Menu
Banner Colombes

Las carreras legendarias de Ayrton Senna (I)

Hoy, 1 de mayo, Ayrton Senna hubiera cumplido cincuenta y seis años de no ser por el accidente que le costó la vida hace veintidós años en el circuito de Imola. A lo largo de su carrera deportiva Senna logró tres campeonatos mundiales, cuarenta y una victorias, ochenta podios, sesenta y cinco poles y diecinueve vueltas rápidas. Verlo conducir era todo un espectáculo, y ya si la pista estaba mojada, aquello era magia. Por eso, te dejo aquí la primera entrega de las carreras que hicieron de Senna la leyenda que hoy todos conocemos.

Gran Premio de Mónaco de 1984

Primera demostración de su magia sobre mojado

1984 fue el año en el que Ayrton Senna debutó en F1 de la mano del equipo Toleman, siendo el Gran Premio de Mónaco lugar en el que demostró de lo que era capaz. Clasificó decimotercero dado que su monoplaza se encontraba muy por debajo del rendimiento que poseían los coches de rivales de la talla de Alain Prost, Niki Lauda, Nigel Mansell, René Arnaux o Keke Rosberg. El día de la carrera se desató tal diluvio sobre las calles del Principado que los bomberos se vieron obligados a rociar con agua el interior del túnel para que la diferencia de agua en el asfalto, al entrar en el mismo, no fuera tan grande. Tras las primeras vueltas y haberse adaptado a las condiciones de la pista, Senna comenzó a volar, demostrando una calidad nunca vista antes. Tras adelantar a Lauda, que luego sufrió un accidente, el brasileño se colocó segundo recortando hasta tres segundos por vuelta a Prost que iba en primera posición. Finalmente, y justo cuando Senna iba a adelantar a Prost, dirección de carrera sacó bandera roja acompañada de la de cuadros, lo que significaba que se suspendía la carrera. Ésto indignó al piloto brasileño, ya que justo adelantó al francés antes de la línea de meta creyendo que había ganado la carrera, pero con la decisión de dirección de carrera, se tomaría como resultado la clasificación de la vuelta anterior.

Gran Premio de Portugal de 1985

Primera victoria en F1, de nuevo sobre mojado

Al año siguiente Senna ficha por el equipo Lotus y en la segunda prueba de la temporada logra su primera victoria en F1. Las cosas le salieron redondas todo el fin de semana gracias a su pericia conduciendo bajo la lluvia. Logró la pole por delante de Prost y Rosberg y la convirtió en victoria al día siguiente. Rodó más rápido que nadie sobre la pista, llegando a cruzar la meta a bordo de su Lotus 97T con una ventaja de 1:02 minutos sobre el segundo y después de haber doblado a los ocho primeros clasificados.

Gran Premio de Japón de 1988

Remontada y primer campeonato de pilotos

El 1988 Ayrton Senna ya se encontraba en el equipo Mclaren-Honda con Alain Prost como compañero de equipo. Durante esa temporada se tomaban los mejores resultados, por lo que el piloto brasileño llegaba a Suzuka como lider del mundial. La primera línea de salida fue para los pilotos de Mclaren, pero a al apagarse el semáforo, Senna cala el coche. Instantes después logra ponerlo en marcha de nuevo gracias a la caída que tiene la recta de bóxes del circuito japonés. Se encontraba en decimocuarta posición, algo que duró poco, ya que en la segunda vuelta ya rodaba octavo, y en la tercera cuarto. Entonces la lluvia hizo acto de presencia, que sumado a los problemas en la caja de cambios en el coche de Prost, hizo que Ayrton Senna se colocara primero. Posteriormente la lluvia cesó y la pista se secó, pero el piloto brasileño administró muy bien la distancia con su compañero de equipo, logrando así la victoria y su primer campeonato de pilotos.

Gran Premio de Japón de 1989

El fin de la era Senna-Prost

Todos tenemos grabados en nuestra memoria la imagen de los Mclaren-Honda enganchándose en la chicane Casio del circuito de Suzuka un año después de que Senna lograra ganar el campeonato. Pero antes, deja que te ponga en situación. Ambos pilotos se disputaban de nuevo el campeonato de pilotos. Prost llegaba a Japón con una ventaja de doce puntos sobre su compañero de equipo. Ayrton Senna sabía que debía ganar para al menos tener opciones de ganar el título de nuevo en la siguiente y última carrera de la temporada. Por esto, el brasileño logra la pole y encima con una diferencia de 1,7 segundos sobre Prost, que saldría segundo. Y aunque salió primero, Senna erró al comienzo de la carrera, lo que hizo que Prost se pusiera en cabeza. Finalmente, el francés es alcanzado por el brasileño, y tras varias vueltas, ocurre el desastre. En la vuelta 46 Ayrton Senna le gana el interior de la chicane Casio a Alain Prost y cuando parecía que lo tenía, ambos colisionan y se van rectos. Tras varios gestos y represalias, Prost se baja de coche mientras Senna no se rinde, hace señas a los comisarios para que le empujen y pueda volver a la carrera. Tras reincorporarse, el piloto brasileño paró en boxes, cambió el alerón y logró ganar la prueba. Todo ello en vano, ya que dirección de carrera lo descalificó por recibir ayuda externa y saltarse la chicane. Este asunto, lejos de quedar zanjado, le costó a Ayrton Senna 100.000 dólares y seis meses de suspensión de su licencia. Este incidente levantó muchísima polémica, llegándose a calificar de decisión política la descalificación del brasileño en pro del francés. Sea como fuere, finalmente el título fue para Alain Prost.

Hasta aquí la primera parte, mañana publicaré el resto de hazañas de este piloto legendario.

Sobre el Autor

Álvaro Pereda Aguilar

Vivo y estudio el doble Grado en Ingeniería Eléctrica y Mecánica en Sevilla. Soy un apasionado de los coches, desde siempre, y aspiro a pilotar aviones comerciales algún día, ya que ambas cosas no son incompatibles. Siempre leyendo las últimas noticias del mundo del automóvil y preparado para contártelas.
Comment 1

Deja un comentario