Menu
Banner Colombes

La última locura de Ken Block: “volar” con una Ford Raptor por las dunas del desierto (vídeo)

Una de las señas de identidad de Planeta del Motor es la pasión por el automóvil. Una pasión que en una de sus formas se expresa con la relación que une a coche y conductor en un vínculo especial que sólo algunos podemos entender. Para ello es necesario, principalmente, que el coche nos transmita algo singular y nos divierta al volante; y la diversión al volante la podemos encontrar en distintos formatos. Porque si os pidiera que hiciéseis una lista con los tres coches con los que más os divertiríais, ¿cuáles serían? Personalmente, creo que en esa lista estaría un todoterreno salvaje con el que hacer un poco… el cabra loca, digamos. Y ese todoterreno sería quizá (muy probablemente) una Ford Raptor.

La nueva Ford Raptor 2017 ha cambiado sustancialmente algunas cosas respecto a su predecesora, ya de por sí atractiva. Las principales diferencias llegan con un nuevo motor V6 EcoBoost de 3,5 litros (que sustituye a un enorme V8 de 6,2 litros atmosférico), turboalimentado por partida doble, y que rinde 456 CV y 691 Nm; una transmisión totalmente nueva con una caja de cambios de diez velocidades también de nueva factura y desarrollada conjuntamente entre Ford y General Motors; una suspensión ajustable renovada con mayor longitud de recorrido y amortiguadores más gruesos, diferentes modos de conducción… Y por si fuese poco todo lo anterior, la nueva generación de la Raptor es 226 kilos más ligera que el modelo anterior gracias al empleo del aluminio en su construcción y un chasis de acero de última generación. Todo eso junto a una excepcional puesta a punto hacen de la Ford Raptor el coche ideal para superar -casi- cualquier cosa que se nos ponga por delante dentro y fuera de la carretera… Incluidas dunas de arena.

El aumento de potencia del nuevo V6 EcoBoost biturbo unido a la pérdida de peso y la buena puesta a punto general consiguen que la Ford Raptor 2017 haga el 0-100 Km/h en poco más de 5 segundos

En Motortrend han probado la Raptor donde mejor se puede hacer, entre arena y barro, y como mejor se puede hacer: fuera del asfalto, con buena sucesión de derrapadas… Y saltos. Aunque para esto último llamasen a un especialista de las virguerías al volante: el dueño y señor de las gymkhanas, Ken Block. El cóctel resultante de mezclar a Block, la Ford Raptor y las dunas del desierto no podría saber de otra forma que no sea espectacular. Y es que entre la habilidad del piloto y las salvajes capacidades del coche, el vídeo es buena muestra de pasárselo bien al volante.

En Planeta del Motor: Exóticamente brutal: Gymkana 8Ken Block desata los 856 CV de su Hoonicorn en Londres

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario