Menu
Banner Colombes

¿Simracer consolero? DriveHub puede ser tu respuesta

Antes de nada empecemos aclarando que el reino de los simuladores de conducción y la mayor parte de la comunidad que juega a los mismos se encuentra en el PC desde hace muchos años por infinidad de motivos: el gran abanico de simuladores -desde rFactor a iRacing- mods, internet sin suscripción extra, la cantidad de plataformas dedicadas a la competición virtual y el más vasto soporte para volantes, pedales y shifters. Por todo lo que ofrece un PC, DriveHub no tendría sentido.

DriveHub es un adaptador pensado para convertir la señal de los volantes más populares en la que misma que reproducirían los nativos de cada consola, haciéndolos totalmente compatibles con las mismas

Si el simracing lo llevamos a las consolas, aprovechando el estallido de los eSports con Gran Turismo o Project CARS comienzan los problemas, comenzando por el más evidente: el soporte para volantes en Playstation 4 y Xbox está gravemente limitado, la compatibilidad entre ambas es nula y sobre todo es caro, muy caro. Ahí DriveHub adquiere todo su potencial.

DriveHub es el resultado de un año de desarrollo por parte de un equipo de programadores llamado Colective Minds, creadores del más popular CronusMAX: Un sencillo adaptador que convertía las señales de los mandos de Xbox a Playstation y viceversa, actualizable mediante PC. Su nuevo proyecto consiste en lograr lo mismo, pero con los volantes Logitech, Fanatec y Thrustmaster, eliminando con ello la necesidad de “jubilar” un volante que funciona o tener que comprar el específico para la consola a la que jugar.

¿Tanta falta hacía algo así?

Sin duda. Lo que estaba sucediendo desde la pasada generación entre Xbox 360 y Playstation 3 era de risa, y en la generación actual todavía ha ido a peor: hemos llegado al punto de tener que comprar un volante para cada consola y que la falta de compatibilidad con el periférico anterior nos obligue a renovarlo si queremos disfrutar de una experiencia realista en consola; si queremos disfrutar del próximo Forza Motorsport 7 en Xbox One, tendremos que recurrir a volantes como el Logitech G920, con un precio aproximado de 240 €, y lo mismo ocurre en PS4 con Gran Turismo Sport y el Logitech G29 (por no hablar del Thrustmaster T-GT y su… interesante precio). Ambos volantes de la misma marca y tiempo, pero pensados para utilizarse en una única plataforma de juego, siendo -en teoría- incompatibles con la otra.

Más doloroso todavía si vemos el caso de la élite de los periféricos para carreras: Fanatec. Si no fuera por Drivehub, un volante que en su momento sobrepasó los 400 € quedaría obsoleto al entender de una PS4 o una Xbox. Más aún cuando incluso se ha llegado a utilizar al fiable Logitech G27 para conducir un Lexus…

DriveHub llegará en el mejor momento: Forza 7 y Gran Turismo Sport a la vuelta de la esquina

Aunque se muevan más en el género simcade, hablo de Forza o GT porque son los buques insignia de Microsoft y Sony respectivamente (cierto es que Forza 7 también saldrá para Windows 10) y no por ello carecen de una experiencia muy buena si se juegan con un volante dotado de Force Feedback (FFB); no obstante el catálogo de juegos de conducción se puede ampliar al próximo Project CARS 2, DiRT 4 o Assetto Corsa entre otros.

DriveHub permitirá adaptar un volante con unos años o de una gama más baja a la señal de la consola, sin más complemento que el mando original de la misma -para modificar la señal- y varias tomas USB. Otra novedad es la no necesidad de tener un PC haciendo de “puente” entre periférico y consola; ya hubo varios adaptadores en el pasado que requerían hacer bypass, careciendo de FFB o con demasiado retraso de respuesta.

El mando, para los menús

Resulta esperanzador pensar en las opciones que ofrecerá a los jugadores de consola un aparato como DriveHub; el enorme coste de los volantes compatibles, la falta de conocimiento sobre los mismos o la sencilla cuestión de orgullo de no querer comprar un volante cuando se tiene otro hace que la inmensa mayoría relacione los videojuegos de carreras en consola necesariamente con un mando, que siempre quedará por detrás de un volante a la hora de competir. Ahora, las posibilidades han aumentado exponencialmente.

El adaptador se está comenzando a distribuír en Estados Unidos y más tarde llegará a Europa. En este enlace tenéis la página oficial de Colective Minds con el adaptador en cuestión y la lista de volantes compatibles.

Su precio -si habéis mirado ya la web- estará cerca de los 90 € que es poco más de lo que cuesta, por ejemplo, el Thrustmaster Ferrari 458 Racing Wheel de Xbox One, que ni siquiera cuenta con FFB. Resulta embarazoso decir que incluso a ese precio parece salir a cuenta viendo los precios del resto de periféricos compatibles ¡y tampoco cuesta más que una Edición Ultimate o Coleccionista…ya me entendéis.

Artículos relacionados: Coger el volante a lo Vin Diesel puede salirte muy caro…Gran Turismo 6: volante vs mando | ¿Por qué el 2017 pinta genial para el Simracing?

Sobre el Autor

Agustín Martínez

Mecánico de camino a ser Ingeniero Mecánico. Amante de los coches desde la infancia; todo comenzó con un Citroën ZX y en algún momento seguirá con un Porsche 911. Otra gran afición que tengo son los videojuegos de conducción, por lo que también podéis verme escribiendo sobre ellos aquí o jugándolos como Gustingorriz
Comments (4)
  • Fydo Dido

    ¿Con esto se podría jugar sin problemas al dirt 4 con un trhusmaster t500, Por ejemplo?
    Tuve que devolver el juego. Era imposible jugarlo en Ps4, saltaba cada 2 x 3
    ¿O usar un logitech g27 en una Ps4? Cosa que hoy en día no reconoce.

    • Agustín Martínez

      Cualquier volante de la lista de compatibles (que aparece en la web) puede ser emulado por Drivehub en PS4 como si fuera un volante nativo de la consola.

      Estoy tratando de hacerme con una unidad para probarla y traeros mis impresiones, pero teóricamente será así de sencillo.

Deja un comentario