Menu
Banner Colombes

Nuevo Porsche 911 Turbo – El 991 recibe su última actualización

Estamos aproximadamente en el ecuador de la vida comercial de esta generación del 911 y es por eso que toda la gama está recibiendo una renovación. Primero fueron los Carrera, Carrera 4 y Targa, y ahora es el turno del 911 por excelencia: el 911 Turbo.

En esta actualización (o facelift, que preferirán decir algunos) del 991 hemos visto cómo los Carrera y Carrera S se han pasado a la turboalimentación. Además de eso, nuevos sistemas multimedia y ligeros retoques estéticos que solo los más observadores alcanzarán a distinguir se han implantado para insuflar una bocanada de aire fresco a la gama del modelo más mítico de la marca de Stuttgart.

Se mantiene el bloque de 3.8 litros pero la potencia sube 20 CV

En el Turbo, como es obvio, la sobrealimentación ya estaba, así que lo que han hecho ha sido mejorarla. ¿Cuánto? 20 CV. Esa es la cifra que en la que ha aumentado la potencia de ambas versiones, hasta llevarlas ahora a 540 CV en el Turbo y 580 CV en el Turbo S. Se emplea el mismo bloque de 3.8 litros con 6 cilindros en disposición bóxer y dos turbos de geometría variable (Porsche es la única marca que utiliza turbos de geometría variable en motores de gasolina).

La cilindrada se mantiene pero se modifican culata, inyectores y turbo para aumentar la potencia

Para ganar esos 20 CV, en el Turbo se ha modificado la culata, hay nuevos inyectores y se ha aumentado la presión de inyección del combustible. Por su parte, al Turbo S se le ha dotado de compresores mayores en las turbinas del turbo para alcanzar una mayor cifra de potencia.

Más potencia, mejores prestaciones y menor consumo

Tales cifras de potencia ayudan al nuevo Porsche 911 Turbo -y Turbo S- a mejorar sus prestaciones en términos de aceleración y velocidad máxima, al mismo tiempo que ambos rebajan la cifra de consumo respecto de la versión anterior.

El Turbo S es capaz de hacer el 0-100 Km/h en 2,9 segundos, 0,2 segundos más rápido que su predecesor y una décima más que el Turbo que tarda 3 exactos (cifra oficial). Las velocidades máximas alcanzan los 330 Km/h en el caso del Turbo S (12 Km/h más que antes) y 320 Km/h en el Turbo. Por primera vez en la historia del 911 Turbo, se supera la mágica cifra de las 200 mph anglosajonas, si bien ya hubo un 911 que alcanzó dicha cifra: ¿os suena un tal GT2 RS?

Y mientras que las cifras de potencia no dejan de ascender, las cifras de consumo no paran de descender… Tanto el Turbo como el Turbo S se conforman con solo 9,1 l/100 Km en carrocería Coupe, mientras que los Cabriolet homologan 9,3. En todos los casos, la transmisión es la ya conocida PDK de doble embrague.

En el interior: Sport Chrono, volante heredado del 918 Spyder y nuevo sistema de infoentretenimiento

Este nuevo Porsche 911 Turbo recibe también mejoras en el interior, como el volante tipo 918 Spyder, desde el que se puede elegir entre 4 modos de conducción: Normal, Sport, Sport Plus o Individual. En el último podremos elegir por separado cada ajuste del coche.

Otra novedad del Sport Chrono Package es el botón ‘Sport Response’: un pulsador que prepara motor y transmisión para optimizar la aceleración en caso requerido. Se puede usar “tantas veces como se quiera” y con cualquier modo de conducción seleccionado.

Ahora hay un botón el volante para elegir entre 4 modos de conducción, además de un botón para optimizar al máximo la aceleración

El Porsche Stability Management es ahora más permisivo, y se ha mejorado también la suspensión adaptativa PASM para ofrecer un mejor compromiso entre deportividad y confort. El Turbo S, además, equipa de serie los frenos carbocerámicos y el control activo del chasis, o PDCC.

high_911_turbo_2015_porsche_ag (3)

Por su parte, el sistema multimedia PCM (Porsche Communication Management) introduce navegación online con imágenes en 360º e imágenes por satélite, pantalla multi-touch, y nuestro teléfono móvil se podrá conectar al coche vía Wi-Fi, Bluetooth o por cable. El sistema de sonido lo firma Bose y, al igual que el PCM mencionado, viene de serie.

Ligeros retoques estéticos en el exterior

Como el resto de componentes de la familia 911, los Turbo han recibido pequeñas modificaciones estéticas, las cuales los menos familiarizados con este coche quizá tengan que prestar especial atención para distinguir los cambios. En la parte delantera, se modifica levemente el paragolpes y hay nuevos LED; en la trasera, son nuevas las luces traseras y se han rediseñado las salidas de escape; cambian las rejillas de ventilación (incluidas las situadas en el capó para mejorar la refrigeración), se han retocado los tiradores de las puertas y cambian también las llantas: hay unas nuevas de 20″ y las del 911 Turbo son media pulgada más anchas para alcanzar así la cota de su hermano mayor, el Turbo S.

911 Turbo S

Y para no rozar los bajos, Porsche ofrece la opción de equipar nuestro 911 Turbo con un sistema que eleva el eje delantero hasta 40 mm, para sortear badenes y demás obstáculos similares.

Aunque aún no hay precios confirmados para nuestro mercado, teniendo en cuenta los precios para Alemania y la diferencia existente con España para el modelo actual, es de esperar que el nuevo 911 Turbo cueste en torno a 198,000 € y unos 232,000 € el Turbo S, en sus versiones Coupe. Cabría añadir unos 13,000 € para sus respectivas versiones Cabriolet.

Para ver en directo al nuevo Porsche 911 Turbo habrá que esperar a enero, al Salón de Detroit 2016, y aunque las entregas comenzarán el año próximo, ya se aceptan pedidos. ¿A qué estáis esperando?

911 Turbo S

 

 

 

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.
Comments (3)

Deja un comentario