Menu
Banner Colombes

Leyes estadounidenses, o cómo estropear el diseño de un superdeportivo de 1500 CV

El Bugatti Chiron ya ha llegado a los Estados Unidos, y no se ha librado de que se le apliquen las correspondientes leyes al pasar la frontera. Más que una simple ley del territorio norteamericano, podría decir que nos encontramos ante un castigo. Esta horrenda “tradición” lleva poniéndose en práctica desde mediados de los años 70 sobre los deportivos europeos que llegan a suelo yankee.

El afectado por los bumpers más reciente ha sido el espectacular Bugatti Chiron

Estos parachoques deben ser instalados por las marcas a fin de evitar daños en impactos a bajas velocidades. Es decir, aparcando o maniobrando. Y son necesarios y obligatorios porque las empresas de seguros los requieren. Claro está, sale mucho más barato sustituir este antiestético aditivo que reparar o cambiar ese esculpido trasero de fibra de carbono. Sin embargo, entre tanta crueldad, parece haber una laguna. Las marcas están obligadas a vender sus coches con estos parachoques pero luego el propietario puede suprimirlos. Y allá él y sus consecuencias con las aseguradoras.

jalopnik.com

Los chicos de Road&Track y Jalopnik han tenido acceso a un Chiron listo para ser vendido en EEUU y han publicado algunos planos detalle sobre estos plásticos protectores. Que por cierto, van puestos con unos tornillos vistos…

Por supuesto, el Bugatti Chiron no ha sido, ni será, el único afectado por esta obligatoriedad. Durante años, muchos deportivos procedentes del mercado europeo ha tenido que incluir estos parachoques en su carrocería. Estropeando líneas de diseñadores tan ilustres como el señor Bertone. De hecho, si comparamos al Chiron con otros superdeportivos adaptados al continente norteamericano, ya no le quedan tan mal estos plásticos.

¿Será Donald Trump el elegido para eliminar estos horrorosos bumpers?

 

Artículos relacionados: Ojito a los coches de Donald Trump | ¿Pensando un Bugatti Chiron? Así es el proceso de compra del coche más caro del mundo

Sobre el Autor

Rafa Rivera

A décimas de segundo de ser Ingeniero Aeroespacial. Nací en Córdoba y me crié entre un Escort y un Fiesta SuperSport. Enfadado con el mundo desde que en mi casa se compró un Ford Ka. Mi cabeza es una base de datos de coches, y solo coches, en constante actualización y estoy aquí para compartirla contigo.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario