Menu

Jaguar I-Pace: el revolucionario SUV eléctrico de los británicos acaba de llegar y ya planta cara a Tesla

jaguar i-pace

La revolución eléctrica avanza con contundencia día tras día, y los rifirrafes entre las distintas marcas que han comenzado a explorar los beneficios de la movilidad más silenciosa empiezan a ser cada vez más habituales. En los pasados días, Jaguar oficializó el lanzamiento de su último modelo, que paradójicamente será el primero de una gran gama de vehículos eléctricos que está por llegar. El Jaguar I-Pace es además el SUV más pequeño de la firma británica aunque presume de grandes interiores, y no por ello resulta ser el menos potente. Acompañadnos durante éstos minutos en los que trataremos de resumiros las bonanzas del eléctrico que muchos ya consideran como eterno rival del Tesla Model X, al cual ya se ha batido sobre la pista.

Jaguar I-Pace: 400 CV y hasta 480 km de autonomía

El SUV eléctrico de los británicos, más allá de ser una gran novedad, es una carta abierta al mundo informando sobre el progreso de los avances tecnológicos en el sector de la automoción. Hasta el momento, las dos grandes limitaciones de los vehículos eléctricos no eran otras que la autonomía y la velocidad de recarga de las baterías. Sólo los ingenieros de la empresa fundada y presidida por Elon Musk habían sido capaces de desarrollar varios vehículos con una autonomía razonable podían recargarse en tiempos no muy desmesurados en una red de carga propia. Eso sí, el precio venía a ser otra historia.

Como decimos, la gran baza del Jaguar I-Pace se esconde en su interior, aunque la innovación no sólo se limita a su revolucionario sistema de propulsión eléctrico. El diseño exterior también es muy singular, aunque no deja de lado las señas de identidad de la marca del felino, como son sus ópticas tanto traseras como delanteras, y su gran parrilla frontal. Sus formas, sin embargo, pueden llegar a confundir, ya que según se mire, dicho SUV adquiere tintes de berlina, de todocamino de media talla e incluso de hatchback, debido a la notable caída del techo. De cualquiera de las maneras, el I-Pace luce moderno y adaptado a los tiempos que corren, con una especial predisposición para convertirse en uno de los emblemas de la marca. 

400 CV, unos 480 km de autonomía y tiempos de recarga similares a los de un teléfono móvil

Con el I-Pace, Jaguar da un paso de gigante hacia la utopía eléctrica, en donde prestaciones, autonomía y tiempos de carga conforman un sólido conjunto que hace tremendamente atractivo al nuevo producto desarrollado en las islas. Los motores eléctricos, situados en cada uno de los ejes, le confieren 298 kW de potencia, que en unidades más estandarizadas en nuestro mundo se traducen en 400 CV capaces de desarrollar 696 Nm de par motor instantáneo. Todo este par acelera desde parado hasta los 100 km/h sus 2.208 kg de peso (en vacío) en tan solo 4,8 segundos, suficientes para batir a varias versiones del SUV de Tesla, como veréis más abajo.

Más interesante aún son sus datos sobre las baterías que monta, que con permiso de los propulsores, son uno de los elementos con más relevancia en las mecánicas eléctricas. La capacidad total de sus 432 celdas de iones de litio es de 90 kWh, y las estimaciones apuntan a que pueden permitir 480 kilómetros de autonomía en un modo de funcionamiento específico, y en poco menos de 40 minutos podremos recargar hasta el 80% de su totalidad si utilizamos un cargador de 100 kW de corriente contínua. De no ser así, en caso de que estuviese conectado a un enchufe convencional, la recarga hasta ese mismo porcentaje se demoraría hasta las 10 horas. Aprovechamos para comentar que a pesar de que apenas ha pasado una semana de su lanzamiento, las ventas del I-Pace ya han comenzado, y su precio de partida es de 79.100€.

El I-Pace no es barato, pero al menos ya es una alternativa real en el segmento eléctrico

Parece evidente que la experiencia que Jaguar ha adquirido durante estos últimos años en la Fórmula E comienza a dar resultados. Bien es sabido que la competición es el entorno idóneo para desarrollar nuevas tecnologías, y la máxima categoría eléctrica está demostrando ser un buen banco de pruebas al que cada vez se suman más marcas. Es, por tanto, realmente esperanzador que la tecnología eléctrica avance tan rápidamente para tomarle el relevo a los métodos convencionales de propulsión, por lo menos en entornos más urbanos. Las restricciones de tráfico a causa de la contaminación son noticia cada vez con más frecuencia en multitud de ciudades europeas, y en un futuro no muy lejano sólo la movilidad alternativa tendrá cabida.

Jaguar I-Pace vs Tesla Model X: la batalla por el trono eléctrico

Es cierto que el Jaguar I-Pace acaba de aterrizar, pero la polémica ya está servida. Y no por culpa de medios externos, sino por una campaña publicitaria propia de Jaguar. De la mano de Mitch Evan, piloto de Panasonic Jaguar Racing y Tony Kanaan, campeón de la Indy Car, los británicos se han dispuesto a batir en duelo a Tesla enfrentando a su nuevo SUV con dos versiones del Model X (75D y 100D, respectivamente) con el fin de demostrar que Elon Musk no es el único capaz de abastecer al mundo de vehículos eléctricos.

De este modo, os dejamos a continuación el vídeo de la prueba que tuvo lugar en el circuito Autódromo Hermanos Rodríguez, localización que se hace apropiada al incluida en el mundial de Fórmula E, ya que también albergará la siguiente carrera en este mismo fin de semana. ¿Qué os parece esta estrategia? Os animamos a que compartáis con nosotros vuestras opiniones sobre el primer vehículo eléctrico del grupo Jaguar-Land Rover tanto en el artículo como en las publicaciones de nuestras redes.

En Planeta del Motor: Pillan a Daimler jugando sucio tras devolver un Tesla Model X de alquiler en un estado denigrante | A Prueba: Jaguar F-Type, imperfecto V6 coupé de perfecto sonido

Sobre el Autor

Miguel Benito

Estudiante de ingeniería del automóvil. Convirtiendo los sueños en realidades. Desde pequeño trasteando con todo tipo de cosas que tenían ruedas. Ahora, tengo la oportunidad de hablar sobre un tipo concreto de máquinas apasionantes: los coches, claramente. De la capital.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario