Menu
Banner Colombes

Una llave inglesa en el cockpit, equivocarse con el líquido de las lentillas, y otras causas de abandonos extraños en la historia de la F1

En Fórmula 1 estamos acostumbrados a ver, prácticamente en cada carrera, abandonos causados por algún tipo de accidente o un problema técnico en los monoplazas. Pero no siempre son estas las razones por las que un piloto se ve obligado a salir de la pista. Echando un vistazo al pasado encontramos algunos ejemplos realmente extraños. Repasamos diez de ellos.

Desde una celebración prematura hasta un accidente intencionado, pasando por el típico pit stop que termina en desastre

Mark Webber, GP de Singapur 2008 – Misteriosa interferencia

El Gran Premio inaugural de Singapur celebrado en 2008 en el circuito de Marina Bay será recordado como un fin de semana muy peculiar. En la vuelta 29 de la primera carrera nocturna celebrada en la historia de la Fórmula 1, el piloto australiano Mark Webber se vio obligado a detener su coche mientras luchaba por el podio. El RB4 sufrió, al parecer, una misterios interferencia electrónica en su caja de cambios. El corto hizo que esta tratase de seleccionar dos marchas al mismo tiempo y, por lo tanto, rompiese.

Tras la carrera, Red Bull señaló que el fallo fue causado por una transferencia de energía electromagnética llegada por el paso de un tranvía que circulaba cerca de la curva 13 del circuito. Webber no sería el único en sufrir este problema durante el fin de semana. El francés Sébastien Bourdais se vería afectado por el mismo caso en la sesión del viernes.

Al año siguiente, el equipo austriaco añadió una protección adicional en su monoplaza para así evitar esta señal. Y es que, pesar de las escasas posibilidades de que esto vuelva a suceder, todavía es un factor que preocupa a los equipos.

Gerhard Berger, GP de Portugal 1993 – Fallo en el sistema de suspensión activa

A finales de los años 80 y principios de los 90, los sistemas de suspensión activa fueron una de las mejoras más revolucionarias a nivel técnico introducidas en la Fórmula 1. Se inició una nueva carrera por implementar este avance tecnológico, que no tardó en ser prohibido. A pesar de ser un avance que mejoraba drásticamente el comportamiento de los coches, se produjeron algunos incidentes.

Durante el Gran Premio de Portugal de 1993 en Estoril, Gerhard Berger sufrió un extraño accidente tras una parada en boxes. Lo que a ojos de todos pareció un error del conductor, resultó ser un fallo de lectura de los baches de la pista por parte del sistema de suspensión del Ferrari F93A. Esto causó que Berger perdiese el control del monoplaza y atravesase de lado a lado la pista para acabar contra los muros.

Christijan Albers, GP de Francia 2007- Pit Stop caótico

Más de un percance hemos visto durante las paradas en boxes. En 2007, durante la celebración del Gran Premio de Francia, el piloto Christijan Albers decidió volver a la carrera mientras su Spyker continuaba repostando.

Las señales de su equipo durante el pit stop no fueron suficientes para frenar las ganas del holandés de regresar a pista. La imprudencia trajo como consecuencia que Albers arrancase la manguera de la plataforma de reabastecimiento de combustible y se la llevase puesta hasta la salida de boxes. Allí, al percibir el aleteo de la manguera, se vio obligado a detener el monoplaza.

Johnny Herbert, GP de Italia 1998 – Llave inglesa dentro del cockpit

El piloto inglés Johnny Herbert tuvo que abandonar el Gran Premio de Italia en el año 1998 porque al parecer no viajaba solo. En el interior de su Sauber encontraron una llave inglesa que uno de los mecánicos del equipo suizo olvidó dentro. La dichosa herramienta no permitió accionar el pedal de freno a Herbert, lo que conllevo que este saliese de pista y golpease las protecciones.

Jenson Button, GP de Mónaco 2010 – McLaren abrasado

Jenson Button, es otro de los pilotos que en su día sufriría un problema relacionado con un fallo por parte de uno de sus mecánicos. Durante el Gran Premio de Mónaco de 2010 uno de los hombres que trabajaba en el monoplaza del piloto inglés olvidó retirar la cubierta de enfriamiento encargada de refrigerar el ala izquierda del coche. Debido a una importante falta de flujo de aire, Button no tuvo más remedio que apagar el motor de su McLaren tras sufrir un grave sobrecalentamiento. En la subida de Santa Devota finalizaría la carrera para del inglés después de sólo dar tres vueltas al trazado.

