Menu
Banner Colombes

Los 10 coches más caros vendidos en una subasta

Es un hecho que el mundo de los clásicos, y no tan clásicos, está sumido en una burbuja de precios. En cada subasta, un modelo determinado que llamaremos X supera las cifras de la anterior puja donde se vendió uno igual o similar. En el más mundanal mercado de segunda mano, los modelos con ciertas características ‘nobles’, o con cierta reputación, no dejan de incrementar su cotización.

Este es un escenario muy favorable para quien busque un valor refugio, quien esté en busca de una inversión, con la sola idea de comprar un coche para venderlo mucho más caro tiempo después. Ahora mismo, un modelo medianamente reputado ofrece una rentabilidad superior a cualquier cartera de inversión (permitidme aquí la osadía del rol de gurú financiero). Si hablamos de un coche clásico de alta cuna, pongo la mano en el fuego a que, hoy en día, es mejor inversión que el oro.

La burbuja que vive el automóvil clásico hace que cada vez sea más difícil para la mayoría de los mortales poder hacerse con su coche soñado, llámese Porsche 911, llámese Ford Escort RS Cosworth

Pero para la mayoría de los mortales, como quien escribe y como muchos de los que leerán, esta situación dista mucho de ser favorable, cómoda o agradable. ¿Por qué? Muy sencillo: si bien apenas una década atrás podías aspirar a comprarte con relativa facilidad tu soñado Porsche 911, o hacer realidad tu sueño de conducir todos los días un M3 E30 o un Ford Escort RS Cosworth, hoy en día, los precios de modelos otrora fácilmente accesibles están alcanzando cotas que son difícilmente asumibles para un ahorrador de a pie.

Pero no hemos venido aquí a disertar sobre esta situación y hacer un estudio exhaustivo sobre cotizaciones de ayer y hoy. Lo que os traigo es una lista de la crème de la crème, los coches más caros vendidos nunca, los coches más caros de la historia.

Como podréis imaginar, los coches más caros subastados nunca lo son por varios motivos: son coches exóticos, ejemplares únicos, raros; tienen pedigrí; gozan de elevada reputación. Pero, ¿sabéis cuáles son los más caros y por cuánto se vendieron?

Nota: el precio entre paréntesis es el valor al cambio actual en el momento de escribir esta entrada, no en el momento de la fecha de la subasta. El precio original de la subasta es el mostrado en el encabezado en primer lugar.

10. 1962 Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Speciale – $16,500,000 (15,185,000 €)

1962 Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Speciale chasis 3269GT

Subastado por Gooding & Co. el pasado agosto de 2015, en Monterey, es un modelo peculiar donde los haya.

Salió del lápiz de Giugiaro, inspirado por los Ferrari de carreras con ‘nariz de tiburón’ y se encargó de carrozarlo Bertone. Fue, de hecho, el coche personal de Nuccio Bertone.

Ganador de concursos de belleza, este chasis 3269GT es propulsado por un V12 de 3 litros que equipa 3 carburadores Weber 40 DCZ6. Rendía 240 CV a 7,000 rpm y la potencia se enviaba a las ruedas traseras a través de una caja manual de 4 velocidades.

 

9. 1961 Ferrari 250 GT SWB California Spider – $16,830,000 (15,494,142 €)

1961-Ferrari-250-GT-SWB-California-Spider-chasis-3095-GT

Durante la pasada edición de Pebble Beach 2015, en Monterey (California), la casa Gooding & Company subastó este 250 GT SWB California Spider por la escalofriante cifra de 16,830,000 dólares. Fabricado en 1961 con el chasis 3095 GT, está carrozado por Scaglietti y es uno de los sólo 37 ejemplares de este modelo que llevan cubiertos los faros.

Aunque actualmente, y en el momento de la subasta, lucía un deslumbrante color rojo marca de la casa, en sus orígenes este coche salió de la fábrica en color Blu Metallizzato.

8. 1964 Ferrari 250 LM – $17,600,000 (16,198,193 €)

1964-Ferrari-250-LM-chasis-6105

No es de extrañar que un 250 LM se cuele en esta lista, en este caso con la increíble cifra de 17,600,000 dólares. La subasta, llevada a cabo en agosto de 2015 también en Monterey, fue dirigida por RM Sotheby’s.

