Menu
Banner Colombes

Concesur implanta un nuevo concepto de entrega de vehículos virtual, o cómo entregar un Mercedes-Benz de manera espectacular

El proceso de compra de un coche, sobre todo nuevo, es un momento romántico. Pero el amor no es fácil y siempre hay cosas por las que pasar que no son tan placenteras. Aunque la adquisición de un coche suele ser un hito casi siempre bonito y fruto de un esfuerzo, antes de accionar por primera vez el arranque de este se debe atravesar una jungla de quebraderos de cabeza, ajustes de precios, numerosas visitas a los concesionarios, descuentos, listas de extras… ¿Y quién es el pobre representante y verdugo? El señor comercial. Una figura que es a veces agresiva y que el paso del tiempo ha hecho que todos los compradores potenciales muestren hacia él una especie de alergia. La causa de esta situación, en parte, reside en el formato del proceso de venta de un vehículo que existía hasta ahora.

Concesur da la bienvenida a una nueva generación de concesionarios

El equipo de Concesur, concesionario oficial Mercedes-Benz en Sevilla, y Julio Fernández-Vial de la Puerta, su arquitecto, pensaron que a todo esto le hacía falta una renovación, una vuelta de tuerca pero con otro rumbo. Crearon entonces un nuevo modelo de venta en la que se mima aún más al cliente, quien pasa a ser el elemento clave alrededor de cual gira todo. Todo ocurre en un lugar con cada milímetro cuidado al detalle. Este nuevo concepto de venta va tan allá, que en Concesur lo que conocíamos hasta ahora como un concesionario ya no existe. Además se ha dado también un giro al momento culmen de todo el proceso: la entrega del coche, el mejor momento, el más emocionante.

Concesur aboga por un despliegue tecnológico dentro de un espacio moderno y confortable para su nuevo concesionario 

Hasta ahora lo habitual era que un concesionario se resumiese en una exposición de la gama y varios puestos para los comerciales con sus respectivos ordenadores. Esta arquitectura provocaba a la larga una situación poco distendida, aburrida y a veces hecha sólo para personas con mucha paciencia. Sí, puedes estar comprando el coche de tus sueños pero también puedes estar llegando a casa durante semanas con dolores de cabeza.

Lo que propone Concesur es un nuevo espacio, junto a la exposición, enfocado al cliente. Los puestos de trabajo de los comerciales no son visibles, y todo lo que antes se hacía en una mesa frente a frente se hace ahora sobre unos modernos escritorios despejados y unas pantallas de gran tamaño. Junto a esta pantalla informativa, el cliente interactúa con dispositivos táctiles diseñados para configurar el vehículo de la forma más amena e intuitiva posible.

Multiplicando la magia del momento más esperado

Pero lo verdaderamente revolucionario de este proyecto es el broche final, la forma de entregar el vehículo que ha implantado Concesur. Una experiencia singular que hará que el propietario del recién adquirido coche salga del concesionario con sonrisa doble, y además conociendo todos y cada de los detalles que conforman su nueva montura. Nosotros hemos tenido la oportunidad de vivir esta experiencia.

Se ha creado una nueva forma de entregar el coche; un momento digital, interactivo y mucho más didáctico

El testigo pasa del comercial a un experto en producto que será la figura que se encargue de entregar el coche a lo largo de un proceso de entrega ya de por sí muy explicativo. El proceso de entrega tiene lugar en una sala oscura en la que se proyectaran en sus paredes, y de forma panorámica, una serie de vídeos y animaciones que harán de la entrega un momento emocionante y sobre todo didáctico. En el centro de esta sala espera ansioso por ser destapado el coche. A lo largo de la presentación, en la gran pantalla se suceden breves animaciones, con sonido envolvente, destinadas a explicar los diferentes sistemas de seguridad, equipamiento, infoentrenimiento y otras características del vehículo.

Gracias a un mapeo digital, el director de orquesta, que puede ser el experto en producto o el mismo propietario, irá tocando el coche aún cubierto para que las diferentes explicaciones se vaya reproduciendo. Hasta llegar a la animación final y que da pase al destape.

En un mundo donde la tecnología y los avances llegan a pasos agigantados era necesario un giro como este que acompañase. Ahora, si quieres recibir un coche así, sólo tienes que darte una vuelta por las instalaciones de Concesur y decantarte por alguno. Como dicen ellos, estoy seguro de que “te lo Mercedes”.

 

En Planeta del Motor: Prueba Mercedes-Benz Clase C Coupé: doble personalidad, entre deportivo y GT | ¿Es esta réplica una herejía una genial idea? 300 SL Gullwing parece, SLK es

 

Sobre el Autor

Rafa Rivera

A décimas de segundo de ser Ingeniero Aeroespacial. Nací en Córdoba y me crié entre un Escort y un Fiesta SuperSport. Enfadado con el mundo desde que en mi casa se compró un Ford Ka. Mi cabeza es una base de datos de coches, y solo coches, en constante actualización y estoy aquí para compartirla contigo.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario