Menu
Banner Colombes

Nuevo Mercedes-Benz Clase S 2017: el buque insignia de Mercedes, aún más lujoso y seguro que antes

El nuevo Mercedes-Benz Clase S 2017 ha sido presentado esta semana en el salón del automóvil de Shanghai, sorprendiendo con un extenso número de notables innovaciones. De entre todo lo anunciado, sobresale un amplio abanico de nuevas motorizaciones, de entre las cuales encontramos una versión híbrida enchufable, un mejorado sistema de conducción inteligente autónoma y mucho, mucho lujo y comodidad para aquellos afortunados que puedan reclinarse en una de las berlinas más majestuosas del mundo.

Su salida al mercado se producirá en el próximo mes de julio de este mismo año

Estéticamente, el Mercedes se ha renovado siguiendo la línea impuesta por la marca este último año, refinando un poquito más la ya elegante línea característica de los sedanes de la marca alemana. La principal diferencia en el exterior son sus nuevos grupos ópticos delanteros Multibeam LED, con tres potentes focos por cada faro, mejorando la visibilidad de los modelos de años anteriores. Su nuevo juego de luces largas alumbran hasta 650 metros delante del vehículo. En la parte posterior, tres tiras de fibras ópticas en ambos faros completan el conjunto. Además, han incluido entre las posibilidades de configuración 7 nuevos modelos de llantas de aleación de aluminio, entre 17 y  20 pulgadas.

Abundancia sobre ruedas: el Mercedes-Benz Clase S 2017 es aún más lujoso que antes

Es en su interior donde el Clase S destaca y demuestra de qué está hecho (y en general es de materiales muy caros). Su salpicadero está compuesto de dos pantallas que juntas suman 12.3 pulgadas, que forman el denominado “Wide-Screen cockpit”, totalmente configurable a gusto del conductor, pudiendo mostrar en todo momento la información que éste crea necesaria. Su uso se completa con los controles sensibles al tacto que incorpora el nuevo volante de tres radios,  capaces de interpretar acciones similares a las que utilizaríamos en un smartphone, y con el mando táctil situado en la consola central.

Pese a que sólo hemos podido ver el interior en imágenes, la calidad es perceptible incluso de esta manera. Maderas exóticas, diferentes pieles con costuras personalizables al gusto del consumidor, luces LED envolventes por todos los rincones con 64 colores disponibles, un sistema de audio Burmester 3D Surround  y muchas otras cosas marca de la casa completan el ambiente exuberante del habitáculo. El Clase S cuenta de serie con el arranque sin llave, y aprovechando esta novedad Mercedes introduce una nueva generación de llaves diseñadas en diferentes acabados.

Todo para los pasajeros: un paso más allá en comodidad y refinamiento

¿Imaginas hacer deporte mientras estás de viaje? Bueno, pues esto ya es una realidad gracias al sistema de confort Energizing. Configura diferentes apartados del vehículo (ventilación, posición del asiento, masaje, multimedia) en seis modos distintos, denominados frescor, calor, vitalidad, disfrute, confort y ¡entrenamiento! En este último modo, podremos ejercitar nuestros músculos mediante un programa concreto de masaje, que favorece a la activación y a la relajación muscular. El sistema además elije música acorde con el modo que hayamos elegido, para que la estimulación sensorial sea absoluta.

Para garantizar su comodidad, dos sistemas robotizados, el control de curvas y el escáner del asfalto, ajustan la suspensión del vehículo con el fin de reducir molestos balanceos. A velocidades de hasta 180 km/h las irregularidades de la carretera desaparecerían, incluso de noche, gracias a la mejora de los sistemas Magic Body Control y Road Surface Scan que “leen” la carretera y ajustan la suspensión miles de veces por segundo para adaptarla a la superficie y hacer que viajar en el Clase S sea una experiencia aún más confortable.

Hacer deporte mientras estamos sentados ya no es una utopía. El nuevo Clase S es capaz de esto (y más) gracias a un nuevo programa de masaje en los asientos

Como hasta ahora, habrá disponibles en la gama versiones Maybach. Estas serán las encargadas de llevar un paso más allá -por si en las versiones normales no es suficiente- el lujo, el cuidado por el detalle y el máximo refinamiento.

