Menu
Banner Colombes

¿Por qué el GT-R Nismo tiene “sólo” 600 CV? No es malo, y te explicamos por qué

Ayer te dimos a conocer al nuevo Nissan GT-R puesto a punto por Nismo, que viene cargado de agresividad gracias a un kit de carrocería firmado por Nissan Motorsport y una puesta a punto que afecta a todo el conjunto menos a su motor, ya que el GT-R Nismo rendirá los mismos 600 CV que el Nissan GT-R normal. ¿Se han vuelto locos en Nissan? ¿O acaso no se han tomado en serio este proyecto? Ni mucho menos, y te explicamos por qué.

No aumentar la potencia del GT-R Nismo es una maniobra muy lógica por parte de Nissan

Parece que Nissan ha nadado en dirección contraria a todos lo fabricantes que al diseñar las versiones más radicales de sus modelos, en pro de la sensaciones, de la deportividad (aquí discrepo) y de las prestaciones, suelen meter un extra muy considerable de potencia.

Ejemplos como el Ferrari 458 Speciale, que rinde 35 CV más que el Italia, el Lamborghini Aventador SV, que rinde 50 CV más que el Aventador normal, o el Ferrari F12tdf, que rinde 40 CV más que el Berlinetta, no hacen más que imposible (aún más) disfrutar en mayor medida de tu superdeportivo en carretera abierta.nissan-gt-r-nismo-2017-04

Vale, admitamos que el GT-R con 600 CV a los que tener que pasear no es que sea muy aprovechable en la vía pública. Y no diré que Nissan tampoco se haya unido la exageradísima escalada de potencia que vive el mercado actual año tras año y modelo tras modelo, porque del GT-R anterior al actual hay nada menos que 50 CV de diferencia.

La razón por la que alabo esta maniobra radica en dos aspectos. El primero es que no hace falta más potencia para ensalzar la deportividad de un modelo que quieres hacer más pasional, ya que, desde luego, con 600 CV tienes potencia de sobra.

nissan-gt-r-2017La segunda se debe a una lógica e inteligente maniobra de Nissan. No quieren dejar que el GT-R normal, que el GT-R que da forma a la gama GT-R, quede en un segundo plano. Dando la misma potencia a esta versión Nismo, logran que el GT-R base siga siendo una opción a tener en cuenta para el día a día, sin descartarla porque tenga menos potencia y dejando el Nismo para aquellos que realmente vayan a hacer un uso más intenso del coche.

Gracias a esto Nissan se ahorra que hubiese pasado igual que con el Ferrari 458 Italia, por ejemplo, que en cuanto se presentó el 458 Speciale, con su considerable aumento de potencia y sus nuevos decoros estéticos y aerodinámicos, el 458 Italia pasó a un irremediable segundo plano, y así con todos los modelos que más arriba hemos puesto como ejemplo.

nissan-gt-r-nismo-2017-06

Sobre el Autor

Álex González

Ya de chico todo el mundo sabía que de regalarme algo, tenía que ser relacionado con coches. Y unos veinte años más tarde la cosa no ha cambiado. Siempre a la última en actualidad del motor y las nuevas tecnologías que lo rodean.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario