Menu
Banner Colombes

Cómo sobrevivir a un trackday, parte 1. Los preparativos

¿Eres un quemado de los coches? ¿Has pensado en rodar en circuito con tu coche pero todavía no te has decidido a dar el paso? Si es así, atento a la serie de artículos que estrenamos hoy: “Cómo sobrevivir a un trackday”, con los que nos gustaría trasladarte los consejos y la experiencia de alguien que hace no mucho estaba en tu situación, nuestro amigo Ander Arribillaga. En esta primera parte nos vamos a centrar en los preparativos, qué es lo que deberías hacer antes del gran día.

Ya está. Lo has decidido. Después de haber leído sobre gente que ya lo ha hecho y haber visto muchos vídeos, incluso después de haber asistido como público, te has animado a participar en un trackday. La pregunta es: ¿estás preparado? La respuesta es no. No al menos si es tu primera vez.

Preparando el coche

Lo primero de todo es asegurarte de que tu coche está listo para entrar a rodar en circuito para evitar llevarte algún susto. Ten en cuenta que exigirás mucho a cada uno de los elementos de tu vehículo: desde algo tan obvio como el sistema de frenado hasta los guarnecidos del interior (no, no me he vuelto loco), pasando por amortiguadores y motor. Todo va a sufrir un estrés mayor de lo que te esperas.

Por ello, es básico que revises el coche como es debido, sobre todo neumáticos, frenos y amortiguación. Los neumáticos han de estar en condiciones aceptables si no quieres acabar con ellos en pista. Ten en cuenta que luego hay que volver del circuito a casa, y que no molaría nada que tuvieses un accidente yendo tranquilamente por ir con ‘slicks’. Otro punto que no puedes pasar por alto es asegurarte de comprobar las presiones. En cuanto a los frenos, revisa el estado de los discos y pastillas de freno, dudo que quieras quedarte sin frenos en la recta principal cuando superas los 200 km/h (y si no, que te lo cuente este afortunado conductor).

foto 1 motor clio

Si pasamos al apartado mecánico, el motor no debería darte problemas siempre y cuando hayas llevado el mantenimiento como es debido, aunque personalmente recomiendo que si tienes que cambiarle el aceite dentro de poco tiempo adelantes ese cambio para ir con aceite nuevo a la pista. Aprovecha también para comprobar todos los niveles.

Detalle muy importante, y típico error de novato: ¿has probado el gancho para la grúa? ¿sabes  dónde está? No serías el primero en no poder correr por habérselo dejado en el garaje. Búscalo y prueba a ponerlo en su sitio.

Ahora nos toca a nosotros

¿Cómo? ¿Prepararnos nosotros? Pues sí, señores. Antes de acudir a un circuito es recomendable (obligatorio si queremos aprovechar la experiencia al 100%) que nos aprendamos el circuito. Lo idílico sería practicar con videojuegos o simuladores virtuales, pero es muy probable que no encontremos el circuito en cuestión. Siempre nos quedarán los vídeos onboard.

foto 2 interior kotarr

Mi recomendación es que veáis vídeos de diferentes personas, y si es posible que sean del mismo coche que vayas a llevar tú. Así podrás tomar alguna referencia para cuando estés allí. En caso de que no haya vídeos de nuestro coche, optad por coches de características similares (categoría, relación peso-potencia, tipo de tracción…).

Últimos preparativos

Cuando falte poco para el día D, se sabrá la lista definitiva de inscritos y los horarios del evento. También suelen pasarte algunas normas básicas de comportamiento y explicaciones, como el procedimiento para inscribir al copiloto. Recomiendo que te las leas, aunque el día del trackday habrá un briefing donde expliquen todo lo que hay que tener en mente durante la tanda y resuelvan cualquier duda que pudiera haber.

De poco sirve todo lo anterior si se tuerce la llegada al circuito. Es vital preparar el viaje (sobre todo si venís desde lejos) y echar un vistazo a los accesos del circuito. Aprovecha también para buscar gasolineras cercanas, tanto para antes de empezar como al acabar.

El día de antes

Baja al garaje y echa un vistazo rápido al coche (de nuevo, comprueba niveles, presiones…). Si has hecho los deberes no deberías tener problemas ni ahora ni mañana. Coge el casco y mételo en el maletero, así te aseguras de no olvidarlo en casa. Puedes preparar algo para comer en el circuito, aunque lo más probable es que el circuito disponga de bar.

Ahora sí que sí, lo tienes todo listo. Pones el despertador y te metes a la cama. Lo más probable es que apenas duermas debido a las ganas y a los nervios. Es normal, mañana será un día muy intenso.

Continuará…

Artículo de Ander Arribillaga

Sobre el Autor

Planeta del Motor

Comments (4)

Deja un comentario