a su competencia. Seguro que pronto veremos al nuevo Megane RS intentando batir el récord de vehículos de tracción delantera en Nürburgring que ostenta Honda Civic Type R.

La gestión electrónica a través del sistema Multi-Sense de Renault permitirá al conductor escoger entre cinco modos de conducción distintos: Comfort, Normal, Sport, Race y Personalizado. El modo personalizado permite realizar ajustes sobre la dirección, la amortiguación, el acelerador y el cambio.

Renault aún no ha desvelado la lista de precios del Megane RS. Lo único que la firma francesa ha confirmado es que los primeros encargos podrán hacerse a finales de este año. No obstante, tendremos que esperar hasta principios de 2018 para poder verlo rodar por nuestras carreteras. Os dejamos con este pequeño vídeo en el que podemos apreciar el sonido del Megane RS a manos de Nico Hülkenberg en el circuito de Spa-Francorchamps, en Bélgica. Una última cosa, subid el volumen.

Artículos relacionados: No es ninguna broma, el Renault Space 2017 llevará el propulsor del nuevo Alpine A110 | (Vídeo) Así ruge el nuevo Alpine A110 en Col de Turini

Sobre el Autor

Javier Jiménez

Sorry no comment yet.

Deja un comentario