Menu
Banner Colombes

Increíble pero cierto: ¡Ya se han fabricado 1 millón de Mazda MX-5!

No todos pueden decir que han fabricado 1 millón de unidades de un mismo modelo. Es un hito, un sinónimo de éxito comercial, que cobra una dimensión especial cuando se trata de un modelo deportivo. Y esto es, precisamente, lo que ha conseguido Mazda con el Mazda MX-5 durante los últimos 27 años: desde que se presentara en el Salón de Chicago de 1989, ya se han fabricado más de 1 millón de unidades del ya mítico Miata. ¡Se dice pronto!

4 generaciones y 27 años después, el Mazda MX-5 se convierte en millonario

El primer MX-5 (denominado internamente como NA) se presentó en Chicago en el mes de febrero y poco después, en abril de ese mismo año,  se comenzó a fabricar en la planta de Ujina nº 1, en Hiroshima. Montaba un pequeño motor que cubicaba 1.6 litros y rendía una potencia máxima de 115 CV. Eso sí: era suficiente para mover los 955 kilogramos que pesaba aquel coche.

Mazda MX-5 - all generations

Tendrían que pasar ocho años para ver la segunda generación del MX-5, que se presentó en la edición de 1997 del Salón de Tokyo. Fiel a su estilo de potencia contenida y ligereza, la segunda generación (NB) se lanzó con dos motorizaciones: un bloque 1.6 litros y 110 CV y otro de 1.8 litros que rendía 140 CV.

Fue esta segunda generación la que vio, en mayo del año 2000, cómo el Miata entraba en el libro Guinness de los récords como el deportivo biplaza más vendido del mundo con 531.890 unidades producidas. Tras establecer dicho récord, numerosas actualizaciones se han sucedido para mantenerse en lo más alto del podio de ventas entre los deportivos del mundo.

“Desde la primera generación a la cuarta, la razón por la que hemos seguido vendiendo el Mazda MX-5 durante todos estos años no ha sido otra que el apoyo incombustible de entusiastas de todo el mundo”

En marzo de 2005 se presentó en el Salón de Ginebra la tercera generación, que era un coche totalmente nuevo ya que no compartía ningún componente con el MX-5 anterior.

En julio del año siguiente, a muchos puristas se le pondrían los pelos como escarpias cuando Mazda presentó la versión con techo rígido de apertura eléctrica. Aún así, las ventas continuarían viento en popa hasta llegar a las ediciones especiales conmemorativas de los 20º y 25º aniversarios, la primera de ellas limitada a sólo 2,000 unidades para toda Europa.

Sigue siendo el rey

En septiembre de 2014, cinco meses después de celebrar el 25º aniversario del modelo, se presentó la cuarta y actual generación. Esta la encontramos disponible con dos propulsores, ambos de gasolina: uno de 1.5 litros y 131 CV y otro de 2 litros y 160 CV —disponibles en España desde 25,550 y 28,350 euros, respectivamente—.

Mazda MX-5_1 millón

La unidad 1 millón se presentará en eventos de aficionados de todo el mundo: el primero de ellos será el próximo 3 de mayo en Japón, con motivo del Festival de las Flores de Hiroshima y después viajará al Festival de Goodwood

El MX-5 de cuarta generación (ND) es más corto que cualquiera de las modelos anteriores (3915 mm) y es hasta 100 kilogramos más ligero que la generación a la que reemplaza. A este modelo se ha unido recientemente el MX-5 RF, que es, además, la única versión que podrá equipar transmisión automática.

Ahora, tras numerosos cambios, una constante evolución y más de 250 premios en su haber, el MX-5 sigue fiel a sus principios de diversión al volante, ligereza y precio asequible, las claves para haber alcanzado el millón de unidades de fabricadas. La unidad 1 millón se presentará en eventos de aficionados de todo el mundo: el primero de ellos será el próximo 3 de mayo en Japón, con motivo del Festival de las Flores de Hiroshima, donde el coche tomará parte en el Desfile de las Flores. Después viajará al Reino Unido, donde se expondrá el 26 de junio en el Festival of Speed de Goodwood, y continuará desde allí la parte europea de su periplo. Todo ello, dice Mazda, como muestra de agradecimiento a los aficionados y propietarios del Mazda MX-5.

 

Sobre el Autor

Diego Gutiérrez

Aprendí a leer con los nombres de los coches que veía por la calle. A los 6 días de sacarme el carné, rompí un diésel atmosférico. Disfruto conduciendo cualquier cosa con motor y ruedas y en mis ratos libres estudio cosas ingenieriles.

Sorry no comment yet.

Deja un comentario