Menu
Banner Colombes

¿El M4 perfecto? El nuevo BMW M4 CS, con 460 CV a medio camino entre el M4 normal y el GTS de circuitos

El BMW M4 es una de las opciones más deportivas en la gama de BMW, quizá la más destacable por deportividad pura junto al M2 -pues el M6, a pesar de sus 560 CV, tiene un enfoque diferente-. Para aquellos a los que un M4 normal les sabe a poco, existe la opción de equipar el paquete M Competition que cuenta con numeroso equipamiento enfocado a reducir el peso a base de fibra de carbono y maquillar estéticamente el M4 estándar, además de algunos cambios mecánicos entre los que se incluye un incremento de potencia. Si esta opción seguía quedándose corta, algunos afortunados (700 concretamente) pudieron optar por el radical y rapidísimo M4 GTS enfocado para el circuito. Pero, ¿y quien busque algo intermedio? La marca bávara tiene la solución con el nuevo BMW M4 CS.

BMW M4 CS 2017: 460 CV, 3,9 segundos en el 0-100 km/h y una puesta a punto excepcional

El año pasado, BMW España lanzó una edición especial limitada a sesenta unidades y exclusiva para nuestro país que la filial española denominó M4 CS. Era, en esencia, un M4 con el paquete M Competition antes mencionado; una forma de hacer más atractiva la venta de un M4 con estos opcionales. Ahora, sin embargo, es la matriz de BMW quien lanza el nuevo BMW M4 CS, un modelo enfocado a acortar la distancia entre el BMW M4 Coupé con paquete de competición y el radical BMW M4 GTS orientado a los circuitos.

Con el BMW M4 CS 2017, el motor de seis cilindros y 3,0 litros se pone a punto especialmente para la ocasión hasta alcanzar los 460 CV de potencia a 6250 rpm y los 600 Nm de par (+29 CV y +50 Nm respecto al M4 normal). Este propulsor cuenta con sobrealimentación mediante dos turbos mono-scroll e inyección directa.

El BMW M4 CS tiene 29 caballos más que el M4 normal hasta llegar a los 460 CV. A diferencia de este último, el CS no se podrá equipar con cambio manual

Unido a la caja de cambios automática secuencial M DCT de siete velocidades y doble embrague (única opción disponible en esta versión), el BMW M4 CS es capaz de hacer el 0-100 km/h en sólo 3,9 segundos y recuperar de 80 a 120 km/h en sólo 3,4 segundos en 4ª velocidad. Así mismo, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 280 km/h si se equipa el paquete M Driver.

Suspensión revisada para el BMW M4 CS, frenos carbocerámicos de serie y puesta a punto en Nürburgring

La suspensión del nuevo BMW M4 CS 2017 es similar en buena parte a la empleada en el BMW M4 con paquete de competición. Los soportes de las ruedas y los brazos -tanto del eje delantero como del eje trasero- están hechos de aluminio forjado para reducir el peso, lo que permite reducir masas no suspendidas y mejora el dinamismo de conducción.

Además, el BMW M4 CS incluye de serie la suspensión adaptativa M (en el M4 normal es una opción de 2.338 euros) debidamente calibrada para maximizar el rendimiento tanto en carretera como en circuito, y que se ha puesto a punto en uno de los circuitos más exigentes del mundo: la variante norte del circuito de Nürburgring. Un tiempo de vuelta de 7 minutos y 38 segundos coloca al CS once segundos por debajo del M4 GTS, pero por encima de numerosos deportivos de renombre.

La puesta a punto se ha realizado en Nürburgring, con tarados de suspensión, dirección y diferencial exclusivos de este BMW M4 CS

Además del tarado de la suspensión, también se han revisado la dirección, el control de estabilidad y el diferencial M activo, que han sido modificados para adaptarse a las prestaciones dinámicas del BMW M4 CS. Hay tres modos de conducción (Comfort, Sport y Sport+), y el conductor tiene la opción de ajustar la configuración de la dirección y la suspensión según sus preferencias personales.

Con el modo Sport+ activado, todos los parámetros se ajustan para ofrecer el máximo dinamismo posible, con un tarado de suspensiones más duro y una respuesta al acelerador mucho más reactiva e inmediata. Aún con el modo Sport+ activado, el control de estabilidad no se desactiva por completo: aunque con el modo M Dynamic se permiten derrapes controlados, el control de estabilidad permanecerá siempre en estado de guardia por si al conductor se le empieza a ir de las manos.

Siguiendo con la parte ciclo, el BMW M4 CS equipa de serie los frenos de carburo de silicio reforzado con fibra de carbono (una opción que en el M4 estándar cuesta 8.983 euros), de seis pistones delante y cuatro detrás. Las llantas son de nuevo diseño exclusivo para el M4 CS, con un tamaño de 19 pulgadas en el eje delantero y 20 en el trasero. Las acompañan unos neumáticos semi-slick Michelin Pilot Sport Cup 2 con medidas 265/35 delante y 285/30 detrás. Aunque las gomas de serie están homologadas para carretera, estos neumáticos están enfocados para asegurar el máximo agarre y tracción en circuito, y por eso el BMW M4 CS también puede solicitarse (sin coste adicional) con neumáticos puramente de carretera Michelin Pilot Sport.

Cuero, alcántara y fibra de carbono… Además de mucha tecnología

En el interior encontramos los asientos deportivos M forrados de cuero y Alcantara. Este último material se extiende por todo el interior, con un volante enteramente forrado de este material, y en algunas zonas del salpicadero encontraremos grabados con la inscripción ‘CS’ que dejan claro que no estamos ante un M4 normal. Sin embargo, quizá el mejor detalle del interior sea otro: el del guarnecido de los paneles de las puertas fabricados con fibras naturales compactas que simulan el aspecto de la fibra de carbono.

El BMW M4 CS cuenta con detalles exclusivos como el diseño de sus llantas o el de su alerón trasero de fibra de carbono, además de las dos tonalidades para la pintura exclusivas de esta versión

La genuina fibra de carbono sí hace acto de presencia en el capó y en el techo, que están fabricados con plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), igual que el splitter frontal o el alerón trasero. Un frontal prominente en el que, además del faldón delantero, el protagonismo se lo llevan unas generosas tomas de aire cuya función es alimentar de oxígeno fresco al motor, así como a los frenos carbocerámicos. El faldón delantero que combina con el difusor trasero y el alerón trasero de fibra de carbono sin pintar que, en conjunto, optimizan la aerodinámica.

Y aunque al BMW M4 CS lo envuelve una atmósfera muy deportiva, no prescinde de elementos de confort y última tecnología como el equipo de audio de alta fidelidad y el sistema de navegación BMW Professional, climatizador, faros LED de última generación y pilotos traseros OLED, exclusivos estos últimos de los M4 CS y M4 GTS.

El nuevo BMW M4 CS se ofrecerá únicamente en dos colores exclusivos: el “San Marino Blue Metallic” y el “Lime Rock Grey Metallic” y, aunque no se ha revelado aún el precio en España, teniendo en cuenta su precio en Alemania (116.900 euros) es probable que se quede algo por encima de los 130.000 € en nuestro país.

Fuente: BMW

En Planeta del Motor: El BMW M4 GTS marca un increíble 7:27,88 en el Nordschleife (y hay vídeo) | BMW M Competition Package: Unas horas más de gimnasio para el M3 y M4

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario