Menu
Banner Colombes

Cómo sobrevivir a un trackday, parte 2. El día de la verdad

Suena el despertador. Es el día, es tu día. Apenas has dormido en toda la noche, pero aun así te levantas lleno de energía por una buena razón: vas a rodar en circuito con tu coche por primera vez.

Desayunas (importantísimo siempre y más hoy), te preparas y bajas al garaje. Configuras el GPS y pones rumbo al circuito. Si has hecho los deberes (como explicamos en la anterior entrada), deberías poder ir con total tranquilidad. Disfruta del viaje, es parte de un día que será inolvidable.foto 3 amanecer

Ya has llegado al circuito, con tiempo, como debe ser. Aparcas el coche en la zona reservada para los participantes (en caso de que la haya, que es lo habitual). Seguramente haya ya alguien en el circuito, sea el organizador u otro participante. Si te encuentras con uno de los organizadores, pregunta dónde debes pasar las verificaciones administrativas (entrega de dorsal y pulsera, horarios, inscripción de copiloto…) y el lugar donde se impartirá el briefing. Normalmente se suele avisar con antelación de estos lugares, pero no está de más el preguntar.

Antes de que empiece la actividad aprovecha para guardar todos (TODOS) los objetos  que tienes sueltos por el coche en lugares de donde no vayan a salir disparados. Yo suelo ‘encajar’ los objetos lo máximo posible: si llenas la guantera, todo lo que esté dentro no podrá moverse. No te olvides de sacar o sujetar como puedas lo que tienes en el maletero. Después de haber hecho esto, ve a hacer las verificaciones.

foto 4 dorsales

Una vez hecho el papeleo (es cosa de dos minutos si no hay cola) toca esperar, simplemente esperar. Este momento es uno de los más duros del día, es justo ahora cuando ‘asimilas’ en lo que te has metido. Empiezas a ponerte nervioso, casi cardíaco, mientras tus ganas de entrar a pista van en aumento. Si además hay tandas anteriores a la tuya y ves lo rápido que van en pista los participantes, te pones más nervioso aún, pues te das cuenta de que esto no es un juego. Es divertido (mucho), pero no es un juego.

Y mientras tu cuerpo está tan acelerado, se acerca la hora del briefing. Cuando falten unos 5 minutos, ve acercándote a la oficina o a donde vayan a dar la charla. Además de recomendable es de obligada asistencia, pues se suelen indicar los puntos conflictivos del circuito y explican cómo has de comportarte en pista. Lo mejor es que suele servir para relajarte un poco, pues ves que no eres el único que está nervioso.

Es el momento de recordar que no vas a competir, que no vives de esto (más bien al contrario), y que todos corréis con vuestros coches privados. Si alguien viene más rápido que tú, déjale pasar. Es recomendable indicarle con el intermitente hacia dónde te vas a desplazar para dejarle el paso. Si vas más rápido que alguien, no le metas el morro, que esto no es la F1, espera a que te vea y a que se aparte.

foto 5 entrada a pista

La hora de la verdad

Ha llegado la hora, te toca salir a pista. A estas alturas ya estás más ansioso que nervioso. Te pones el casco, lo abrochas y cierras las ventanillas (aunque algunos permiten ir con ellas bajadas dos dedos). Ve con suavidad por el pit lane e incorpórate a pista con cuidado y  rapidez. Si tienes la opción de ir con un copiloto que haya rodado antes allí aprovéchala, te ayudará mucho en las primeras vueltas.

Estás en pista. Es lo que llevabas esperando todo este tiempo, pero no empieces ‘a saco’, debes calentar los neumáticos y el motor. No hace falta que zigzaguees ni hagas nada extraño, simplemente ve subiendo el ritmo poco a poco. Al principio frenarás demasiado pronto y darás gas más tarde de lo que deberías, pero a medida que vayas dando vueltas irás corrigiendo muchos de estos errores sin darte cuenta.

Si haces más de una tanda, aprovecha los descansos para hidratarte. Parece que como vas en coche no te cansas, pero entre el casco y sobre todo la tensión que llevas, sudas muchísimo.

foto 6 ambiente paddock

Cuando quieras dejar la pista (ya sea porque se acaba la tanda o porque simplemente te apetece), es muy importante que des una vuelta de enfriamiento. Cuidado con este punto, pues a pesar de que parezca una incongruencia, no hay que ir despacio. Tenemos que intentar ir lo más rápido posible sin pasar de las 3000 revoluciones por minuto, permitiendo que entre mucho aire al motor y este pueda mover la bomba de agua como es debido. Un truco para esta vuelta de enfriamiento es el de encender la calefacción a tope para que parte del calor del motor salga por los aireadores. Sí, nos coceremos, pero el coche lo agradecerá. También debemos evitar tocar el freno en la medida de lo posible para enfriar pastillas y discos.

Después de esta vuelta, cuando ya estemos cerca de la salida al pit lane, señalaremos con el intermitente nuestra intención de abandonar la pista. Cuando llegues al paddock no pongas el freno de mano al coche, inserta una marcha. Así evitarás que las pastillas aún calientes se “peguen” a los discos, que también están muy calientes. Si quieres, puedes abrir el capó para ayudar a enfriar el compartimento motor.

Reto superado

Ya has acabado tu trackday, ya te has estrenado. Seguramente pensarás que podías haber ido más rápido. Tranquilo, es normal, la primera vez siempre vas más tenso de lo normal, el miedo a pegártela es muy grande. A medida que asistas a más tandas irás relajándote y disfrutando más y más. Te aseguro que la segunda vez sentirás que has avanzado una barbaridad, porque es verdad, el primer paso es el más complicado. Ahora sólo falta volver a casa tranquilo, sin prisas, sabiendo que hoy has crecido como petrolhead.

Enhorabuena, pero ahora tienes un problema: te ha picado el gusano y te ha envenenado. Estás enganchado.

Continuará…

Artículo de Ander Arribillaga

Sobre el Autor

Planeta del Motor

Comment 1
  • BMW M Competition Package: Unas horas más de gimnasio para el M3 y M4 - Planeta del Motor

    […] Como acabamos de ver, BMW se ha tomado muy en serio su buque insignia y ha sacado un paquete que hacen estar al M3 y al M4 todavía más en forma, con igual proporción en todos sus aspectos. Los compradores podrán optar por el Competition Package a partir de la primavera de este mismo año. No nos cabe duda de lo acertada que podría ser una máquina así para un Trackday… […]

Deja un comentario