Menu
Banner Colombes

El curioso mensaje que Porsche dejó en el 911 GT3 que Honda compró para desarrollar el NSX

Es algo normal que un fabricante compre modelos de la competencia para analizarlos y compararlos con los suyos propios. En algunos casos se desentrañan pieza a pieza y, en otros, como el 911 GT3 que nos ocupa, el modelo de la competencia se usa como ejemplo -y se compara- en cuanto a dinámicas de conducción. Lo que siempre suele ser común es que los compran de forma anónima, aunque no siempre sale bien…

Honda ha estado los últimos años desarrollando su deportivo híbrido, el nuevo NSX. Tiene sobre sí la presión de hacer honor al nombre que hereda, pues su homónimo de los años 90 (que llegó hasta el 2005) fue un coche de excepcionales dinámica y sensaciones.

El nuevo NSX tiene un motor de gasolina en disposición V6 de 3.5 litros (con inyección directa, distribución variable, lubricación por cárter seco y dos turbocompresores), tres motores eléctricos y una caja de cambios automática de doble embrague de nueve velocidades. El motor de combustión desarrolla 507 CV, y del resto, hasta llegar a los 581 CV de potencia máxima total, se encargan los motores eléctricos.

Honda compró un McLaren 12C y un 911 GT3 para compararlos con su NSX. McLaren no se enteró pero en Porsche fueron más pícaros…

Cuenta con tracción total, mucha tecnología a bordo y una carrocería fabricada en aluminio y acero. Con todo, su peso asciende hasta superar ligeramente los 1,700 kilos. Un registro nada liviano para un superdeportivo.

Honda NSX 2016_gris_movimiento

Aún así, Honda ha querido dotar al nuevo NSX de las mejores sensaciones y dinámica de conducción posibles y para ello adquirió un McLaren 12C y un Porsche 911 GT3, dos de las referencias en el segmento. El primero, aunque criticado por su falta de feeling, es rápido como un misil. El 911 GT3… ¿Quién no querría un 911 GT3 para disfrutar conduciendo? Este último lo compraron para desarrollar la dirección del NSX, según dijo a Automotive News el jefe del departamento encargado de la dinámica del coche, Nick Robinson.

El 911 GT3 de Honda tuvo que volver al concesionario por una llamada a revisión (¿recordáis aquellos GT3 primerizos que se incendiaban?). Gracias a la ‘caja negra’ del coche, Porsche descubrió que ese GT3 pertenecía al equipo de desarrollo de Honda y les dejaron un mensaje bajo la cubierta del motor:

“Good luck Honda from Porsche. See you on the other side.”

“Buena suerte, Honda, de parte de Porsche. Nos vemos.” El ‘see you on the other side’ tiene una connotación de verse cuando hayas logrado tu objetivo. Algo así como Porsche diciendo: “Nos vemos, si conseguís alcanzarnos…”

El McLaren 12C también tuvo que volver al concesionario varias veces, pero según Robinson lo único que hicieron en McLaren fue preguntar: “¿Dónde habéis alcanzado los 330 Km/h? ¿En qué circuito?”

Fuente: Automotive News vía Road&Track

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario