Menu
Banner Colombes

Mustang, Camaro o Challenger: ¿cuál es el ‘muscle car’ más seguro?

El IIHS es la institución encargada de poner a prueba la seguridad de los coches en Estados Unidos, lo que sería el equivalente a nuestro EuroNCAP. En 2012 introdujo una prueba nueva, más exigente, consistente en impactar los vehículos con sólo un 25% de la superficie frontal. Y con esta prueba le sacaron los colores a más de uno…

Ahora han decidido probar y enfrentar entre sí a tres modelos icónicos, tres auténticos muscle cars que, si bien por nuestro continente los vemos poco, en su país de origen se venden casi como rosquillas: el Ford Mustang, el Chevrolet Camaro y el Dodge Challenger.

Son superventas en Estados Unidos, son rápidos, pero… ¿Son seguros? El IIHS se ha propuesto saber cuál es el muscle car más seguro

Todos son el modelo 2016, si bien a priori el Challenger cuenta con desventaja pues el Mustang y el Camaro son modelos bastante nuevos (sobre todo el último), mientras que esta generación del Challenger ya lleva unos cuantos años en el mercado. Y todos han sido probados con motorizaciones V8, el propulsor más vendido y que, por su tamaño, tiene peores consecuencias para los ocupantes del coche en caso de colisión. Llegados a este punto quizá ya os estaréis preguntando cuál es el muscle car más seguro.

El que más cerca se ha quedado de la máxima puntuación (Top Safety Pick) ha sido el Mustang, que se ve privado de dicha calificación debido a su modesta puntuación en la colisión con el cuarto de frontal. Le sigue el Camaro, que falla en no tener disponible un sistema de prevención de colisiones así como en la rigidez de su techo, inferior al Mustang. El Dodge Challenger, por su parte, y bajo el criterio del IIHS, “necesita mejorar” su seguridad.

En la prueba mencionada al principio, los vehículos impactan con sólo un 25% de su superficie frontal contra un muro a 64 Km/h. Aquí, el Camaro fue el mejor valorado con un ‘Bueno’, seguido del Mustang, calificado como ‘Aceptable’ y con la puntuación ‘Mínima’ para el Challenger. El Chevrolet resiste tan bien gracias a que su célula de seguridad está especialmente diseñada para superar bien esta prueba, con una pequeña superficie de impacto.

Por otra parte, la resistencia del techo resultó ser ‘Buena’ en el Mustang y ‘Aceptable’ en los otros dos, y en la colisión frontal con mayor superficie de impacto los tres puntuaron como ‘Bueno’. Podéis ver todos los vídeos y resultados en el canal oficial de YouTube del IIHS.

La veteranía del Challenger se hizo notar de manera especial. Esta generación del mítico muscle volvió al mercado en 2008 y su plataforma no se ha renovado desde entonces. Antigüedad que pasó factura en el impacto del 25% del frontal: durante el choque, la rueda delantera del Challenger retrocedió y se incrustó en el habitáculo, una intrusión que provocó que el pie izquierdo del maniquí quedase atrapado y deformase su tobillo. Un hecho que, tras probar numerosos modelos, sólo había ocurrido cinco veces hasta ahora.

Fuente: IIHS

 

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario