Menu
Banner Colombes

Alfa Romeo Disco Volante; la osadía de Touring Superleggera

A veces, durante la historia de la industria automovilística, se ha dado el caso de marcas que han sabido llegar a tocar la fibra sensible de todos los aficionados al motor, y pocas lo han hecho con aquellas personas ajenas este mundillo. Y si alguna suele hacerlo, y a menudo, esa es Alfa Romeo. ¿Quién no sabe qué es Alfa Romeo? ¿A quién no le ha gustado alguna vez un Alfa Romeo?

Ha llegado a estar casi moribunda, comercialmente hablando, debido a una pésima gestión del grupo FIAT, llegando a tener únicamente dos modelos disponibles en su gama de cara al público, Mito y Giulietta. Hoy día se ofrece un tercer modelo pasional que hizo correr ríos de tinta digital cuando se supo de su lanzamiento final al mercado, el Alfa Romeo 4C. Un modelo que está llamado a ser el inicio de la resurrección comercial de Alfa Romeo (y lo está siendo).

2015 Alfa Romeo 4C

Y no es que el 4C haya sido un punto de inflexión en la filosofía de la marca, al contrario. Nos brinda la imagen que teníamos de Alfa Romeo años atrás, una imagen de marca desenfadada que hace que la crítica caiga a sus pies con cada modelo pasional nos brinda. Cuando Alfa Romeo se inspira en su pasado para diseñar un coche con trazos de hoy día, lo que nos brinda es un deleite a la vista.

Alfa Romeo 8C Competizione

8c cdm

Y puede que llegase a existir un modelo del que se hablara mejor que del 4C en la historia moderna de Alfa Romeo, el 8C Competizione. Diseño Made in Alfa y en el vano habría cabida para un V8 de 4,7 litros de cilindrada y ambas bancadas de cilindros conformando un ángulo de 90º. El motor, al igual que el chasis, proviene de Maserati, retocado para la ocasión con más cilindrada, de 4,2 a 4,7 litros, y aderezado con un compresor volumétrico entrega los 450 cv a 7500 rpm.

El nombre le viene de un antepasado, el Alfa Romeo 8C (a secas), que también llegó a las manos de Touring Superleggera para dar salida a carrocerías varias (Spider, Berlinetta…)

8c cdm 1930

El 8C Competizione se presentó en el Salón Internacional de Frankfurt de 2003 como prototipo, y el modelo definitivo salió al mercado en 2007 en una exclusiva tirada de 500 unidades, con pocos cambios con respecto al modelo conceptual. Sólo 500 personas en todo el mundo iban a poder disfrutar de la última excentricidad de Alfa Romeo en forma de auténtica pieza de colección. Y como toda pieza de colección, el Alfa Romeo 8C se convirtió en carne de especuladores desde el mismo momento de su presentación al público. El precio en España no se llegó a especificar, pero a buen seguro rondaría los 150.000 euros, y a día de hoy, la única unidad a la venta anunciada en internet en nuestro país tiene un precio de 200.000 euros (unidad que parece que ya se ha vendido). Apenas pasados unos años ya ha aumentado su valor en el mercado de segunda mano en más de un 30%.

alfa-romeo-8c-spider-20150422183116-5537e8f43b7df

También se llegó a comercializar una tirada limitada a 500 unidades de cara al público del 8C Spyder, la versión descapotable del Competizione (en realidad fueron 502, pero éstas dos últimas se las quedó la propia Alfa Romeo).

Y pasados unos años, a lo largo de 2012, el carrocero italiano Touring Superleggera tiene la genial idea de cambiar por completo la apariencia del 8C, intentar hacerlo más bonito para conmemorar el 60 aniversario del que fue el Alfa Romeo Disco Volante de 1952… ¿Era posible hacer más bello un coche que de por sí la mayoría de la crítica calificaba de perfecto? El propio Jeremy Clarkson en Top Gear llegó a decir que no encontró un solo ángulo desde el que el 8C fuese feo.

Sinceramente, este anuncio de Touring Superleggera se produjo en un no muy buen momento de la historia del carrocero de Milán. Sus últimos trabajos se habían limitado simplemente a modificar parte de la carrocería de algún modelo de lujo, y no con muy buen calado social… Un servidor opinaba que mejor se dedicasen a diseñar autobuses, que realmente es la principal ocupación de la empresa milanesa.

maserati touring shooting cdm

Los más sonados fueron el Bentley Continental Flying Star, una suerte de Bentley Continental Shooting Brake, y un Maserati Quattroporte “rancherizado” al que decidieron apodar Maserati Bellagio.

60 años después otro Disco Volante ve la luz

alfa-romeo-disco-volante-8

Al igual que el 8C, el Disco Volante debe su apodo a otro antepasado, también carrozado por Touring Superleggera. Data del año 1952 y sus formas dieron origen a su nombre.

No fue otro el objetivo al crear el Disco Volante que hoy día conocemos que revivir las líneas del antiguo modelo. Todas y cada unas de las líneas buscan rememorarlo.

Alfa-Romeo-Disco-Volante-Wallpaper-1920x1080

Fabricado a mano en los talleres artesanales que Touring Superleggera tiene en Milán, se necesitan más de 4.000 horas para todo el proceso de transformación, desde que un Alfa Romeo 8C entra en los talleres dispuesto a ser sacrificado, hasta que sale de ellos un flamante Disco Volante. Si habéis llegado hasta estas líneas, no os importará perder un poquito más del día que corre, con el vídeo que os pongo a continuación del proceso de carrozado y estilizado. Se pinta color oro antes de dar las capas de rojo para lograr un destello dorado cuando se observa a luz del día, todas y cada una de las aletas y piezas que componen la carrocería se moldean a mano… Y a pesar de no ser fabricado por Alfa Romeo, y de hacer desaparecer una de las 500 unidades del 8C Competizione que existen, Alfa Romeo dio el visto bueno al Disco Volante y hoy día es contemplado como un coche oficial de Alfa Romeo.

A simple vista puede parecer algo estrambótico por lo pomposo de sus líneas, pero es de esos coches que tienen algo, que cuanto más lo miras, más te enamoras. Y os esperaréis que el interior sea de lo más moderno y lujoso que hay, pero nada más lejos de la realidad. Está compuesto de materiales nobles, fibra de carbono, piel, aluminio… Pero la tecnología de la que hacía uso el 8C ya ha quedado desfasada. Y gran parte de elementos que componen el habitáculo provienen de algunos Ferrari que se dejaron de vender hace ya 10 años. Incluso algo muy característico del exterior nos resulta extrañamente familiar…

Sin título

Todo lo anterior pueden parecer cosas que no justifiquen los 600.000 euros que se dice que cuesta una de estas joyas, y aun así el precio no sería el mayor inconveniente. El mayor inconveniente es tener que sacrificar un 8C para tener este juguete de colección en tu garaje… ¿Estarías dispuesto a deshacerte de todo un 8C?

disco volante cdm

Sobre el Autor

Álex González

Ya de chico todo el mundo sabía que de regalarme algo, tenía que ser relacionado con coches. Y unos veinte años más tarde la cosa no ha cambiado. Siempre a la última en actualidad del motor y las nuevas tecnologías que lo rodean.
Comment 1
  • Enekelo

    Me ha encantado este articulo! Gracias Alex!!

Deja un comentario