Aclamado por historiadores, propietarios y demás tifosi como uno de los mejores Ferrari de la historia, este ejemplar es el número 23 (chasis 6105) de los 32 250 LM que fueron fabricados. Es uno de los 250 LM más exitosos en competición, así como uno de los mejor conservados. Esto último tiene mayor mérito sabiendo que Ferrari Classiche (el departamento encargado de los vehículos clásicos de la marca) certificó que este ejemplar conserva originales todos los elementos de su mecánica, incluyendo su motor V12 de 3,3 litros y 320 CV.

 

7. 1961 Ferrari 250 GT SWB California Spider – 16,288,000 €

1961-Ferrari-250-GT-SWB-California-Spider-chasis-2935-GT

Subastado por la casa Artcurial en París el 6 de febrero de 2015, la cifra que alcanzó este coche es más sorprendente si cabe sabiendo que fue subastado en el estado tal cual se encontró en un granero, o en el trastero de un chateau, mejor dicho. Sí, como lo léeis…

En la misma colección en que se encontró este Ferrari, había 10 decenas de coches en total, algunos de ellos en condiciones paupérrimas. A pesar del estado de abandono de este California, era un privilegiado, pues estaba guardado protegido del viento y la lluvia (y bajo una inmensa colección de revistas de coches, dicho sea de paso) junto a un Maserati A6G 2000 Gran Sport Berlinetta Frua de 1956.

1961 Ferrari 250 GT SWB California Spider Chassis 2935 - Ex Alain Delon & 1956 Maserati A6G 2000 Gran Sport Berlinetta Frua

Con el chasis 2935 GT, fue terminado de fabricar el 27 de septiembre de 1961 y solo unos días después fue expuesto en el Salón de París.

Fue subastado tal cual se encontró: en estado funcional, sucio, con muchas “heridas”. Pintura, parachoques, embellecedores del interior y algunas cosas más no son originales. ¿Por qué tan caro, entonces? Bueno, es uno de los modelos más especiales de Ferrari y, además, tiene una interesante historia detrás que podéis leer aquí.

6. 1955 Ferrari 410 Sport – $23,000,000 (21,182,400 €)

1955 Ferrari 410 Sport chasis 0592CM

Otro más que se subastó en Monterey, en este caso en agosto de 2014 y bajo el martillo de la casa Rickrole.

Bajo el capó se esconde un V12 de 5.0 litros con la V a 60º diseñado por Lampredi, que lo hizo en su época uno de los coches más potentes jamás construidos: 340 CV, ni más ni menos. Sólo fueron construidas 4 unidades (este es el chasis 0592CM), si bien eran todas distintas entre sí, con especificaciones y carrocerías distintas. Es, por tanto, un coche único.

La intención era competir con este coche en la Carrera Panamericana, pero el evento fue cancelado antes de que este 410 Sport pudiera disputarlo. A pesar del varapalo de la Panamericana, este ejemplar sí corrió en otras competiciones.

 

5. 1964 Ferrari 275 GTB/C Speciale – $26,400,000 (24,311,400 €)

1964 Ferrari 275 GTB-C Speciale by Scaglietti chasis 06701

A estas alturas ya os habréis dado cuenta de que en Monterey se mueve dinero. Mucho. Y para este modelo tan especial, no iba a ser menor el lugar de subasta -acontecida en agosto de 2014-.

Este ejemplar, de chasis 06701 y carrozado por Scaglietti, llegó a California tras una vida plagada de éxitos en las carreras. Es, además, muchísimo más raro y exótico que el famoso 250 GTO: sólo existen 3 unidades del modelo 275 GTB/C Speciale. De hecho, desde RM Sotheby’s han llegado a decir que el chasis 06885 de este modelo podría ser el primer coche que alcance las 9 cifras (¡!) cuando cambie de manos. Estaremos atentos cuando llegue ese día, desde luego.

El corazón de este exótico y precioso modelo es un V12 de 3.3 litros y 320 CV con 6 carburadores Weber que entregan la potencia a las ruedas traseras vía una caja de 5 velocidades colocada en posición transaxle.

Entre los coches más caros de la historia, las cifras son mareantes. La mayoría son Ferrari y con pedigrí en competición

 

4. 1967 Ferrari 275 GTB/4 NART Spider – $27,500,000 (25,314,000 €)

1967 Ferrari 275 GTB/4 NART Spyder chasis 10709

Este coche tiene la peculiaridad de ser el coche exclusivamente de carretera más caro de esta lista. El más caro de entre los que nunca se dedicaron a competir en las carreras.

Aún así, en agosto de 2013 consiguió romper el récord del coche más caro jamás vendido en Monterey.