Nuevas motorizaciones: hasta 612 CV para el S 63 firmado por AMG y estreno de compresor eléctrico en el 6 cilindros gasolina

La versión actualizada del Clase S viene con una variedad mayor de propulsores: entre ellos dos nuevos motores de 6 cilindros en línea diésel, los S 350 d y S 400 d, con 286 y 340 CV de potencia respectivamente y que se convierten en los diésel más potentes de Mercedes hasta el momento. También se renueva el V8 biturbo de 4.0 litros gasolina para el S 560 4Matic -que estrena nueva denominación- con 469 CV. El mismo motor que equipa la variante S 63 firmada por AMG, pero con una versión evolucionada llevada hasta los 612 CV. Un motor que cuenta, además, con la posibilidad de desactivar pares de cilindros en caso de no ser necesarios. Todos ellos presumen de ser más eficientes y consumir aproximadamente hasta un 10% menos de combustible respecto al anterior modelo.

El S 65 firmado por AMG cuenta con un V12 biturbo de 6.0 litros,  630 CV y 1000 Nm. En el extremo opuesto hay una versión híbrida enchufable, aunque la principal novedad está en la incorporación del motor M 256 con turbo y compresor eléctrico

Sin embargo, el S 63 4MATIC+ (que equipa tracción total y caja de cambios AMG SPEEDSHIFT MCT de nueve velocidades) no es la versión más potente de la gama. Ese título lo ostenta el Mercedes-AMG S 65, que monta un mastodóntico motor V12 biturbo de 5980 cm³ capaz de entregar 630 CV y 1000 Nm que se envían a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática de siete relaciones. A pesar de no equipar el propulsor más potente, la versión más rápida sigue siendo la S 63 gracias a su menor peso y mayor capacidad de tracción: con todo, el Mercedes-AMG S 63 es capaz de hacer el 0-100 km/h en sólo 3,5 segundos.

Hay también disponible una versión híbrida enchufable, con una mayor batería, ahora de 13,3 kWh, que posibilita una conducción eléctrica en un desplazamiento menor a los 50 km. Aunque quizá la mayor novedad está en la variante gasolina de 6 cilindros en línea que empleará sobrealimentación mediante un turbo combinado con un compresor eléctrico y que alcanzará una potencia máxima superior a los 400 CV (aunque Mercedes no ha ofrecido todavía todos los datos sobre este propulsor).

Cada vez más cerca de la conducción autónoma

El Mercedes-Benz Clase S 2017 da un gran paso hacia la conducción autónoma, algo que pocas marcas han conseguido. El conjunto Distronic, formado por sensores de proximidad y control de cambio de carril, es ahora más fiable y seguro y permite una conducción más suave. La velocidad ahora es controlada en función de las curvas o intersecciones que se aproximan, que funciona en conjunto con el sistema Magic Body Control -que escanea la carretera y adapta activamente la suspensión-.

También se ha perfeccionado el sistema de la parada de emergencia asistida, recurso que se activa cuando el vehículo no percibe acción humana en el volante tras un rato de circulación con el auto-pilotaje activado. Al acabar el trayecto, el conductor puede analizar mediante un gráfico qué sistemas han intervenido más durante el rato de conducción, de manera que pueda poner fin a imperfecciones en el pilotaje. Asimismo, cuenta con un sistema de aparcamiento remoto que se puede controlar desde el móvil. Sin duda todo un sinfín de interesantes facilidades para el disfrute del conductor.

El sistema Distronic de asistencia a la conducción se perfecciona: a la infinidad de sensores y cámaras se suma ahora un sistema que controla la velocidad en función de las curvas o intersecciones que se aproximan

Tras este análisis, es evidente que nos resultará difícil encontrar un coche mejor en el que viajar tan cómodos, aunque también queda claro que no todo el mundo podrá permitirse esta auténtica mini limusina cada vez más inteligente para ir de un lado a otro, pese a que no hay confirmaciones oficiales de precios.

Artículos relacionados: Prueba Mercedes-Benz Clase C Coupé: doble personalidad, entre deportivo y GT | De cuando el Mercedes-Benz CLR de Mark Webber voló literalmente

Sobre el Autor

Miguel Benito

Estudiante de ingeniería del automóvil. Convirtiendo los sueños en realidades. Desde pequeño trasteando con todo tipo de cosas que tenían ruedas. Ahora, tengo la oportunidad de hablar sobre un tipo concreto de máquinas apasionantes: los coches, claramente. De la capital.
Comment 1
  • Miguel

    hmmmmm pero no es un panamera

Deja un comentario