Menu
Banner Colombes

Lotus Exige Cup 380: el Lotus de carretera más radical jamás creado hasta la fecha

Cuando parecía que el Lotus Exige Sport 380 era lo más bestia que Lotus podía crear -hablando de coches homologados para circular por carretera abierta-, llegan los de Hethel y nos sorprenden dando otra vuelta de tuerca más a lo que parecía que ya no tenía jugo por exprimir. Se llama Lotus Exige Cup 380 y, aunque parezca mentira, es más rápido y bestia aún que el Exige Sport 380. Y lo que lo hace más llamativo aún: viene en forma de edición tremendamente limitada. Además de eso último, ¿en qué cambia?

El Lotus Exige Cup 380 se somete a una dieta más estricta aún que el Sport 380 en la que el protagonista vuelve a ser, cómo no, la fibra de carbono. Gracias a un mayor empleo de este ligero material se consigue reducir el peso hasta los 1057 kilos (en seco), nueve kilogramos menos que el Exige Sport 380 y 62 kg menos que el Exige estándar.

Gracias a un exhaustivo trabajo en el túnel de viento, el Exige Cup 380 genera hasta 200 kilos de downforce a velocidad máxima, un 43% más que el Sport 380

El motor permanece intacto, dejando el trabajo al V6 de 3,5 litros de origen Toyota, sobrealimentado mediante compresor, que es capaz de rendir 380 CV y 410 Nm de par. Gracias a la reducción de peso se consigue mejorar una décima de segundo la aceleración en el 0-100 km/h, quedándose en sólo 3,6 segundos. La velocidad punta permanece intacta (282 km/h), pero la carga aerodinámica es ahora muchísimo mayor: un exhaustivo trabajo en el túnel de viento permite al Exige Cup 380 generar hasta 200 kilos de downforce a velocidad máxima, un 43% más que el Exige Sport 380.

Los cambios en el apartado aerodinámico corren a cargo de un splitter delantero más agresivo, un alerón trasero rediseñado y de mayor tamaño, así como un difusor rediseñado en la zaga. Pero no sólo eso: ahora en la parte superior de los pasos de rueda hay unas rejillas -tipo Porsche 911 GT3 RS– que ayudan a igualar la diferencia de presiones entre la que se genera dentro de los arcos de la rueda y en su exterior, favoreciendo también a un mayor agarre aerodinámico a alta velocidad. Incluso el limpiaparabrisas ha sido rediseñado para favorecer la eficiencia del Exige Cup 380 cortando el aire, y ahora tiene una disposición vertical en medio del parabrisas.

Para complementar al agarre aerodinámico, el grip mecánico también aumenta gracias a unos neumáticos traseros Michelin Pilot Sport Cup 2 más anchos, con medida 285/30 ZR18 (20 mm más anchos que en el Sport 380). En suma, Lotus asegura que el paso por curva del Exige Cup 380 es mucho más rápido que el del Sport 380: según la marca, el Exige Cup 380 es capaz de dar una vuelta al circuito de Hethel en 1 minuto y 36 segundos, el récord para un coche de carretera (que ellos hayan probado, al menos).

El Lotus Exige Cup 380 es capaz de dar una vuelta al circuito de Hethel en 1 minuto y 36 segundos, récord para cualquier Lotus de carretera hasta la fecha

¿Y de dónde se consigue la reducción de peso en un coche que ya de por sí estaba muy aligerado? En Lotus son maestros en esto, y gracias a un rediseño del portón del capó trasero -fabricado de una pieza y en fibra de carbono, por supuesto- se consiguen ahorrar 6,5 kilos. La dieta ha llegado hasta el punto de que se han suprimido incluso los bombines de gas, permitiendo ahorrar un kilo adicional. Un rediseño en las entradas de aire laterales permite ahorrar medio kilo. Lo que falta hasta conseguir los 9 kilos menos respecto al Sport 380 se consigue gracias a varios opcionales de fibra de carbono, como son los paneles interiores construidos de una sola pieza y un rediseño en la consola y aireadores del equipo de ventilación, que en conjunto ofrecen una reducción adicional de 1 kg.

El interior es tan espartano como antes, con lo justo e imprescindible aparte para conducir. Los asientos son unos baquets forrados en Alcántara (como buena parte del resto de la cabina), la palanca de cambios tiene parte del mecanismo a la vista y no existen alfombrillas.

El Lotus Exige Cup 380 tiene cuatro modos distintos para el ESP (Drive, Sport, Race y Off) y un control de tracción también regulable, que se puede modificar (mediante un selector en la columna de dirección) únicamente con el ESP desconectado. Dando buena muestra de su naturaleza para los circuitos, el Exige Cup 380 se puede elegir opcionalmente con arneses completos de competición, jaula antivuelco homologada por la FIA, extintor de incendios y volante sin airbag.

Se podrá elegir en cinco tonalidades distintas (Essex Blue, Metallic White, Metallic Silver, Metallic Grey and Metallic Black), pudiendo elegir algunas partes, incluidas las llantas, en contraste. Y para quien busque la máxima personalización, existe Lotus Exclusive para dar cabida a las personalizaciones más caprichosas. Sólo se fabricarán 60 unidades a un precio de partida que en el mercado alemán será de 109.900 euros.

Fuente: Lotus

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario