Menu
Banner Colombes

El día que Ayrton Senna rompió la barrera del sonido

Si por algo se caracterizaba Ayrton Senna era por ser muy rápido. Él decía que sus rivales no le querían porque su pecado era ser el más veloz, y no le faltaba razón. La intensidad con la que la leyenda brasileña se ponía a los mandos de los monoplazas llegaba a ser inconcebible para este mundo terrenal. Una intensidad que lo hacía ser muy, muy rápido. Una vehemencia que, como él cuenta, lo llevó incluso a experimentar episodios como el de aquella vuelta de clasificación del Gran Premio de Mónaco. Una experiencia que el mismo brasileño reconoció como propia de otra dimensión, un sábado en el que su conducción rozó el mundo espiritual. Ayrton Senna era capaz de unirse completamente a su coche y abstraerse de todo para volar sobre las pistas, ante la mirada atónita de sus competidores y los vellos de punta de los espectadores.

Hoy tras 22 años de su fallecimiento en Imola queremos rememorar esta entrañable historia. Otra historia en la que Senna fue muy rápido, más que en toda en su vida. El piloto rompió la barrera del sonido, pero no a bordo de su McLaren MP4/4, sino en el cockpit de un Dassault Mirage III F-103D.

mirageIII

Seis meses después de ganar su primer campeonato mundial, Ayrton Senna fue invitado por la Real Fuerza Aérea de Brasil a volar en la aeronave más importante del ejército de su país. El 29 de abril de 1989 Senna se subía a lo Top Gun a este caza bajo una expectación mediática tremenda.

El piloto de F1 surcó los cielos de Anápolis a 2.350 km/h desde el asiento del copiloto del caza supersónico. El Mirage III es un avión de combate de segunda generación que Dassault Aviation desarrolló y fabricó en Francia, y que ha prestado más de medio siglo de servicio a numerosas fuerzas aéreas. afb6c124aa3e553e262df99bfbd9ecf9Fue un avión que se utilizó mucho en acciones de combate a lo largo y ancho del globo terráqueo, siendo decisivo en muchas de las operaciones. Un caza supersónico simple pero que a la vez proporcionaba muy buenas prestaciones bajo una fiabilidad considerable. La Fuerza Aérea brasileña jubiló sus unidades procedentes del Ejército Francés en 2005. La unidad a la que Senna subió se encuentra hoy expuesta en el Museo del Aire y del Espacio de Rio de Janeiro.

“En un día dado, una circunstancia dada, piensas que tienes un límite. Entonces vas a por este límite y lo tocas, y piensas, ‘Bueno, este es el límite’. En cuanto tocas este límite algo pasa, y de repente puedes ir un poco más allá. Con el poder de tu mente, tu determinación, tu instinto, y la experiencia también, puedes volar muy alto.”

 

Sobre el Autor

Rafa Rivera

A décimas de segundo de ser Ingeniero Aeroespacial. Nací en Córdoba y me crié entre un Escort y un Fiesta SuperSport. Enfadado con el mundo desde que en mi casa se compró un Ford Ka. Mi cabeza es una base de datos de coches, y solo coches, en constante actualización y estoy aquí para compartirla contigo.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario