Menu
Banner Colombes

Los monoplazas más raros en la historia de la Fórmula 1 (I)

Está claro que echamos de menos la Fórmula 1 de antaño. Todos estamos de acuerdo en que ya no es lo que era, sobretodo en este año 2015, una situación que ya venía asomando temporadas atrás. Coches prácticamente iguales, menos potencia, normas de la FIA restrictivas y reglamentos que provocan carreras monótonas; ya no se reposta en carrera, el consumo de combustible está controlado, no existe la libre elección de compuestos, etc.

¿Quién no echa de menos el espectacular sonido de los V10?

Pincha aquí si quieres recordar este cántico celestial.

ferrari10

Se implantaron motores menos ruidosos y más tarde se estaban usando “trompetas” en los escapes para amplificar el débil sonido del motor de los V6. El reglamento se ha convertido en un vaivén de normas, la Fórmula 1 ha entrado en un rumbo errante capitaneado por Bernie Ecclestone. Pero por supuesto el dinero ha hablado, las audiencias han caído y no se ha tardado en anunciar un nuevo reglamento que promete coches más rápidos para 2017.

Lo que estamos viviendo los fines de semana de Gran Premio es consecuencia del pasado, de aquellos años locos en los que era fácil ver ideas descabelladas de ingenieros buscando construir un coche que despuntase. Se sacaba algo a la luz, muchas veces se ganaba con ello y ¿qué pasaba? La FIA actuaba. Prohibido. Poco a poco, Gran Premio a Gran Premio, año tras año se ha ido construyendo una normativa que ahora nos hace bostezar.

Llevo toda la temporada escuchando: “La F1 ya es un aburrimiento”, “Yo ya no sigo la F1…”, “La Fórmula 1 ya no es lo que era”, “…está pasada de moda”…

No es que esté todo inventado o todo prohibido, pero la FIA deja muy poco margen de actuación a los equipos. Tampoco es que antes los ingenieros fueran mejores, más creativos o se atreviesen a hacer retoques más bizarros (no hay que irse muy atrás para ver el “morro morsa” o el doble alerón delantero de Arrows). Me da la sensación de que se le están cortando las alas a los ingenieros. No olvidemos que la Fórmula 1 no es solo una carrera entre pilotos sino también una carrera tecnológica y un codo a codo entre los ingenieros para innovar y obtener los mejores diseños.

Demasiadas limitaciones para una competición plagada de mentes brillantes.

adrian-newwy

Esto es una mirada atrás. Un tributo al pasado de la Fórmula 1, donde se comenzaron a forjar al rojo vivo las ideas de grandes ingenieros, ideas que más tarde han acabado enfriándose en el yunque de la FIA para acabar como espadas de punta roma que ya no nos pinchan para saltar del sofá un domingo a las dos de la tarde.

Echamos de menos ideas grandes de ingenieros brillantes, ideas que buscaban los límites del reglamento para hacer cosas diferentes al resto, para estar sobre los demás. Mejoras extrañas, algunas ni siquiera llegaron a funcionar, pero siempre intentos por superar la tecnología rival.

En una época en la que la telemetría no estaba desarrollada, años en los que no se podían simular mejoras digitalmente, los ingenieros de los equipos se remangaban en sus escritorios para crear, puede que a veces monstruos y coches horrorosos, pero estoy seguro de que todas las ideas tenían horas y horas de diseño para intentar arañar milésimas de segundo.

Gracias a ellos han existido coches extravagantes a lo largo de la historia de los Grandes Premios, con los que se buscaba ser superior al resto siendo diferentes. Diseños funambulistas sobre los puntos a cumplir de los reglamentos.

Algunos prohibidos, otros descartados. Pero estos son algunos de los coches e inventos más curiosos, raros y extravagantes de la historia de la Fórmula 1, esto es el circo de la Fórmula 1.

El Brabham BT46B de Gordon Murray
tumblr_ls517nq6v01qk65n6o1_r1_1280

Creado por el gran Gordon Murray. “El Brabham del ventilador” fue pilotado por Niki Lauda, con él que ganó la única carrera que disputó, el Gran Premio de Suecia de 1978. Justo después de la victoria este fan-car fue prohibido por la FIA.

Murray incorporó en la parte trasera del Brabham BT46B un enorme ventilador que aumentaba el flujo de aire por debajo del automóvil y, básicamente por el efecto Bernoulli, se incrementaba la adherencia a la pista. LA FIA tenía prohibidos los dispositivos aerodinámicos móviles pero Gordon Murray presentó su invento como un ventilador de enfriamiento y engañó a la FIA.