Gerhard Berger, GP de Italia 1995- Cámara onboard despedida

Otro de los sucesos más enrevesados de la historia de la Fórmula 1 tuvo lugar durante el Gran Premio de Italia en 1995. Después de un toque entre el Williams-Renault de Damon Hill y Benetton de Michael Schumacher que terminaría retirando a los dos pilotos, Ferrari parecía tener cocinado el doblete en casa. Jean Alesi y Gerhard Berger lideraban la carrera por delante del piloto de Benetton, Johnny Herbert, cuando en la vuelta 32, una de las cámaras OnBoard del monoplaza de Alesi se desprendió. La lente se estrelló contra la suspensión del Ferrari de Berger, causando un serio daño que obligaba al austriaco a retirarse en el acto.

Ferrari ni siquiera conseguiría la victoria este año en Monza ya que a falta de tan sólo unas vueltas para el final, un rodamiento de una de las ruedas del monoplaza de Alesi causaba un problema que retiraba al piloto de la carrera.

Nigel Mansell, GP de Canadá 1991 – Celebración anticipada

Otro de los errores más sonados de la Fórmula 1 lo cometería el piloto británico Nigel Mansell durante el Gran Premio de Canadá en 1991. Después de haber liderado cada vuelta de la carrera, el de Williams decidió reducir en ritmo a falta de unas curvas para celebrar la victoria saludando al público de Montreal. Fue entonces cuando su monoplaza, después de rodar a bajas revoluciones durante varias curvas, se caló en los últimos metros. Nelson Piquet, que ocupaba el segundo puesto, lograría su última victoria en Fórmula 1 en este trazado.

Hans Heyer, GP de Alemania 1977 – El alemán más pillo

El alemán Hans Heyer ha sido sin duda uno de los pilotos más versátiles de la historia del automovilismo. Aunque su especialidad siempre fueron las competiciones Gran Turismo, en 1977 decidió probar suerte por segunda vez en Fórmula 1. A pesar de no haberse clasificado para correr el Gran Premio de Alemania y de no tener ningún permiso específico para competir en la categoría, Heyer no pondría obstáculos para salir a pista en su casa.

Según la normativa de aquel año, si algún piloto tenía un problema, los siguientes clasificados ocupaban una plaza de reserva que les permitía salir a pista. El alemán, preparado en todo momento en la zona de boxes, aprovechó una caótica salida para salir a pista sin permiso y sin que ningún comisario lo advirtiera.

Hans Heyer, a bordo de un Penske PC4 y con el público entregado, rodaría durante 9 vueltas hasta que un problema en la caja de cambios le obligó a parar su coche. En ese momento, el piloto alemán fue descalificado. El gran Heyer siempre recordará la fecha como el día en que se coló en una carrera de Fórmula 1.

Nelson Piquet Jr., GP de Singapur 2008 – Accidente intencionado o el ‘Crashgate’

Durante el Gran Premio de Singapur de 2008, Nelson Piquet Jr. estrellaba contra los muros su R28 deliberadamente. El ”accidente” permitiría que, a la salida del Safety Car, su compañero de equipo Fernando Alonso que ya había pasado por boxes, consiguiera la primera posición en la carrera. El piloto español se haría con la victoria.

Al parecer Nelsinho que se veía con un pie fuera del equipo al año siguiente, accedió a realizar la maniobra pensando que esto supondría su renovación. Esto no sucedió y el piloto brasileño fue despedido de Renault a mediados de la temporada siguiente. El caso, conocido como ‘Crashgate’, derivó en una trama de polémicas que se convirtió en uno de los mayores escándalos en la historia del deporte.

Jacques Laffite, GP de Estados Unidos 1975 – Confusión fatídica

Por último y no por ello menos curioso, tenemos que hablar de lo que le sucedió en 1975 a Jacques Laffite. En el fin de semana en el que se celebrará el Gran Premio de los Estados Unidos, el francés cometió un doloroso despiste antes de salir a pista.

El piloto de Williams-Cosworth, antes de dar comienzo la prueba y mientras ponía a punto la visera de su casco y aclaraba sus lentillas, confundió los productos de limpieza empleados para dichas prácticas. Puede que los nervios traicionaran al pobre de Laffite que, tras dejar caer una buena cantidad de jabón sobre sus ojos, tuvo que tomar la decisión de no comenzar el gran premio.

El mayor susto se lo llevó Frank Williams que en tiempo récord tuvo que elegir un sustituto. Lella Lombardi fue la seleccionada. Desafortunadamente los mecánicos de la escudería no tuvieron tiempo suficiente para adaptar el cockpit a la piloto italiana y el equipo quedó sin representación en la carrera.

Fuente: WTF1

Artículos relacionados: Los monoplazas más raros en la historia de la Fórmula 1 | Los monoplazas más raros en la historia de la Fórmula 1 (II)  

Sobre el Autor

Javier Jiménez

Sorry no comment yet.

Deja un comentario