Menu
Banner Colombes

El nuevo Opel Insignia GSi de 260 CV hace honor a las siglas más deportivas de la marca alemana

Nos tenemos que remontar al año 1984 para hablar de los dos primeros modelos de Opel que adoptaron la denominación GSi: el Manta GSi y el Kadett GSi. Ambos incorporaban motores de 1.8 litros de 115 CV de potencia y destacaron por su marcado carácter deportivo y sus magníficas prestaciones. Cuatro años más tarde, el motor 2.0 litros DACT de 16 válvulas en el Kadett 2.0 GSi 16V entregó 150 CV. Más tarde, el primer Opel Astra también incorporaría este mismo motor. En 1993 llegaría una alternativa de 1.8 litros y 125 CV para el Astra GSi. Las cuatro primeras generaciones del Corsa también se unirían a la saga GSi. Hoy hablamos del nuevo modelo de Opel que será presentado el próximo mes de septiembre en el Salón Internacional del Automóvil de Berlín. No es otro que el Insignia GSi.

El Insignia GSi llegará a nuestro país en noviembre y contará con 260 CV de potencia

La berlina del fabricante alemán montará un motor biturbo de 2.o litros de 260 CV de potencia y un par de 400 Nm. El bloque estará asociado a una nueva caja automática de ocho velocidades relacionada con un cambio de levas en el volante encargado de revivir el espíritu deportivo de los GSi. Además de este motor, Opel ha confirmado que también habrá una versión diésel del GSi, aunque aún desconocemos los detalles de esta variante y su fecha de lanzamiento.

En las fotos oficiales reveladas por la marca descubrimos una línea mucho más radical a la que estamos acostumbrados en el Insignia. Las grandes tomas de aire situadas en la parte delantera, sus taloneras, un eficiente alerón y las salidas de escape cromadas son algunos de los detalles más destacados de esta nueva unidad. Su carrocería descansa sobre unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S montados sobre una llantas de 20 pulgadas. En su interior encontramos un sistema de frenos Brembo con discos de 345 milímetros de diámetro.

En el habitáculo no falta detalle, y Opel lo ha cuidado como siempre ha hecho con sus versiones deportivas. Lo que más nos llama la atención a primera vista son unos imponentes asientos tipo bucket tapizados en piel que dejan ver las siglas GSi sobre el centro de su respaldo. Pero no todo es estética. Los asientos incorporan calefacción, función de masaje y unas coberturas laterales ajustables para proporcionar un agarre óptimo en el paso por curva. No se nos pueden pasar por alto otros detalles como el volante deportivo de cuero y los pedales acabados en aluminio.

El Insignia GSi se asienta sobre un nuevo chasis FlexRide mecatrónico que es capaz de adaptar la sensibilidad de los amortiguadores y la dirección según las condiciones del asfalto. La centralita también cambia la calibración del pedal del acelerador y los puntos de cambio. El conductor puede elegir entre los modos Standard, Tour, Sport y Competición. Este último programa, accionado a través del botón ESP, permitirá a los más habilidosos conectar y desconectar el control de tracción.

Además, el nuevo Insignia GSi será 160 kilos más ligero que la versión OPC 2.8 V6 Turbo. Gracias a esto, según ha señalado Volker Strycek, director de la división de coches deportivos y de competición de Opel, “el Insignia GSi será más rápido a una vuelta en Nürburgring que el poderoso Insignia OPC de la generación anterior”.

El nuevo Opel Insignia GSi estará disponible en España a mediados del próximo mes de noviembre.

Artículos relacionados: Si estas pensando en comprar un descapotable, el Opel Cabrio Sport Edition puede ser una buena opción | Paco Altamirano sube en Montoro como si lo hiciese en su casa

 

Sobre el Autor

Javier Jiménez

Sorry no comment yet.

Deja un comentario