Menu

8 horas derrapando, 384 km recorridos y repostajes en movimiento: el espectacular récord del BMW M5

Los récords en Nürburgring empiezan a estar muy vistos, pensaría BMW… O tal vez vieron imposible batir a sus rivales en el Infierno Verde y decidieron irse por otros derroteros: un récord diferente consistente en derrapar mucho tiempo, mucha distancia y sin descanso. Así es como el nuevo BMW M5 ha conseguido batir el récord Guinness del derrape más largo del mundo. Las cifras y la puesta en escena imponen.

11 de diciembre de 2017, BMW Performance Center de Greer (Estados Unidos). El instructor de conducción y pilotaje de BMW Johan Schwartz se pone al volante de un BMW M5 de nueva generación. Bajo el capó esconde un motor V8 de 4,4 litros y 600 CV de potencia. La tracción del nuevo M5 es total conectable, o mejor dicho: desconectable. En condiciones normales la potencia se envía a las cuatro ruedas pero pulsando un botón se habilita un modo de tracción trasera sin control de estabilidad. El botón de las derrapadas.

Lo que Schwartz se disponía a hacer no era ni más ni menos que intentar batir el récord del derrape más largo del mundo, y vaya si lo consiguió. Durante 8 horas seguidas estuvo derrapando en círculos sin parar a lo largo de una pista deslizante, recorriendo un total de 374 kilómetros. ¿8 horas sin parar? ¿Y la gasolina?

8 horas seguidas derrapando son imposibles con un solo depósito de gasolina. Por eso el BMW M5 tuvo que repostar ¡mientras derrapaba!

He ahí una de las partes más espectaculares de esta hazaña, si no la que más. Para no interrumpir la derrapada, el BMW M5 del récord repostó en movimiento, cual avión de combate en mitad del vuelo. Durante las ocho horas fue necesario repostar hasta cinco veces, gracias a un segundo BMW M5 -de la generación F10- pilotado por Matt Mullins que debía ponerse a derrapar en paralelo al M5 del récord. En la ventanilla trasera, suspendido por un arnés de seguridad y con la ayuda de un sistema de combustible de alto rendimiento (bomba de alta presión y conexión rápida), el tercer protagonista de la gesta repostaba gasolina. ¡Con ambos coches en movimiento!

El BMW M5 F10 desde el que se repostaba también obtuvo su propio récord por haber estado una hora y recorrido 80 km derrapando en paralelo

Además del récord principal del nuevo BMW M5 y sus 8 ocho horas seguidas derrapando, el M5 auxiliar también obtuvo el suyo: un segundo Guinness World Record en la misma jornada por haber estado una hora haber recorrido más de 80 kilómetros junto al otro coche. Las imágenes, espectaculares, lo dicen todo.

En Planeta del Motor: El día en el que en BMW estaban lo suficientemente locos como para montar un motor casi de carreras en una berlina

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.
Comments (2)

Deja un comentario