Únicamente se fabricaron 10 unidades de este modelo, que equipa un V12 de 3.3 litros y 300 CV, haciendo del 275 GTB/4 NART Spider uno de los coches de calle más potentes de su época, amén de su exclusividad y exotismo.

Este ejemplar, chasis 10709, tuvo un único propietario a lo largo de su historia y los beneficios de la subasta fueron destinados a la caridad.

 

3. 1956 Ferrari 290 MM – $28,050,000 (25,821,300 €)

1956 Ferrari 290 MM chasis 0626

El coche más caro del 2015, fue subastado en Nueva York por RM Sotheby’s.

Fue diseñado para la Mille Miglia de 1956 como sustituto del 860 Monza. Pilotado por Juan Manuel Fangio en dicha competición, consiguió un 4º puesto en la clasificación final general.

Sólo se fabricaron 4 unidades del modelo 290 MM, propulsados por un V12 de doble encendido y cárter seco, que cubica 3.5 litros y entregaba 320 CV. Haciendo el sencillo cálculo resultan 92 CV/l. Sí, 92 CV/l en el año 1956.

Este ejemplar, chasis 0626, además de su magnífico pedigrí en competición, tiene el honor (o la suerte) de no haber sido nunca accidentado. Todo un acontecimiento, teniendo en cuenta su vida repleta de carreras.

2. 1954 Mercedes-Benz W196 – £19,601,500 (26,000,000 €)∗

1954 Mercedes-Benz W196 ex-Fangio

El que fuera compañero de batallas de Juan Manuel Fangio, este flecha de plata ostenta ni más ni menos que 3 récords: el coche más caro jamás vendido en suelo inglés, el coche de Fórmula 1 más caro vendido nunca, y el más costoso Mercedes-Benz de la historia.

Superó en casi 4 veces la estimación que la propia casa Bonhams había previsto para este coche y se acabó convirtiendo en la estrella indiscutible de la subasta anual de la edición de 2013 del festival Goodwood.

Fangio ganó con este W196, chasis 00006/54, dos Grandes Premios en 1954: el de Alemania y el de Suiza. Propulsado por un 8 cilindros en línea de 2.5 litros, equipaba suspensión independiente en las 4 ruedas y un ligero chasis tubular tipo spaceframe.

∗La cifra en euros en el momento de la subasta fue de 22,701,864. Siguiendo la directriz de todo el artículo, teniendo en cuenta el cambio de divisas actual, el precio del W196 se traduce en los poco más de 26 millones del encabezado colocándose en el 2º puesto.

1. 1962-63 Ferrari 250 GTO – $38,115,000 (35,000,000 €)

1962-63 Ferrari 250 GTO chasis 3851GT

Poco hay que añadir llegados a este punto. El Ferrari más cotizado y deseado de todos y el que mejor ha mezclado su condición de coche de carreras y de calle.

Fue subastado por Bonhams en agosto de 2014, en Carmel (EE.UU.). Jo Schlesser (con Henri Oreiller como copiloto), Paolo Colombo, Ernesto Prinoth y Fabrizio Violati han sido quienes lo han pilotado todos estos años.

El 250 GTO es el Ferrari más cotizado y deseado de todos y el que mejor ha mezclado su condición de coche de carreras y de calle

Es el 19º 250 GTO que salió de la factoría -el 17º si excluimos a los ‘330 GTO’ que fueron equipados con el motor de 4 litros-. Salió de dicha fábrica en color gris con franjas de color rojo, blanco y azul.

Este ejemplar, chasis 3851GT, es el 250 GTO que más tiempo ha estado en las mismas manos (49 años, 1965-2014). Desde 1965 hasta 2010, año en que murió, Fabrizio Violati lo mantuvo y cuidó con suma delicadeza, y lo que más envidia, a la vez que admiración, me produce: lo ha disfrutado. Pero no siempre corrió la misma suerte: en 1962 tuvo que ser completamente reconstruido por la propia marca tras un fatal accidente en el que murió Henri Oreiller.

1962-63 Ferrari 250 GTO chasis 3851GT_2

Activo durante toda su vida, es probablemente el 250 GTO que más ha competido. Y cuando decimos durante toda su vida, queremos decir ‘toda su vida’, hasta la actualidad.

Entre la vida competitiva de los primeros años de esta unidad, destaca el 2º puesto en la clasificación final general del Tour de Francia (el de cuatro ruedas) de 1962, una carrera que cubría 5,500 kilómetros.

Pero la historia de este modelo no acaba aquí, es mucho más larga e interesante y podéis leerla aquí.

Fuente: Classic&Performance Car

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.
Comments (3)

Deja un comentario