Menu
Banner Colombes

Aston Martin DB10, el nuevo coche Bond

Hoy viernes 6 de noviembre se estrena la última película de James Bond, Spectre. En esta entrega, 007 deberá salvar al mundo una vez más, y para ello contará con el apoyo del Aston Martin DB10.

En Spectre, film dirigido por Sam Mendes en el que Daniel Craig vuelve a interpretar al agente secreto más conocido de todos los tiempos, Bond debe derrotar a una organización criminal encabezada por Christoph Waltz y Dave Bautista. Como era de esperar, 007 vuelve a contar con un Aston Martin como “coche de empresa”, pero este Aston Martin no es un modelo normal y corriente.

Diseñado solo para Bond

astondb10

Tras conducir un DB5 en repetidas ocasiones, un DBS clásico y uno actual, un V8 Vantage de los años 70 y un Vanquish, Bond cuenta en Spectre con un nuevo modelo de Aston Martin, el DB10.

El Aston Martin DB10 está construido sobre la base de un V8 Vantage y cuenta con un motor V8 que le hace sobrepasar los 300 km/h. Teniendo en cuenta los años que llevan en el mercado el Vantage y el DB9, sería lógico pensar que el DB10 será el sustituto de uno de los dos.

Sin embargo, la lógica no siempre está presente al hablar de 007 ya que, el DB10 ha sido construido especialmente para la película. Creado con la colaboración de Sam Mendes, el DB10 muestra el diseño de los futuros modelos de Aston Martin.

Únicamente diez unidades del DB10 han sido creadas en total, de las cuales, Aston Martin se ha quedado con dos. El resto de vehículos fueron utilizados en el rodaje de la película. Dos de ellos, los cuales estaban equipados con jaulas de seguridad, fueron empleados para las escenas en las que el DB10 recorre las calles de Roma a toda velocidad.

Dos Aston Martin, pilotados por un especialista desde el techo del coche en un asiento especial, fueron utilizados para tomas en las que Daniel Craig debía estar en el asiento del conductor pero la escena requería la habilidad de un especialista. Otro par de DB10 fue utilizado para filmar los primeros planos, y los dos restantes fueron dotados con los conocidos gadgets de 007.

db10_1_

El DB10 compite (en exclusividad) con el Jaguar C-X75

Si bien el Aston Martin DB10 se ha convertido en uno de los coches más exclusivos de la marca inglesa, no podríamos obviar a su rival en el film, el Jaguar C-X75. Teniendo en mente el coche de 007, el villano de Spectre no iba a conducir un compacto normal y corriente -aunque tampoco llevaría algo como el Citroën Mille Pattes Michelín del que os hablamos aquí-.

2015_jaguar_c-x75_bond_30_1024x768

Fotografía: www.caricos.com

En 2011 Jaguar presentó el C-X75, el cual lucharía de tú a tú contra el McLaren P1, el Porsche 918 Spyder y el Ferrari LaFerrari. El C-X75 contaba con un motor –desarrollado a medias con Williams F1- dotado de cuatro microturbinas combinadas con un motor de combustión. Sin embargo, la crisis económica hizo que la marca de Coventry acabase por cancelar el proyecto. Afortunadamente, Jaguar no iba a dejar al que iba a ser su modelo insignia en el olvido.

En Spectre el C-X75 tiene un papel estelar como vehículo del malvado personaje de Dave Bautista. Durante el rodaje se emplearon un total de cinco C-X75, los cuales no estaban dotados del motor con el que originariamente fue concebido, sino con algo un poco más tradicional. Para poder perseguir a James Bond con su DB10, Jaguar se unió a Williams y desarrollaron el coche –en unas ocho semanas- con un motor V8 de 550 caballos, también presente en el F-Type R.

jaguar_cx75

Un Range Rover Sport SVR y un Defender modificado para combatir en la nieve

Durante el film, Bond viaja a Sölden, una estación de esquí en Austria. Debido a que los dos superdeportivos quedarían atascados a la primera de turno, se usaron para las persecuciones un par de vehículos más apropiados a las gélidas condiciones.

Bond Cars

Fotografía: www.caricos.com

En primer lugar nos encontramos con un Range Rover Sport SVR el cual también cuenta con el motor de 550 cv del Jaguar F-Type R, y es capaz de alcanzar los 100 km/h en menos de 5 segundos. Algo menos rápido, y mucho menos lujoso es el otro todoterreno que aparece, un Land Rover Defender. El impresionante Defender que vemos en pantalla estaba dotado de unas enormes ruedas de 37 pulgadas que le permitían moverse por la nieve sin el temor a quedarse atascado.

Aunque 007 haya conducido todo tipo de coches -desde un humilde Renault 11, hasta un BMW 750 iL capaz de ser conducido por un teléfono móvil, pasando por un Lotus Esprit submarino-, su leyenda siempre estará unida a la de una marca: Martin, Aston Martin.

db10_5_resized

Sobre el Autor

José Díaz

Nací el mismo año que el MX5 y el Delta Integrale 16v, lo cual solo podía significar que mi futuro iba a estar marcado por los coches. Aprendí a leer con revistas de motor, y así hasta ahora. Mi pasión por el Jaguar E-Type pudo tener algo que ver con que me decidiera a estudiar Filología Inglesa. Apasionado por todo tipo de coches, especialmente por aquellos con tres pedales.
Comments (3)
  • arribi

    creo que merece la pena ir a ver la película solo por los cochazos que aparecen en la misma. conocía el DB10 y el C-X75, perono sabía que iba a salir un Defender tan espectacular como ese. es brutalmente precioso.

Deja un comentario