Menu
Banner Colombes

CÓMO SOBREVIVIR A UN TRACKDAY, PARTE 3. Mejorando lo presente

En entradas anteriores (parte 1 y parte 2) hemos visto cómo afrontar unas tandas, pero a medida que vas participando en ellas te das cuenta de que hay algunos elementos que podrían hacer de ellas algo aún más completo.

La siguiente lista muestra diferentes puntos que podemos mejorar para dar un paso más en nuestra andadura. Estas mejoras afectan a nuestra vestimenta, a la obtención de datos, al coche y a nosotros mismos.

No pretendemos que os volváis locos y os dejéis una locura de dinero en esto, sino que os sirva de guía por si queréis avanzar en este mundo.

Vestimenta

Guantes. Para empezar, con unos de karting básicos nos vale. Suelen rondar los 20€ y son recomendables si se te quedan las manos frías en invierno o si te sudan tanto que pierdes agarre del volante.

Calzado. Al igual que con los guantes, el mundo del karting nos sirve para abastecernos. Si tienes los pies estrechos y te gusta sentir los pedales son muy útiles, además de que sujetan mejor el tobillo. Son ideales si vas a unas tandas en invierno y no quieres conducir con las botas que llevas para la lluvia y el frío de la calle. Los básicos rondan los 30€.

Adquisición de datos

Vídeo. Aunque parezca una tontería y pienses que solo sirve para fardar en Youtube (que también), es muy útil para ver los fallos que has cometido en las tandas. Te servirá para apurar más las frenadas, ver dónde te conviene aguantar la marcha o subirla, y dónde fallas en la trazada. Puede servirte el móvil (siempre y cuando vaya sujeto) o cualquier cámara deportiva. No hace falta que sea de gama alta, con una normalita nos sobra.

Tiempos. Aunque creas que con el cronómetro del móvil es suficiente, es difícil acertar cuándo pararlo, con lo que habrá un gran margen de error. Es recomendable descargarse un laptimer, como las aplicaciones Harry’s LapTimer o Motorlap, por ejemplo. La diferencia con respecto al cronómetro ‘manual’ es que funcionan mediante GPS, lo que mejora su precisión al no tener que atinar a pararlo justo en la línea de meta. Suelen tener una amplia biblioteca de circuitos de todo el mundo, por lo que encontrar ‘tu’ circuito será  sencillo. El siguiente paso sería hacerse con una antena GPS exterior, que se comunicaría vía Bluetooth al móvil, permitiendo que la aplicación sea más aún más precisa, pues mejora la frecuencia a la que trabaja (pasamos de 1 Hz a 5, 10 o incluso 20 Hz).

Coche

Cubre matrículas. Nunca sabes dónde van a acabar las fotos de tu coche corriendo en el circuito. Muchos optan por quitar las matrículas o por ponerles una tira de cinta adhesiva encima, pero nuestra propuesta es que te fabriques un cubre matrículas casero. Puedes emplear una lámina de plástico recortada a medida y pegarla a la matrícula usando cinta de doble cara. De esta forma, además de proteger la identidad de tu coche, le puedes dar un toque personal añadiendo algún vinilo a dicho cubre matrículas.

foto 7 cubrematrículas

Neumáticos. En este apartado el cielo es el límite. Como estamos empezando, unos neumáticos de calle deportivos (como los Michelin Pilot Sport 3) son ideales, ya que con ellos podemos circular por la calle antes y después del trackday. Además, nos evitamos tener que calentarlos para que agarren algo (como sucede con los semi-slicks). Otra ventaja es que podremos usarlos sin miedo cuando la pista esté húmeda o fría.

Amortiguadores. Otro elemento que puede hacernos un agujero enorme en el bolsillo. Si no frecuentamos el circuito, no merecerá la pena gastar el dinero en mejorar este apartado, pues con el coche de serie iremos sobrados (siempre y cuando sean coches con aspiraciones deportivas). Si por el contrario optamos por mejorarlas, hay que tener muy en cuenta que podemos romper el equilibrio natural del coche, y que puede exigirnos hacer modificaciones en el bastidor, pues sufrirá más estrés. Recordad que hay que homologarlas para poder pasar la ITV con ellas.

Backets. No hace falta ir a por unos backets puros (los que son de una pieza) para tener unos asientos mejores que los que trae el coche. Muchos modelos suelen tener diferentes tipos de asientos opcionales dependiendo de la gama; con escoger el que tenga mayor sujeción lateral debería servirnos. Agradeceréis ese extra de sujeción a poco que empecéis a ir rápido en pista, pues evitará que vayáis ‘bailando’ mientras conducís.

foto 8 comparativa asientosMismo modelo, diferentes asientos

Piloto

¿Qué mejor manera de mejorar tus tiempos y tu conducción que mejorándote a ti mismo? Hay multitud de cursos teórico-prácticos, más o menos completos, de diferentes tipos de conducción (conducción segura, tierra, drifting…). Lo mejor de todo es que es una mejora que afecta a todos y cada uno de los coches que conduzcas en tu vida.

Otros

Coche de asistencia. Una ‘mejora’ más útil de lo que podrías pensar. Llevar un coche de asistencia (otro coche además del que va a correr) te permite poder llevar un juego de neumáticos extra por si deseas tener un juego para calle y otro para circuito, o herramientas básicas como un manómetro o una bomba de aire. Además, te posibilita dejar los objetos del coche que va a entrar en pista en un lugar seguro, sin tener que ingeniártelas para encontrarles sitio. Tus amigos ya tienen una excusa para acompañarte al circuito.

Como ocurre en todas las facetas del mundo del motor, el único límite que hay es el monetario. Si tu cartera no tiene fondo y te vuelves loco puedes acabar con un coche vaciado, con jaula, suspensiones, neumáticos, frenos de competición y un largo etcétera. Lo mismo pasa con la equipación. Si estás dispuesto a gastar, puedes optar por monos ignífugos, cascos de fibra de carbono aptos para Hans

Pero para el nivel en el que nos vamos a mover, no merece la pena. La lista que os hemos propuesto es, creemos, lo que vas a necesitar si empiezas a asistir con asiduidad a trackdays. Y créenos, vas a hacerlo, estás infectado.

Artículo de Ander Arribillaga

Sobre el Autor

Planeta del Motor

Sorry no comment yet.

Deja un comentario