El Toleman TG184, doble alerón (y vellos de punta)

Toleman-TG193-Senna-SlotWings-Slot-Cars-W59101

Este monoplaza no solo está en la lista por sus dos alerones traseros, también lo he incluido aquí porque además de extravagancia tiene su parte de magia. Este es el coche con el que Ayrton Senna realizó la sorprendente lección magistral de pilotaje sobre el trazado mojado del principado. El brasileño salía decimotercero en un circuito que era totalmente desconocido para él y bajo unas condiciones meteorológicas pésimas. Tras una carrera increíble lograba cruzar la línea de meta en segunda posición, justo por detrás de Alain Prost.

Sin duda aquel día comenzó a escribirse la leyenda.

El doble alerón trasero se utilizó en algunas carreras de la temporada de 1984 y el otro encargado de su volante era el venezolano Johnny Cecotto.

March 711

8224

¿Y qué me decís de “la tabla de planchar“? El March 711 contaba con un alerón delantero en el que cualquiera nos hubiésemos podido planchar unas camisetas a más de 200km/h o coger unas olas en Hawái. Con él, Ronnien Perterson consiguió 5 podios durante la temporada de 1971, gracias a los cuales obtuvo el subcampeonato por detrás de Jackie Stewart.

March 721, Eifelland Type 21

rs-gb72

Este curioso March 721 fue modificado por el equipo Eifelland en 1972 y pilotado por Rolf Stommelen. El March 721 era un buen coche. Este del equipo novato, Eifelland, tenía una extraña toma de aire y un aún más extraño retrovisor central. Obviando el descabellado retrovisor central, el Type 21 era un coche diferente y bonito. Tenía una toma de refrigeración frente al piloto encargada de admitir aire que luego se hacía pasar por unos conductos situados alrededor del cockpit, para finalmente terminar enfriando el motor.

Sin embargo, la idea del retrovisor no parecía tan buena. Stommelen tenía que levantar la vista para poder divisar a sus perseguidores, si es que se podía ver algo por encima del alerón.

El March del equipo Eifelland solo disputó ocho carreras.

Ligier JS5

El JS5 fue presentado por el equipo Ligier en 1976. Su piloto no era Papá Pitufo, era Jacques Laffite. Jacques consiguió un cuarto puesto en el Gran Premio de Estados Unidos. En total el JS5 corrió tres carreras antes de que su gran toma de aire fuese prohibida.

AUTO - F1 1976 - BRASIL - INTERLAGOS - PHOTO : DPPI JACQUES LAFFITE / LIGIER JS5 MATRA - ACTION

Ensign N179

Este Ensign N179 con una “escalera” de radiadores en su morro disputó solamente las sesiones de clasificación del Gran Premio de Sudáfrica. Su piloto ese día fue Derek Daly y aunque este coche sea muy recordado por los aficionados ni siquiera llegó a clasificarse para la carrera. Tras la mala actuación en el circuito de Kyalami, el equipo optó por una configuración “normal” y dejaron atrás este invento.

El N179 era un coche realmente malo y quitando los radiadores frontales tampoco mejoraron sus resultados. Hubiese sido interesante ver cómo se comportaba este invento sobre una buena montura. La posición de los radiadores no era un capricho ni una forma desesperada de mejorar la refrigeración del coche, sino que su localización era producto de una distribución de pesos diferente buscando mejorar el efecto suelo.

Ensign

Pronto la segunda entrega, continuará…

auto-feo-3

 

“¿Cómo podemos conocer los límites si no tratamos de sobrepasarlos?” Gilles Villeneuve.

 

¡Ya está disponible la segunda entrega aquí!

Sobre el Autor

Rafa Rivera

A décimas de segundo de ser Ingeniero Aeroespacial. Nací en Córdoba y me crié entre un Escort y un Fiesta SuperSport. Enfadado con el mundo desde que en mi casa se compró un Ford Ka. Mi cabeza es una base de datos de coches, y solo coches, en constante actualización y estoy aquí para compartirla contigo.
Comments (3)
  • bazzoka

    terrible articulo, felicitaciones planetadelmotor..

  • arribi

    me ha encantado esta entrada. comparto al 100% la idea principal del artículo; estoy seguro de que si aún no existieran los alerones y a algún equipo se le ocurriera introducirlos, la FIA los prohibiría ipso facto en nombre del espectáculo.

Deja un comentario